Salud

CCSS experimentará ‘hospitales de día’ en dos centros médicos

Proyecto ahorraría 1.000 internamientos en 2020; se iniciará en el Calderón Guardia y Nacional de la Mujer; entidad también trabaja para aumentar atención de pacientes en las casas

Con una modalidad de servicio mediante la cual los enfermos no se quedan a dormir en el hospital para recibir la atención que necesitan, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) espera evitar al menos 1.000 internamientos en el 2020.

El proyecto que comenzará en el Rafael Ángel Calderón Guardia y en el Nacional de las Mujeres –Maternidad Adolfo Carit– se le conoce como hospital de día y se estima que solo en un año representaría un ahorro de poco más de ¢600 millones para la Caja.

Este sistema ha funcionado de manera aislada en otros centros médicos públicos, entre ellos los hospitales de Geriatría, San Carlos, San Vicente de Paúl, La Anexión y Turrialba. Sin embargo, será hasta el próximo año cuando la institución lo ejecute de manera escalonada en todo el territorio con un plan integrado en red.

El Calderón y la Maternidad se prestan para el ensayo por la complejidad de las atenciones que brindan y el volumen de pacientes que manejan, explicó Adelaida Mata Solano, coordinadora del proyecto en la Dirección de Desarrollo de la Gerencia Médica.

La meta es tener hospitales de día en todo el país de aquí al 2022, pero será de manera paulatinamente, informó el gerente médico de esa institución, Mario Ruiz Cubillo.

Se arrancará con hospitales nacionales y especializados, y se continuará con el fortalecimiento de la red en los regionales y periféricos.

“Antes uno pensaba que todos los pacientes con infección de herida quirúrgica debían estar internados recibiendo antibiótico. A lo largo del tiempo, nos hemos dado cuenta que no. Pueden estar en la casa y venir adonde haya personal capacitado a recibir antibiótico y curaciones.

“Esto ha ido de la mano de un cambio cultural para el personal de salud, los pacientes (que sepan que no es necesario estar internados para recibir una atención de calidad), y de la evolución de la tecnología (pueden estar en casa recibiendo tratamiento)”, explicó el gerente.

Mata explicó que se trata de sustituir parte del internamiento convencional por internamientos diurnos, en los cuales el paciente recibe los mismos servicios como si estuviera con hospitalización de 24 horas, con el plus de que está con su familia, en su comunidad, y si su estabilidad lo permite, incluso, puede regresar al trabajo.

Esto se debe hacer con una comunicación constante con el equipo de salud. “Es un logro importante y un salto significativo en la calidad de los servicios”, agregó Mata.

Objetivo: pacientes satisfechos

El nombre completo del plan es ‘hospital de día polivalente’, porque incluirá a pacientes de todas las edades y de todos los servicios.

También se le ve como una “modalidad no tradicional de atención” que por sus características, requiere un cambio cultural tanto en el paciente, su familia y el personal de salud.

Se le considera una especie de interfase o transición entre el hospital tradicional, y un servicio que también ha ido cobrando auge en la institución en las últimas décadas: la atención domiciliaria de enfermos.

“No es nada nuevo. Lo que estamos haciendo es fortaleciendo lo que ya hay. Requiere aporte económico para recurso humano e infraestructura.

"Se necesita crear confianza para soltar al paciente, y esto implica articulación de recursos. Incluye protocolos clínicos de atención y crear una respuesta eficiente fuera del escenario hospitalario”, agregó Mata.

Para echar a andar los hospitales de día en seis centros de la CCSS, de aquí, al 2022, la institución contrató seis equipos con cinco profesionales cada uno, para que se encarguen de desarrollar estos servicios pues no se trata de ‘quemar’ o agotar al personal que ya está en otras tareas.

Aunque el hospital de día implicará para la Caja un ahorro de recursos, la institución asegura que el objetivo principal es generar un impacto positivo en el paciente, su familia y la comunidad, porque los beneficios han sido constatados con estudios en otros países.

De acuerdo con cálculos muy conservadores de la CCSS, esta modalidad podría disminuir hasta en 4 días de estancia una hospitalización tradicional que, usualmente, requeriría siete días de internamiento.

También implicaría que en un tratamiento con antibióticos de 30 días, solo se podrían necesitar tres días de hospitalización tradicional y 27 en hospital de día: con visitas periódicas al centro de salud, recibiendo atención especializada, pero durmiendo en casa y sin dejar de convivir con la familia.

Atención en casa

El gerente médico de la Caja prevé que, en un futuro no muy lejano, muchas de las atenciones de la institución se brinden en los hogares de los pacientes, que se convertirían en una extensión del sistema de salud.

“Es la medicina del futuro”, dijo Ruiz, quien precisó que la institución tiene 5.525 camas en todos sus hospitales. La aspiración es tener más fuera de ellos.

Por ejemplo, el Nacional Geriátrico ve a más pacientes fuera de sus cuatro paredes (700, según el último registro), de lo que tiene dentro (cuenta con 144 camas de internamiento). Los servicios geriátricos están entre los más desarrollados y consolidados.

Entretanto, en el Max Peralta de Cartago, desde que abrió la Unidad de Atención Domiciliar Geriátrica, en el 2009, se han dado más de 6.000 atenciones.

En ese centro, la Unidad de Cuidados Paliativos ve 35 pacientes al mes en sus casas. Esta es otra especialidad con atención frecuente en domicilio por las características de sus pacientes: son enfermos con padecimientos terminales.

Solo en programas de atención domiciliaria, desde el 2015 la CCSS ha duplicado la cantidad de consultas anuales en las que equipos de salud visitan periódicamente a enfermos en sus casas en todo el territorio nacional.

Los pacientes agradecen este servicio, que les evita separarse de sus familias y les permite llevar una vida relativamente normal sin tener que experimentar la vivencia de un hospital, pero con la atención en casa de personal hospitalizado.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.