Ángela Ávalos. 24 enero
El Calderón invirtió, con apoyo de la CCSS, ¢300 millones para mejorar las condiciones de bioseguridad del área de neonatos, maternidad, partos y cuidado intensivo neonatal. Las mejoras se tuvieron que hacer luego de que se detectó la contaminación con una bacteria. GRACIELA SOLÍS
El Calderón invirtió, con apoyo de la CCSS, ¢300 millones para mejorar las condiciones de bioseguridad del área de neonatos, maternidad, partos y cuidado intensivo neonatal. Las mejoras se tuvieron que hacer luego de que se detectó la contaminación con una bacteria. GRACIELA SOLÍS

El Hospital Calderón Guardia reiniciará la atención de nacimientos a partir del próximo viernes, anunciaron autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La decisión se toma luego de que un equipo técnico del Ministerio de Salud dio su visto bueno a los trabajos de mejora en el área de Maternidad y Neonatología, cerradas desde el 13 de diciembre anterior tras detectar la contaminación con una bacteria.

El centro médico invirtió ¢300 millones en la sustitución de pisos, paredes y cielorrasos entre varias de las mejoras que se hicieron para aumentar el nivel de bioseguridad para funcionarios y pacientes, informó la gerenta médica de la Caja, María Eugenia Villalta Bonilla.

En un recorrido de medios por las nuevas instalaciones, se pudo observar la colocación de ventanas especiales para dar más privacidad a las pacientes y a sus bebés, así como la instalación de aires con capacidad de filtrar microorganismos que enferman a las personas.

La pintura colocada en paredes es antibacterial, y se dispuso de lavamanos con dispositivos para desinfectantes en todos los salones; algo que antes no era frecuente.

(Video) Hospital Calderón Guardia reinicia atención de partos y bebés graves

Para completar en tiempo el proyecto, se implementaron turnos de trabajo. De esta manera, se dispuso de operarios las 24 horas del día.

Aunque la Caja prometió tener listas las mejoras a más tardar el 31 de enero, los trabajos quedaron concluidos el pasado fin de semana.

"La orden del Ministerio era para llevar a cabo el plan remedial en seis meses y nosotros lo sacamos en 15 días. No hemos dormido casi ni hemos tenido vacaciones", dijo Marco Segura, director administrativo financiero del Calderón.

Pantalla completa Reproducir
1 de 6

César Gamboa Peñaranda, de la Dirección de Servicios de Salud del Ministerio de Salud, reconoció el esfuerzo del Calderón por aumentar el nivel de bioseguridad de las instalaciones.

“Se sobrecumplió (sic). Queda garantizada la seguridad para la prestación del servicio", dijo en conferencia de prensa donde anunció la autorización para la reapertura.

Ese Ministerio emitió en diciembre dos órdenes sanitarias contra el Hospital Calderón Guardia debido a la contaminación con una bacteria. No fue necesario ordenar el cierre del área, porque el mismo hospital tomó la decisión como medida preventiva.

Medida de protección

La aparición de la bacteria Serratia liquefaciens por primera vez en ese hospital coincidió con la muerte de seis bebés prematuros.

Diversos cultivos de laboratorio identificaron a la Serratia, que es un microorganismo poco frecuente dentro de las causas de infección intrahospitalaria. Puede producir infecciones en la sangre, pulmones y vías urinarias.

"De los seis niños que fallecieron, solo en cuatro estaba presente la Serratia. De esos cuatro, la autopsia pone como causa de muerte la prematuridad, y solo en uno de ellos se asocia a sepsis (respuesta del organismo a una infección bacteriana).

"Este caso se tiene que analizar a lo interno del servicio de Neonatología junto con Patología (del Calderón) para identificar la causa de muerte", explicó Villalta.

Solo la maternidad, atiende más de 5.700 partos al año.

Según datos de la oficina de Estadística de ese centro de salud, mensualmente se registran 500 egresos en Obstetricia y 104 egresos de Neonatología por diferentes causas, además de partos.

De izquierda a derecha, César Gamboa, del Ministerio de Salud, María Eugenia Villalta, gerenta médica de la CCSS y Taciano Lemos, director del Calderón Guardia, hablaron sobre la reapertura de la maternidad de ese hospital. GRACIELA SOLÍS
De izquierda a derecha, César Gamboa, del Ministerio de Salud, María Eugenia Villalta, gerenta médica de la CCSS y Taciano Lemos, director del Calderón Guardia, hablaron sobre la reapertura de la maternidad de ese hospital. GRACIELA SOLÍS

Mientras esos servicios estuvieron cerrados, otros hospitales de la red atendieron los 25 partos que, en promedio, ve el Calderón todos los días.

El apoyo principal vino de los hospitales Nacional de las Mujeres, San Juan de Dios y México, así como del Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) de Desamparados.

La experiencia con este CAIS motivó a la Caja a ordenar que se mantenga trabajando como una maternidad para atender los partos de baja complejidad, y así descongestionar hospitales capitalinos.

"Ha sido una excelente experiencia con la apertura. Tenemos enfermeras obstetras, médicos ginecólos haciendo guardias y realmente es una planta física que puede dar más. En estos dos meses, se pudieron desarrollar más habilidades del equipo y hay cobertura 24 horas. Vamos a mantener abierta esta maternidad para continuar viendo el bajo riesgo", confirmó Villalta.

Este CAIS pasó de atender dos partos al día a 14 o 19, con cesáreas. Solo en diciembre, atendieron 178 partos y 33 cesáreas, y en lo que va de enero registra 168 nacimientos y 23 cesáreas.

"Es una planta física que debe aprovecharse", reiteró la gerenta, quien tiene como plan desarrollar esa maternidad y dedicar al alto riesgo la atención en hospitales nacionales como el Calderón, San Juan y México.