Por: Sofía Chinchilla C..   16 julio
Manifestantes nicaragüenses protestaron frente a la CorteIDH contra el régimen de Daniel Ortega, y pidieron ayuda al presidente Carlos Alvarado. Foto: Sofía Chinchilla.
Manifestantes nicaragüenses protestaron frente a la CorteIDH contra el régimen de Daniel Ortega, y pidieron ayuda al presidente Carlos Alvarado. Foto: Sofía Chinchilla.

Migrantes nicaragüenses le pidieron al presidente Carlos Alvarado que decrete estado de emergencia en el país, para asistir a sus compatriotas que huyen de la crisis en la que está sumida Nicaragua.

Un grupo de ciudadanos de ese país se reunió en las afueras de la sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) la tarde de este lunes, para exponerle su clamor al mandatario.

El gobernante llegó pasadas las 5:30 p.m. para participar en la celebración del 40 aniversario de la Corte, al cual también asistió Antonio Guterres, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

(Video) Manifestantes nicaragüenses esperan al frente de sede de la Corte IDH

Con motivo de la reunión, los manifestantes les pidieron a ambos ponerle atención a Nicaragua.

“Le pedimos al presidente Carlos Alvarado que decrete el estado de emergencia. Son miles de nicaragüenses los que se están trasladando desde la frontera sur de Nicaragua e ingresando de manera irregular a Costa Rica. No lo están haciendo porque quieren, no vienen a hacer turismo, vienen tratando de salvar su vida”, dijo Noemí Pavón, nicaragüense que vive en Costa Rica desde hace poco más de un año.

La activista aseguró que ya son cientos los nicaragüenses que viven en el país en condiciones precarias, pues se vinieron con muy poco para salvar su vida de la violencia de su país. Contó que se están quedando en todo el país, y que muchos de ellos están en comunidades del norte, como Liberia y Cañas.

“Les llevamos comida, pero eso no es lo correcto, ellos no tienen que sufrir porque un genocida está sentado en el gobierno”, manifestó Pavón.

Entre los manifestantes había varios solicitantes de refugio, entre ellos un periodista de 25 años, quien huyó de su país hace tres semanas para salvar su vida y prefirió reservar su identidad, para evitar represalias contra su familia, la cual permanece en Nicaragua.

“Las personas jóvenes que hacen prensa allá pasan todos los días asediados por diferentes turbas, entonces los diferentes motivos por los cuales lo hacen, es por su vida”, dijo el comunicador.

Los enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno nicaragüenses, grupos paramilitares y opositores alcanzan ya tres meses y más de 270 personas fallecidas. En las últimas semanas, han aumentando sustancialmente las solicitudes de visa y de refugio de ciudadanos nicaragüenses. Las autoridades decidieron prepararse para abriri refugios y activar otras medidas, en caso de que la situación migratoria lo amerite.