Ángela Ávalos. 24 diciembre, 2014

La Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) pidió a la Presidencia Ejecutiva y a las gerencias hacer una propuesta para reestructurar el nivel central de la institución el próximo año.

cifras

¢128.000

Millones para equipo, infraestructura y mantenimiento para el 2015. Esa cantidad es 2,6 veces mayor a la invertida en el 2011, según gerencia financiera.

$3 billones

Presupuesto 2015: ¢1,82 billones son para Salud, ¢1,2 billones para de Pensiones y ¢132.800 millones para Régimen No Contributivo.

¢650.000

Millones de deuda estatal, según CCSS. Se trabaja en convenio para hacer pago, que podría estar a mediados de 2015.

Lo anterior incluye la posibilidad de reubicar, si fuera necesario, a algunos de los 3.500 funcionarios que se dedican, principalmente, a labores administrativas de cobertura nacional.

Esos empleados no solo laboran en el edificio central, en San José, sino en áreas como el Laboratorio Nacional de Citologías y el Banco de Sangre.

La información fue confirmada ayer por la presidenta ejecutiva de la Caja, María del Rocío Sáenz Madrigal, en la última conferencia de prensa del año.

Esta propuesta, agregó la jerarca, debe estar lista en la primera quincena de enero.

“El sentimiento y la percepción de los miembros de Junta es que el nivel central de la Caja debe ser más eficiente y que tenemos que tener un proceso de toma de decisiones más rápido.

”Esto va a tener que pasar por un análisis de procesos, ver cómo mejoramos los flujos de procesos para la toma de decisiones y, probablemente, va a llevar a reubicación de personas de nivel central”, dijo Sáenz.

La medida forma parte de los cambios en el modelo de gestión de la atención en salud , uno de los objetivos que persigue la actual administración de la Caja.

También están el desarrollo del primer y segundo nivel de atención en salud (Ebáis y hospitales regionales y periféricos, respectivamente) e iniciativas como el Expediente Digital Único en Salud (EDUS).

De acuerdo. Para el gerente administrativo de la Caja, Manuel León Alvarado, la petición de la Junta tiene todo el sentido. Su gerencia está a cargo de Recursos Humanos.

“Lo que se nos pide es hacer más eficientes los servicios a nivel central. No se trata de restringir o afectar a los empleados. El nivel central responde a las necesidades nacionales. Eventualmente, podría haber gente para trasladar a la gestión de los servicios de salud, pero es algo que se debe revisar”, explicó León.

Según este gerente, la propuesta se maneja internamente entre las diferentes gerencias y la Presidencia Ejecutiva. Posteriormente, agregó León, habrá posibilidad de que los sindicatos se pronuncien.

El gerente financiero, Gustavo Picado Chacón, ve necesario realizar una propuesta en esa vía.

“Estamos absolutamente de acuerdo con todo lo que genere eficiencia, simplificación, hacer las cosas de mejor manera y hacer más cosas con lo mismo que tenemos.

”La institución ha marcado historia por más de 70 años, pero llega un momento en que hay que repensarla, redimensionarla y relanzarla para los próximos años. Camino a los 100 años de la institución, creo que ha llegado el momento justo de hacer las cosas diferentes”, dijo Picado.

Sobre la eventualidad de reubicar o recortar personal, Picado sostuvo que eso solo lo dirán los estudios que se hagan.

“La reestructuración no debe responder a un criterio de tener menos personal. Yo creo, fundamentalmente, que debemos tener personal más productivo, más eficiente y comprometido y personal cuya hora de trabajo aporte. Debe haber un principio de eficiencia, eficacia, de oportunidad de los servicios, de integración y articulación, y ya veremos si después de eso hay personal de más o de menos”, dijo Picado.