Política

Presidenta del Inamu: ‘Esos reguetones que las chiquitas están bailando son de terror’

Adilia Caravaca criticó a la música que se escucha en los centros educativos, al referirse a las factores que generan violencia contra las mujeres e incentivan el machismo.

Adilia Caravaca, presidenta ejecutiva del Instituto Nacional de la Mujer (Inamu), criticó la música que escuchan y bailan los estudiantes en los centros educativos, al referirse en la Asamblea Legislativa a las factores que generan violencia contra las mujeres e incentivan el machismo.

“Que estos niñitos empiecen a ponerse límites y empiecen a identificar violencia que han heredado y succionado de un montón de fuentes; es una cosa muy importante ponerle atención a los textos de la música que los niños y los adolescentes están escuchando. Esos reguetones que las chiquitas están bailando en los colegios son de terror, verdad”, aseguró Caravaca.

La jerarca abogó por “buscar otras formas de expresiones culturales, otra música (...), poder generar espacios de discusión y construcción de todos estos productos culturales con nuestros jóvenes y nuestras muchachas y niñas; evidentemente el Inamu no puede hacer todo”, explicó.

Consideró que esta situación se debe atacar con ayuda de medios de comunicación, agrupaciones culturales, comunales y redes sociales. “La cultura machista es muy profunda y necesita muchos abordajes”, aseveró.

Las declaraciones de la presidenta del Inamu se produjeron este miércoles, durante su primera audiencia en la Comisión legislativa de la Mujer, en Cuesta de Moras.

Durante su comparecencia, la jerarca fue cuestionada por la falta de agenda sobre temas relacionados con las mujeres sexualmente diversas, así como la necesidad de mayor apoyo a zonas rurales, donde las oficinas del Inamu no dan abasto y quedan lejos de zonas con grandes problemáticas.

Como parte de la sesión en el Congreso, Caravaca fue consultada sobre la orden emitida por el presidente de la República, Rodrigo Chaves, en mayo pasado, para revisar la norma técnica que regula la interrupción del embarazo.

El Inamu había guardado silencio desde que Chaves se comprometió con los obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica (Cecor) a revisar el asunto. Este miércoles, la jerarca aseguró que respalda la decisión del mandatario y que el objetivo será velar por el bienestar de las mujeres.

Agregó que en las reuniones para discutir el futuro de la norma se ha contado con la presencia de doctores, enfermeros y otros conglomerados de salud.

“Se habló de revisión de esto y se hicieron algunas revisiones con técnicos y el criterio que ha estado prevaleciendo es que si se revisa sea técnico”, manifestó.

El 19 de mayo, cuando Chaves y su gabinete se reunieron con los obispos católicos, la ministra de Salud, Joselyn Chacón, prometió abrir una mesa de diálogo en junio para iniciar los análisis. “No vamos a ser un Gobierno en pro del aborto, pero siempre salvaguardando la vida de la madre”, declaró la funcionaria.

La norma establece que, para implementar el procedimiento médico, deberá realizarse un proceso de revisión que incluye el criterio colegiado de ginecoobstetras y especialistas en la enfermedad de fondo que motiva la consulta. Además, se requiere de la firma de un consentimiento informado de la mujer.

Otro de los temas abordados fue el proyecto que impulsa el Gobierno para implementar nuevas jornadas para que trabajadores laboren turnos de 12 horas durante cuatro días con tres días seguidos de descanso. Al proyecto se le conoce como jornadas excepcionales o 4-3.

Para la jerarca, trabajar 12 horas consecutivas generaría un impacto negativo para las mujeres que actualmente están incorporadas en el mercado laboral.

“Nos preocupa muchísimo el impacto de este cambio de horario en la salud de las mujeres, así lo hicimos saber. Hicimos notar que no existe una infraestructura de cuido que posibilite y garantice el cuido de los niños y esto incrementaría las jornadas de las mujeres y la calidad de tiempo con sus familias sería muy limitado.

“Hicimos un llamado a que se viera desde un impacto de salud ocupacional, también desde lo que es la normativa internacional y constitucional”, comentó.

Caravaca también indicó que es necesario que las mujeres puedan seleccionar cuáles son los horarios en los deberían trabajar con las nuevas jornadas, pero reconoció que será respetuosa de la decisión que tomen los diputados y el Poder Ejecutivo.

Michelle Campos

Michelle Campos

Periodista en la sección de Política. Graduada como bachiller en periodismo en la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de licenciatura en Mercadeo. Ganadora de la Clase 8 del proyecto de periodismo colaborativo Punto y Aparte.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.