13 enero, 2016
Carlos Segnini lidera el MOPT desde mayo de 2014. | JORGE ARCE.
Carlos Segnini lidera el MOPT desde mayo de 2014. | JORGE ARCE.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, confirmó este miércoles la renuncia del jerarca del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Carlos Segnini, quien se mantendrá en el cargo hasta este 31 de enero.

Así lo informó esta mañana durante una visita a la empresa Abbott en El Coyol de Alajuela.

Según el mandatario, Segnini estaba desgastado por las presiones propias del MOPT e hizo lo posible al punto de lograr avances importantes en obra pública.

Consultado sobre la mala calificación que el Ministerio de Planificación le otorgó al desempeño del MOPT durante el primer semestre del 2015, el mandatario dijo que esa evaluación no influyó en su la salida del ministro. Insistió en que obedece a un desgaste.

En ese periodo, el cumplimiento de programas y objetivos del MOPT fue el peor de los últimos cuatro años (60% con atraso crítico y 40% de avance promedio).

El nuevo jerarca vendría de algún sector dedicado al desarrollo de infraestructura, adelantó Solís. Aunque rechazó que en el caso de Segnini afectara el hecho de que es abogado.

Segnini deja el cargo luego de 20 meses de gestión, caracterizados por constantes roces con diputados, instituciones y sectores relacionados a construcción de infraestructura pública, los cuales le reclamaron, constantemente, falta de agilidad a la hora de ejecutar proyectos.

Además, en varias oportunidades la Contraloría General de la República (CGR) le llamó la atención al MOPT por errores en procesos de contratación u omisiones de información que terminaron atrasando obras importantes.

Por ejemplo, en setiembre del año anterior la Contraloría declaró la nulidad absoluta del proceso de contratación directa para la construcción del nuevo edificio del Ministerio por $7,5 millones.

El ente contralor dectectó "inconsistencias" en el proceso, ya que el MOPT cambió, en dos oportunidades, la fecha de recepción de ofertas. La resolución de la CGR obligó a iniciar otro proceso de licitación pública.

En noviembre la CGR cuestionó al Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) –ente adscrito al MOPT– por el aumento de ¢763 millones en precio para la ampliación del puente sobre el río Virilla en la autopista General Cañas, conocido como 'la platina'.

En ese mismo mes, el Grupo Consenso por el Rescate de la Red Vial Nacional convocó a una conferencia de prensa para pedir a Casa Presidencial que asumiera la rectoría de infraestructura pública.

Obras pendientes
El colectivo, integrado por el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) y la Unión de Cámaras de la Empresa Privada (Uccaep), entre otros, reclamó que desde junio de 2015 se les ofreció conformar una mesa de trabajo para sacar adelante diferentes obras. No obstante, esa promesa no se había cumplido.

Entre los proyectos mencionados por Consenso están Sifón-La Abundancia, San José-San Ramón, la conclusión de Circunvalación Norte, pasos elevados en lugar de rotondas, la carretera Barranca-Limonal, la carretera Florencio del Castillo y la ampliación del puente sobre el río Virilla.

La disputa más fuerte con los diputados giró alrededor de la nueva carretera a San Ramón, pues Segnini insistió en aprobar el proyecto de ley para esa vía sin incluir las radiales Al final, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, firmó la legislación con la inclusión de las radiales.

Segnini sale de su puesto sin concretar el inicio de obras consideradas claves como la ampliación de la ruta 32 (San José-Limón), el fideicomiso San José-San Ramón y la ampliación del puente de la platina.