Política

¿En qué consiste la ley de jornadas 4-3? El plan que reúne apoyo de Chaves y la oposición

El Gobierno y los diputados de oposición, con la excepción del Frente Amplio, respaldan el avance de un proyecto de ley que permitiría a patronos y trabajadores pactar jornadas laborales con más horas diarias, pero con menos días por semana. La iniciativa del Partido Liberación Nacional (PLN) fue convocada por el presidente de la República, Rodrigo Chaves, para las sesiones de la Asamblea Legislativa.

Con esta reforma al Código de Trabajo, conocida como ley de jornadas 4-3, se permitiría trabajar cuatro días por semana con tres de descanso, siempre que se respeten los límites semanales según el tipo de horario: 48 horas en jornada diurna, 42 en jornada mixta y 36 en la nocturna.

Así, por ejemplo, con horario diurno, se podrían trabajar 12 horas diarias durante cuatro días con tres de descanso. Si las labores son nocturnas, se trabajarían nueve horas diarias durante cuatro días.

A esta modalidad se le denomina jornada excepcional, en la cual el patrono deberá darle a los empleados 90 minutos para comidas y descanso, los cuales estarían incluidos en la misma jornada diaria.

Bajo este esquema, los trabajadores no podrán hacer horas extra durante la semana.

Aunque se habilita a los patronos a establecer este modalidad, los trabajadores no estarán obligados a estar en ella, sino que debe existir un acuerdo entre ambas partes. Incluso, si el colaborador accede, tendrá tres meses para probar si sobrelleva el ritmo o, en caso contrario, puede pedir regresar a la jornada ordinaria.

El proyecto establece la obligación de facilitar a los trabajadores alimentación o transporte, según el horario laboral o las condiciones de peligrosidad de la hora en que se inicie o finalice el trabajo.

Casi todos los perfiles de trabajadores están incluidos para optar por esta jornada, pero el proyecto consigna que se aplicará en casos muy calificados y en labores que tengan procesos continuos de 24 horas. Además, quedan por fuera las labores riesgosas y las que exijan un esfuerzo físico importante.

Rodrigo Chaves convocó el expediente 21.182 atendiendo una solicitud del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), pero el plan también cuenta con el respaldo del proponente PLN, del oficialista Partido Progreso Social Democrático (PPSD), del Partido Nueva República y del Partido Liberal Progresista (PLP).

Jornada excepcional anualizada

El proyecto de ley también introduce la jornada excepcional anualizada, en la cual los patronos podrían contratar personal de manera que se distribuye una cantidad total de horas al año según la demanda de la actividad productiva. Esta modalidad es para los negocios que tienen temporada alta y temporada baja.

Con este esquema, se pueden tener jornadas de seis horas en temporada baja y de 10 horas en temporada alta.

De acuerdo con el plan, en esta modalidad, el trabajo diario no puede superar las 10 horas y se debe respetar el límite de las 48 semanales, “como parte del promedio del cómputo anual”.

Jornada acumulativa

El texto también contempla la jornada acumulativa, la cual permitiría a los patronos distribuir las 48 horas laborales máximas en cinco días, dejando así la posibilidad de que se trabajen más de ocho horas diarias por día.

Aunque la jornada máxima es de 48 horas por semana, algunos patronos, como el Estado, distribuyen menos horas en cinco días en una jornada completa.

Observaciones de nuevos diputados

Consultados los jefes de fracción sobre el respaldo a esta propuesta, Kattia Rivera, del PLN, sostuvo que buscarán una propuesta para que estas jornadas sean más equitativas con las mujeres.

Eliécer Feinzaig, del PLP, también apuntó que es necesario revisar la propuesta para que no queden por fuera personas que tienen a cargo el cuido de otros.

“Hacer semanas laborales más cortas y agregar un día de descanso al fin de semana, es una tendencia mundial que ha evidenciado incremento de productividad. Estamos de acuerdo con el proyecto, pero lo someteremos a revisión para afinar algunos puntos, como por ejemplo el tema de cómo adecuar la propuesta a las personas que poseen responsabilidad de cuido”, aseveró el diputado.

Fabricio Alvarado, de Nueva República, señaló que apoya el proyecto, pero que están revisando las mociones.

Esta propuesta legislativa superó por mayoría su trámite en la Comisión de Asuntos Hacendarios en la pasada legislatura y está en su fase final de mociones en el Plenario para someterlo a su primer debate.

En el periodo de consultas, el proyecto de ley recibió un fuerte respaldo institucional y de los empresarios. Sin embargo, en enero del 2020, la entonces ministra de Trabajo, Giannina Dinarte, indicó que esta ley habilitaría la posibilidad de hacer este tipo de jornadas de forma excepcional y no permanente.

También, pidió a los diputados avanzar en otras propuestas para fortalecer la Inspección Laboral del Ministerio de Trabajo a fin de fiscalizar que se respeten los derechos de trabajadores.

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.