Ángela Ávalos, Fernando Gutiérrez. 16 mayo

De nuevo, los vecinos de Cartago, encabezados por las autoridades municipales levantaron la voz de protesta contra la CCSS al considerar que el proyecto para construir el nuevo hospital Max Peralta quedó varado.

Lo hicieron en una carta enviada por el alcalde Rolando Rodríguez Brenes al presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya Hayes,donde le manifiesta la preocupación que existe en la comunidad porque no ven "un avance real de la construcción”.

“Nos han presentado anteproyectos y planes, pero la tan esperada obra no da inicio. Urge intensificar las acciones en función de la pronta aprobación del plan funcional (...) un trámite necesario para que la Gerencia de Infraestructura pueda avanzar en la construcción de esta obra tan urgente para el pueblo cartaginés”, dijo Rodríguez en la misiva, del 14 de mayo.

El vicepresidente de la Junta de Salud, Eduardo Castillo, confirmó que se han presentado atrasos administrativos para iniciar el proyecto. Por esa razón, piden una reunión a la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La Junta también pidió la entrega del cronograma para la construcción del nuevo centro médico, el cual, según la última información, tenía que estar listo a finales del 2022.

Avanzada la tarde del jueves, la Caja envió un comunicado para responder a la queja. Según el documento, el proyecto no se ha detenido y sigue siendo “una prioridad” en el portafolio de proyectos.

Según la institución, hay cinco empresas precalificadas para participar en el proceso licitatorio, cuatro costarricenses y una extranjera.

“Se cuenta con todos los estudios que permiten garantizar a la población que se construirá un establecimiento de salud con todos los estándares de calidad y de seguridad que se solicitan tanto nacional como internacionalmente para una obra de esta envergadura”, dijo la Caja.

El Hospital Max Peralta atiende a más de medio millón de personas. En las últimas dos décadas, ha recibido de parte de políticos de turno y autoridades de la Caja infinidad de promesas para mejorar los servicios, luego de que lo premiaran con un cambio de categoría.

En mayo del 2001, el hospital se convirtió en el único centro regional con categoría A. Ese perfil solo lo tienen centros como el México, el San Juan de Dios y el Calderón Guardia.

El cambio vino con un paquete de promesas de las cuales la principal fue la construcción del nuevo edificio para sustituir la actual edificación saturada, de 21.100 metros cuadrados, la cual no da abasto y ha tenido que expandirse otros 6.656 metros a edificios alquilados.

Hasta ahora, el único avance conocido era la adquisición del terreno, ubicado en Tejar de El Guarco.

El actual hospital, según el municipio, tiene un faltante de seis quirófanos, además de todos los problemas por la saturación del servicio de Emergencias, donde con frecuencias hay pacientes que esperan atención en los pasillos.

Información actualizada a las 6 p. m. con la versión de la CCSS.