Por: Ximena Alfaro M..   19 enero

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) confirmó que recibió dos denuncias contra Fabricio Alvarado, candidato presidencial de Restauración Nacional, por un supuesto uso de propaganda electoral valiéndose de creencias religiosas.

La información la corroboró Gustavo Román, asesor en Gestión Política del TSE, quien precisó que ahora la dirección de Registro Electoral debe hacer una investigación preliminar para ver si amerita abrir un proceso formal contra Alvarado, en el cual se discutiría una eventual sanción.

Sobrado: 'Está constitucionalmente prohibido hacer propaganda valiéndose de las creencias religiosas de los ciudadanos'

Consultado sobre las denuncias, el candidato afirmó que su partido "ha sido respetuoso de la Constitución y del Código Electoral". Además, señaló que "Restauración Nacional no ha hecho campaña política basada en argumentos religiosos y ahí están nuestras intervenciones y nuestra publicaciones en redes sociales".

El político se ha opuesto totalmente a la aplicación de la opinión de la Corte IDH y ha dicho que sería capaz de sacar a Costa Rica de la Convención Americana de Derechos Humanos con tal de no permitir el matrimonio entre parejas homosexuales.

“Hay veces que, desde que se presenta la denuncia, aquello no tiene ni pies ni cabeza, por ejemplo, denunciar algo que no es sancionable. Sin embargo, si sí tiene el mérito, se abre una investigación en la que se pide a la persona que fue denunciada, se le abre el espacio para el correspondiente descargo. Se reciben pruebas y la dirección de Registro Electoral toma una decisión”, explicó Román.

"El proceso toma tiempo, hay que recabar pruebas, hay que darle un espacio de defensa a la persona que está siendo acusada (solo si se abre la investigación formal)", agregó. Una eventual decisión, a su vez, puede ser apelada ante los magistrados.

Fabricio Alvarado es diputado y candidato de Restauración Nacional. Foto: Yanine Cordero
Fabricio Alvarado es diputado y candidato de Restauración Nacional. Foto: Yanine Cordero

Este mismo viernes, en conferencia de prensa, el presidente del TSE, Luis Antonio Sobrado, llamó a no permitir que un abordaje emocional, en torno a la opinión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el matrimonio gay, prevalezca a dos semanas de los comicios del 4 de febrero.

"Debemos señalar con vehemencia lo inconveniente que resulta exacerbar los sentimientos religiosos para fortalecer alguna de las posiciones, como también recordar que está constitucionalmente prohibido hacer propaganda política valiéndose de las creencias de los ciudadanos en este acto. Ya hay denuncias de este tipo que se están investigando y que podrían eventualmente dar lugar a la imposición de fuertes multas", dijo Sobrado.

El artículo 136 del Código Electoral establece lo siguiente: "Es prohibida toda forma de propaganda en la cual, valiéndose de las creencias religiosas del pueblo o invocando motivos de religión, se incite a la ciudadanía, en general, o a los ciudadanos, en particular, a que se adhieran o se separen de partidos o candidaturas determinadas".

La sanción por violentar esa prohibición va de 10 a 50 salarios base, es decir de ¢431.000 a ¢200 millones.