Yeryis Salas. 31 julio
El 25 de junio pasado unos 4.000 extranjeros, en su mayoría nicaraguenses, hacían fila en Migración para pedir refugio. Foto: Rafael Pacheco.
El 25 de junio pasado unos 4.000 extranjeros, en su mayoría nicaraguenses, hacían fila en Migración para pedir refugio. Foto: Rafael Pacheco.

La Dirección de Migración y Extranjería alquilará un nuevo edificio en La Uruca, cerca de la sede central de la institución, para atender las casi 17.000 solicitudes de refugio de nicaragüenses afectados por la crisis política de su país, indicó este martes la directora, Raquel Vargas.

La sede temporal sería abierta en la segunda semana de agosto. Aparte de los funcionarios que ya tramitan estos casos en Migración, se contratarán 60 empleados más, financiados por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Actualmente, Migración programa 200 citas diarias para nicaragüenses solicitantes de refugio y la idea, con esta nueva sede, es poder atender a más.

Según datos de Migración, al 27 de julio había 16.774 solicitantes, de los cuales 7.920 ya acudieron a una cita con las autoridades costarricenses y cuentan con un documento provisional de solicitud de refugio que les permite permanecer en el país. El resto (8.854), ya tienen una cita agendada para ir a presentar sus argumentos.

La resolución de cada solicitud tarda, en promedio, unos 11 meses, reconoció Vargas. Durante ese tiempo, los interesados podrán permanecer en el país pero deben buscarse sus propios mecanismos de subsistencia.

La funcionaria aclaró que no se puede hablar de que 16.774 nicaragüenses ingresaron al país tras el estallido del conflicto en aquella nación, pues estimó que el 80% de estas personas ya vivían en Costa Rica desde antes de la crisis. Esa gran mayoría pide refugio aduciendo que no pueden regresar a Nicaragua por la inseguridad.

Además, el alquiler del edificio también les permitirá atender a otros ciudadanos de Venezuela, Colombia y El Salvador, quienes también están en Costa Rica y quieren obtener algún tipo de protección migratoria.

La directora de Migración explicó que la entrada masiva de inmigrantes cubanos y africanos en el 2015 y 2016 le brindó experiencia a esta y a otras 27 instituciones para planificar la atención de esta problemática.

Otros órganos involucrados en la actual situación migratoria son el Patronato Nacional de la Infancia (PANI), el Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam), el Consejo Nacional de Personas con Discapacidad (Conapdis) y el Instituto Nacional de la Mujer (Inamu).

Vargas indicó que un posible error en la interpretación de los datos llevó a ACNUR a informar erróneamente este martes en la Organización de Naciones Unidas (ONU) que 23.000 nicaragüenses huyeron hacia Costa Rica desde el inicio de la crisis en abril.

Esta revuelta popular explotó tras una serie de reformas al sistema de pensiones y fue en escalada en contra del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes han reprimido las protestas con violencia policial y fuego.

Según organizaciones de derechos humanos, el conflicto en Nicaragua ya lleva más de 300 muertos, aunque el presidente nicaragüense aseguró en entrevista con CNN en Español que la cifra era de sólo 195 personas.