Raymond Salim Simaan duplicó el monto que le había inyectado al partido hasta el 30 de noviembre

Por: Sofía Chinchilla C. 2 enero

El empresario autobusero Raymond Salim Simaan Khachab, de 60 años, le ha desembolsado ¢366 millones a la campaña del Partido Integración Nacional (PIN), según un documento oficial del partido con corte al 19 de diciembre.

El monto se detalla en un oficio que la agrupación del candidato Juan Diego Castro le envió a Guillermo Araya, director del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD).

El documento lo firma Carlos Alvarado Castro, tesorero del PIN.

El aporte de Simaan Khachab al PIN se divide en ¢56,5 millones en calidad de préstamo, y ¢310 millones por compra de bonos de deuda política, según el oficio TPIN-026-2017.

Simaan Khachab es el empresario que, en junio pasado, suspendió los servicios de autobús de La Uruca, Barrio Escalante, Barrio La Cruz y Barrio México como medida de presión contra la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y el Consejo de Transporte Público (CTP), a fin de que aprobaran un alza en los pasajes.

Luego de que la Aresep rechazó aprobarle un aumento tarifario, Simaan Khachab renunció a la concesión de las rutas de Barrio Escalante, Barrio La Cruz y Barrio México, alegando que caería en “quiebra”.

El tesorero del PIN aseguró que Simaan Khachab es tan solo una de las "30 o 40" personas a las que el PIN se ha acercado en busca de financiamiento.

"De acuerdo con la investigación que ya nosotros hicimos, no hay ningún problema con los recursos de don Raymond", dijo Alvarado.

El aporte de Simaan al PIN se divide en ¢56,5 millones en calidad de préstamo, y ¢310 millones de colones por concepto de compra de bonos de deuda política. Foto: Jeffrey Zamora.
El aporte de Simaan al PIN se divide en ¢56,5 millones en calidad de préstamo, y ¢310 millones de colones por concepto de compra de bonos de deuda política. Foto: Jeffrey Zamora.

El empresario también aparece a la cabeza de sociedades como Busscar de Costa Rica S. A., Buses y Carrocerías Ecsar S. A., M. V. Buses de Costa Rica Sociedad Anónima y Transportes Costarricenses Panameños Sociedad de Responsabilidad Limitada.

En el informe financiero enviado por el PIN al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), con corte a noviembre, se reportaba una venta de bonos por ¢160 millones a Simaan Khachab más los ¢56,5 millones de un préstamo.

En el reporte enviado al ICD el 19 de diciembre, la cifra por venta de bonos ya había crecido en ¢150 millones.

Al momento de esta publicación, Simaan Khachab no había respondido a la solicitud de entrevista que este medio le envió vía correo electrónico y a su celular.

'Más personas han demostrado interés'

De acuerdo con los registros del Tribunal, el PIN hizo una emisión de bonos por ¢2.050 millones, con montos desde los ¢500.000 hasta los ¢50 millones.

De acuerdo con el tesorero del PIN, además de los bonos que compró el busero, el partido logró colocar otros ¢10 millones que habría adquirido un empresario llamado Francisco Jara.

Los bonos son una figura de financiamiento avalada y supervisada por el TSE, que le permite a las agrupaciones políticas confeccionar certificados de deuda política.

Los partidos los usan para entregárselos a los bancos o financistas particulares, como garantía de préstamos, o para pagar proveedores. Quienes adquieren los bonos ganan intereses sobre ellos, así como los descuentos que negocien con los partidos.

Esta agrupación política les aplica a los bonos un descuento del 15%, informó Alvarado.

Eso quiere decir que si una persona compra un bono de ¢1 millón, en realidad deberá pagar ¢850.000 por él, con la ventaja de que este mantendrá el valor de ¢1 millón cuando el TSE le desembolse al partido el monto de deuda política que le corresponda, si obtuvo suficientes votos para ello, además de los intereses que pague el Estado.

Si los partidos no obtienen suficientes votos, los bonos pueden valer menos o, incluso, nada.

"Ahora estoy por recibir compras de certificados por parte de médicos y empresarios, en eso estamos en esta semana, para poder financiar parte de los gastos", añadió Alvarado.

"Más personas han demostrado mas interés, viéndolo como un negocio financiero en el tanto que nosotros cumplamos con las condiciones, que es que nosotros cumplamos con el porcentaje de votos y que presentemos gastos válidos ante el Tribunal", añadió el tesorero del PIN.

Por ahora, la información más actualizada que posee el TSE sobre el financiamiento de los partidos políticos tiene corte al 30 de noviembre. Hasta ese momento, el PIN también reportaba haber recibido donaciones por ¢2,48 millones.

El informe de ese mes también da cuenta de una deuda que tiene el PIN con Juan Diego Castro por ¢53 millones, y otra con Walter Muñoz, candidato a diputado por el primer lugar de San José, por ¢11,6 millones.