Ángela Ávalos. 11 mayo
En mayo del 2016, la enfermera Cinthia Molina vacunó a Briana Hidalgo, de 3 años, en el Ebáis de Hatillo 2. Foto: Diana Méndez
En mayo del 2016, la enfermera Cinthia Molina vacunó a Briana Hidalgo, de 3 años, en el Ebáis de Hatillo 2. Foto: Diana Méndez

La campaña nacional de vacunación contra la influenza arrancaría en junio, con la meta de proteger a 1,3 millones de personas contra el virus que produce la gripe.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) invertirá $7 millones en la compra de las dosis, las cuales aún no han ingresado al país y primero deben pasar por control de calidad, informó la oficina de prensa.

Estas jornadas masivas de vacunación se realizan para proteger, especialmente, a grupos de riesgo: adultos mayores, embarazadas, diabéticos, obesos, cardiópatas y niños entre los seis meses y los cinco años.

Normalmente, se han iniciado entre mayo y junio de todos los años, de cara al comienzo de las lluvias en el país, cuando repuntan las infecciones respiratorias agudas graves (IRAG).

Las personas más afectadas por estos virus son los niños pequeños y los adultos mayores. De acuerdo con datos de la CCSS, este año se espera vacunar unas 327.000 personas de 60 años y más.

En el 2016, uno de los años en donde las IRAG afectaron a más personas en todo el país, fallecieron 119 personas por esa causa, y el 93% de las víctimas mortales no tenía vacuna.

(Video) Protéjase de la gripe

Los grupos a los que va dirigida la campaña, como todos los años, son los siguientes:

- Todas las embarazadas sin distingo de su edad gestacional.

- Todos los niños entre los seis meses y los cinco años de edad.

- Todas las personas mayores de 60 años.

- Quienes tengan entre cinco y 60 años y que padezcan alguna enfermedad respiratoria crónica, diabetes, obesidad mórbida, enfermedades del corazón, inmunosupresión congénita o adquirida, hemoglobinopatías, cirrosis, desnutrición moderada o severa y personas con otros padecimientos como síndrome de Down, problemas neurológicos o parálisis cerebral infantil.

Este viernes, el Hospital Nacional de Geriatría y Gerontología hizo un llamado a la población adulta mayor y a sus familias, para que acudan a vacunarse cuando se inicie la campaña.

En la jornada nacional del año pasado se logró una cobertura del 97%. Sin embargo, hubo grupos como los cardiópatas donde la respuesta fue mucho menor.

Técnica de lavado de manos
Técnica de lavado de manos

Para este año, se espera incrementar la respuesta de grupos que, tradicionalmente, ha costado que se aproximen a los servicios de salud.

La influenza es un virus de rápida propagación. Se transmite a través de las gotitas de saliva que la gente lanza en estornudos o cuando tose. Provoca fiebre, malestar corporal general y hasta náuseas.

En los casos más complicados, puede desencadenar infección respiratoria aguda grave que compromete la función pulmonar hasta causar la muerte.

A las personas se les solicita también practicar el protocolo de tosido y estornudo para frenar la diseminación del virus, así como el lavado correcto de manos, que es una de las vías más comunes y eficientes para la transmisión de enfermedades.