Sofía Chinchilla C.. 16 enero

El 21 de diciembre, tras revisar el informe financiero que el PIN le entregó al TSE, La Nación publicó que el autobusero Raymond Salim Simann le desembolsó ¢160 millones por compra de bonos de deuda política y otros ¢56,5 millones en calidad de préstamo.

En el reporte financiero de noviembre, el PIN reporta que tuvo ingresos por colocación de bonos por ¢160 millones.
En el reporte financiero de noviembre, el PIN reporta que tuvo ingresos por colocación de bonos por ¢160 millones.

Simaan, quien figuró en ese documento como el único comprador de bonos del PIN, es el empresario que, en junio, suspendió los servicios de autobús de La Uruca, Barrio Escalante, Barrio La Cruz y Barrio México como medida de presión para que se le aprobara un alza tarifaria. Alegaba que, de lo contrario, caería "en quiebra".

Ese día, se le solicitó una entrevista a Carlos Alvarado, tesorero del PIN, quien pidió que las consultas se le enviaran al correo electrónico. Estas son las preguntas que se le remitieron:

-Quisiéramos conocer cómo se negoció la colocación de esos certificados con el señor Simaan, y los términos en los que él adquirió los certificados.

-También, quería consultarle por varios préstamos que aparecen registrados en el informe del partido: uno por ¢56,5 millones, del mismo don Raymond Simaan, y varios de don Juan Diego Castro. Nos gustaría conocer a qué corresponden esos préstamos.

El partido no atendió las consultas enviadas. Al día siguiente, Castro hizo una transmisión en Facebook en la que aseguró que Simaan compró los bonos "como lo puede hacer cualquier ciudadano, como lo puede hacer cualquier inversionista, y no es un regalo".

Además, describió al autobusero como "un empresario que siempre ha actuado a derecho y que tiene todas sus cosas limpias".

Castro también dijo que la publicación de La Nación se hizo con "mala leche".

"Por supuesto que nos molesta, que por lo mínimo que hagamos, porque respiremos duro, porque ronquemos, porque parpadeemos, La Nación tiene que sacar sus dientes de mentiras y sus garras de infamia para seguir tratando de perjudicarnos", manifestó Castro.

El 3 de enero, este medio publicó que al 19 de diciembre, los desembolsos de Salim Simaan al PIN ya ascendían a ¢366 millones, según un documento que el mismo Castro publicó en su página de Facebook.

Esta es la carta en la que Carlos Alvarado Castro, tesorero del PIN, le detalla al ICD los ingresos que ha tenido el partido por concepto de préstamos y de venta de bonos de deuda política.
Esta es la carta en la que Carlos Alvarado Castro, tesorero del PIN, le detalla al ICD los ingresos que ha tenido el partido por concepto de préstamos y de venta de bonos de deuda política.

El monto creció luego de que el autobusero le comprara ¢150 millones en bonos adicionales a los que ya se habían registrado en el reporte financiero de noviembre.

Ese día, el Partido Acción Ciudadana (PAC) fustigó a Juan Diego Castro por financiar su campaña política con recursos desembolsados por el autobusero Raymond Salim, ante lo cual Castro aseguró, en un video de Facebook que tanto el diario como ese partido estaban "preocupados" porque el PIN, según él, estaba "marcando la diferencia".