Silvia Artavia. 25 enero
Zoila Rosa Volio, legisladora del PIN. Fotografía: José Cordero
Zoila Rosa Volio, legisladora del PIN. Fotografía: José Cordero

La diputada Zoila Rosa Volio anunció este sábado que prepara la carta de renuncia al Partido Integración Nacional (PIN), al que acusó de manejar “un doble discurso” y de defender posiciones inaceptables para ella.

“Yo voy a llegar el lunes, les voy a entregar la carta y les voy a decir ‘vean, aquí hay una diferencia ética y mis principios no se negocian’”, afirmó la legisladora.

Volio se pronunció así después de que sus compañeros de fracción, Wálter Muñoz y Patricia Villegas, respaldaron al candidato a alcalde del PIN en Nicoya, Jimmy Saturnino Fonseca, pese a que este justificó que uno de sus compañeros de papeleta haya embarazado a una adolescente de 15 años.

“Yo no puedo estar en un partido con estos principios y valores. Por un lado, ellos (los diputados del PIN) son provida, pero por otro convalidan un delito. Es que yo tengo dos hijas mujeres, y se me para el pelo con esto”, dijo Volio en declaraciones a La Nación.

El candidato a alcalde de Nicoya había dicho a La Voz de Guanacaste y al semanario Universidad que, en Guanacaste, son normales las relaciones con muchachas de 16 años “cuando hay amor”.

Se refería a la relación de Diego Alejandro Ramírez Núñez, aspirante a vicealcalde, con una menor de 16 años, quien quedó embarazada cuando ella tenía 15 años, y él, 23 años.

El diputado y presidente del PIN, Wálter Muñoz, alegó que el aspirante a alcalde rectificó sus declaraciones y que su principal interés es no afectar la papeleta “anticorrupción”. El candidato a vicealcalde, en tanto, fue separado de la campaña.

“Para mí ha sido una sorpresa esto. Yo pensé que iban a ser los primeros en condenarlo (a Jimmy Saturnino Fonseca), porque como son profamilia y toda esta parafernalia, pero tienen un doble discurso; salen a defenderlo”, reprochó.

“Estoy esperando al lunes, en reunión de fracción, hablar con mis compañeros sobre esta situación que yo no comparto, porque aquí ya no es una diferencia ideológica, sino de principios, pero se los voy a plantear el lunes, a las 12, en la reunión de fracción. Esto yo no lo voy a dejar pasar.

“Ante una diferencia ideológica, uno puede negociarla, pero ante una diferencia ética, los principios no se negocian y entonces yo estaría pensando en comunicarles a mis compañeros que me separo del PIN”, agregó.

La gota que derramó el vaso

Las diferencias de criterio entre Volio y sus compañeros de fracción han sido evidentes en discusiones en el Congreso.

Algunos de los temas en los que ella ha mostrado una postura distinta a sus compañeros son la reforma fiscal, la reforma al Reglamento de la Asamblea, la reforma a la Ley de Armas y el proyecto que frena los abusos en huelgas.

Volio reconoció que aunque ha discrepado de su fracción “casi en todo”, hasta el momento, estas diferencias habían sido “tolerables”.

“Yo vengo de un sector empresarial, mis compañeros vienen del sector público, están acostumbrados a la burocracia, a las huelgas, a todo el desorden que hay en el sector público, mientras que yo vengo del sector empresarial, donde lo que se mide es la eficiencia”.

"Por ejemplo, con la reforma al Reglamento, yo quería un Parlamento más ágil, que tramitara las leyes más eficientemente. Ahí ya tuvimos la primera confrontación.

"Con el proyecto de huelgas, ni se diga. Él (Wálter Muñoz) defendiendo a Albino (Vargas). Sale a pedirle perdón por mi frase de ‘que se lo trague la Tierra y lo escupa en Australia’. Sale a pedirle perdón en nombre mío, como si yo fuera una chiquita.

"Luego, el plan fiscal. Yo entendía lo que eran las consecuencias internacionales y toda la problemática.

"Son posiciones diferentes que yo puedo respetar, pero ante esta noticia, de que el PIN respalda a un candidato que justificó un relación impropia y que considera que este tipo de relaciones son normales, ante esto yo no me puedo quedar callada”, continuó la diputada.

Para Volio, permanecer en el partido sería “ser cómplice” de una circunstancia que ella aborrece.

La congresista afirma que el PIN “le vendió un doble discurso” acerca de lo que realmente era el partido.

Wálter Muñoz: ‘Seguimos adelante’

Consultado al respecto, el presidente del PIN dijo: “Con don Jimmy Fonseca ya hemos aclarado el tema, y seguimos adelante porque contra él no hay ninguna causa pendiente”.

Según el diputado, hay que diferenciar el caso del candidato a alcalde con el del vicealcalde: “Hay una confusión. El tema de la actuación de Diego Ramírez, quien fue separado del partido ayer (viernes) por una decisión del PIN y su comité ejecutivo, es una cosa.”

“Luego, la rectificación de las declaraciones de Jimmy Fonseca como candidato a alcalde, quien también compartió la separación del candidato a vicealcalde, no tienen nada que ver.

"Jimmy no tiene una causa pendiente y ningún cuestionamiento como para que nosotros procedamos a separarlo. No avalamos lo que él dijo anteriormente, ni las actuaciones de don Diego, pero ya aclarada la situación y separado don Diego, nosotros seguimos apoyando la fórmula de dos personas que quedaron hacia la alcaldía (Fonseca y Sucem Rodríguez, aspirante a vicealcaldesa)”, expresó Muñoz.

‘Me tiene constreñida’

No obstante, Volio sostiene que el tema la tiene asombrada: “Es un tema que me tiene constreñida, porque es un problema ético y moral, ya no es un problema de lo que yo pienso. Son los principios y valores. No fue una cosa menor el mensaje que envió un partido político, defendiendo a alguien que debería estar preso".

“Yo puedo discrepar ideológicamente con una persona, pero como abogada que soy, no puedo convalidar un delito cuando se trata de un tipo que debería estar en la cárcel, porque es una relación impropia lo que tiene”, reclamó Volio.

“Lo que más resiento, en la parte moral y ética, es que es otro perfil (de partido). Yo soy muy ‘progre’ en temas como el divorcio, el matrimonio igualitario, el aborto; yo creo en la norma técnica. Por eso, yo pensaba que ellos eran muy conservadores y me preocupaba ser yo la ‘progre’, pero después de esto, ¿puede entender el shock en el que estoy?”, añadió.

Por el momento, la legisladora evalúa la situación en la que quedaría en la Asamblea si se declara diputada independiente.

Si se independiza, tendría que negociar su participación en las comisiones legislativas, y hasta sus tiempos de intervención en el plenario, con el resto de partidos minoritarios, con los cuales también tiene notorias diferencias.

Dijo que no valora trasladarse a otra fuerza política.