Sofía Chinchilla Cerdas. 2 junio, 2018
La arquitecta Claudia Dobles recibió el jueves en su despacho a los representantes del Metro de Panamá. Ya había tenido espacios para conocer las experiencias de las ciudades colombianas Medellín y Bogotá. Foto: Despacho de la primera dama para LN.
La arquitecta Claudia Dobles recibió el jueves en su despacho a los representantes del Metro de Panamá. Ya había tenido espacios para conocer las experiencias de las ciudades colombianas Medellín y Bogotá. Foto: Despacho de la primera dama para LN.

Las experiencias que han tenido otros países latinoamericanos en la construcción de metros son parte de los insumos que recopila la primera dama, Claudia Dobles, durante la planificación del Tren Rápido de Pasajeros (TRP).

La arquitecta ya se había reunido con quienes desarrollaron ese sistema de transporte en las ciudades de Medellín y Bogotá, en Colombia, y lo hizo este jueves con los encargados del metro de Panamá.

Dobles explicó que el objetivo de los encuentros es tomar nota de buenas prácticas y lecciones aprendidas en esos países, las cuales puedan servir de referencia para el proyecto de construcción del nuevo tren.

"Cómo fue el proceso de licitación que ellos tuvieron... estuvimos hablando de cuáles fueron sus tiempos, si lograron apegarse a los tiempos o no, si no lograron sus tiempos, cuáles fueron los retrasos y por qué. De esas cosas uno aprende, estimaciones de costos y entender, dentro de esos costos, qué estaban incluyendo ellos, para ver qué podía ser de alguna manera comparable o no con lo nuestro", explicó Dobles.

La primera dama informó de que está previsto que dentro de tres meses se adjudique la etapa de factibilidad del proyecto de TRP.

En esa fase debe reconfirmarse la información que se obtuvo durante la prefactibilidad, incluyendo los estudios de costos y de demanda, así como la estructuración del negocio.

Casa Presidencial espera que todo eso esté listo a finales de febrero del próximo año, para proceder entonces a sacar el cartel de licitación de la construcción.

De acuerdo con Dobles, lo más probable es que se use un modelo de concesión.

"Eso no significa que hemos descartado los otros esquemas de alianzas público-privadas. La ventaja que tiene el esquema de concesión es que legalmente es el que tiene un esquema jurídico más establecido, entonces nos permitiría una mayor certeza legal, porque en estos procesos que son tan lentos lo que uno quiere es ir a la segura", explicó la arquitecta.

La meta del gobierno de Carlos Alvarado es que, al finalizar su gestión, la primera etapa del TRP esté adjudicada y en marcha. Esa fase costará $600 millones, mientras que la inversión completa asciende a $1.300 millones.

En las gestiones, lideradas por el despacho de Dobles, también intervienen el Instituto Costarricense de Ferrocarriles, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, el Ministerio de Planificación y miembros de sociedad civil que han ofrecido asesoría.

Dobles dijo que su equipo prepara un cronograma del proyecto con fechas más exactas, el cual se hará público próximamente.