Salud

CCSS salió a buscar brazos por escasez de interesados en vacunarse contra la covid-19

Poca afluencia de personas en los vacunatorios, forzó al personal de entidad a inyectar en plena calle, sodas, pulperías e incluso casa por casa

Personal de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) enfrentó este fin de semana otro inconveniente más en su esfuerzo para limitar la pandemia: escasez de personas interesadas en aplicarse la vacuna contra la covid-19.

La escasa afluencia forzó así los funcionarios de la Caja a improvisar acciones para inyectar a la población donde fuera: comercios, sodas, pulperías y casa por casa, reconoció la institución.

Lo que se preveía como un fin de semana de vacunación intensa o “vacunatón” según la CCSS, se transformó en una carrera contra el reloj para evitar una pérdida de dosis frente a un mal que tiene los hospitales saturados de enfermos y forzó a reactivar medidas restrictivas al movimiento.

La estrategia de ir a buscar personas se ha hecho en poblados del país lejos de centros de vacunación por parte de la CCSS. Sin embargo, ahora se repite más por la mayor disponibilidad de dosis pero menos interesados en inocularse.

Este sábado en Limón, la CCSS reportó apenas 105 personas que asistieron al vacunatorio en la Catedral y se visitaron en sus casas.

En Puerto Viejo, el vacunatorio de Old Harbour (donde siempre hay más volumen de vacunas), los funcionarios tuvieron dificultades para que les abrieran las puertas de las viviendas. Incluso recurrieron a voluntarios en los barrios para convencer a los vecinos.

“Llamamos a la población talamanqueña a que se acerque, nuestro personal los espera, tenemos diferentes puntos de vacunación y un vacumóvil; una ambulancia con la cual visitamos diferentes sitios buscando mayores de 18 años sin la primera dosis aún, además realizamos visitas casa a casa en territorios indígenas”, explicó este domingo el doctor Mauricio Solano Corella, director del área de salud de Talamanca.

Otro escenario similar lo afrontó el personal del área de Salud San Juan-San Diego-Concepción en Tres Ríos cuando, a falta de personas en el centro comercial Terramall donde estaban vacunando, abordaron una ambulancia para irse a las comunidades a buscar gente.

Funcionarios de la Caja también se colocaron en la feria del agricultor en San Rafael de Heredia, mientras sus colegas del área de salud Zarcero hicieron lo mismo en un toldo blanco, en una esquina del parque en ese cantón.

Este domingo, funcionarios de Tilarán también debieron aplicar primeras dosis en comercios, sodas y pulperías.

A tomar en cuenta

Este domingo, los vacunatorios del país cerrarán a las 8 p. m.

Quienes aún no tienen la primera dosis, pueden ir a cualquiera, sin necesidad de pertenecer a su zona de adscripción. No se requiere cita y se irá inyectando, según vayan llegando las personas. La lista de lugares puede consultarse en el sitio web de la CCSS.

En esta campaña se inyecta la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Por ello, están excluidos menores de edad. Esta última población puede recibir solo la vacuna de Pfizer y BioNTech, al ser la única con autorización de uso de emergencia para individuos de 12 y 17 años.

Por ahora, las vacunas de Pfizer se utilizan para completar esquemas de quienes recibieron su primera dosis hace ocho semanas y en embarazadas. También en mayores de 58 años quienes han quedado rezagados, pero de previo, tienen que coordinar con el área de salud respectiva para reservar sus dosis.

Mientras tanto, la administración de segundas dosis se mantiene según las fechas programadas. No obstante, esa segunda debe recibirse en la misma sede donde se puso la primera y según la cita que le asignaron a la persona.

Reclamos

Esto último molesta a algunos de quienes acudieron a otro sitio, por cercanía o comodidad, o porque no vieron filas y; sin embargo, sus dosis les fueron negadas.

“Fui, pero en Cartago hay restricciones por el área donde vives, muy lamentable. Yo busco mi segunda dosis”, señaló en el Facebook de la institución, Anel Valladares Castrillo.

Ante esto, la CCSS responde: “Si la persona requiere aplicársela en otro centro de salud, debe coordinar previamente con el establecimiento para que puedan agendar y tener disponible su dosis. En caso de no tener disponibilidad del fármaco en el establecimiento de salud, se asignará la fecha de vacunación más próxima posible”.

Otro reclamo es que el adelanto de segundas dosis, para recibirla ocho semanas después de la primera y no 12 semanas después, solo aplica para edades entre 30 y 57 años, pese a que hay personas de menor edad dispuestas a recibirla antes y a no esperar las 12 semanas establecidas para este rango de edad.

“Me faltan tres meses para los 30 y no me permitieron recibir la segunda, aunque no había fila ni para primeras ni para segundas dosis”, se quejó otra usuaria, también en el Facebook de la institución.

Un punto que las autoridades recuerdan es que el grueso de dosis de esta campaña es de la farmacéutica AstraZeneca, y esta no puede utilizarse en quienes ya recibieron su primera dosis de Pfizer.

Por otra parte, el esquema de ambas dosis de AstraZeneca está aprobado para realizarse con 12 semanas de distancia y no con menos tiempo.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.