Sofía Chinchilla C.. 22 mayo
Laura Chinchilla, Miguel Ángel Rodríguez, Rafael Ángel Calderón y Óscar Arias firmaron el pronunciamiento de IDEA
Laura Chinchilla, Miguel Ángel Rodríguez, Rafael Ángel Calderón y Óscar Arias firmaron el pronunciamiento de IDEA

La exmandataria Laura Chinchilla (2010-2014) instó al Gobierno a prohibir la entrada al país de altos funcionarios del Gobierno venezolano y a sus familiares.

A través de esa y otras medidas, Chinchilla le pide al presidente Carlos Alvarado que se intensifique el nivel de la condena política que expresó Costa Rica contra las autoridades venezolanas, lideradas por el gobernante Nicolás Maduro, debido a la crisis que afronta esa nación suramericana.

"Son medidas que van más allá de la simple condena, porque a Maduro ya no le importa que lo condenen, no retóricamente. Aquí tiene que haber consecuencias y (...) las consecuencias tienen que ser lo más personales posibles, para reducir el impacto sobre el pueblo y para generar más presión sobre los responsables de esta catástrofe", explicó Chinchilla a La Nación.

"Impedir que se transite por nuestro territorio por parte de esta gente o sus familiares; ellos tienen a los venezolanos condenados a vivir (en pésimas condiciones) en Venezuela. No podemos permitir que sus familiares anden paseándose por el mundo como si nada pasara." Expresidenta Laura Chinchilla.

La propuesta nació en el seno de la Iniciativa Democrática de España y de las Américas (IDEA), conformada por 23 exjefes de Estado de Iberoamérica, quienes también piden que se restrinja el tránsito internacional de los miembros del gobierno de Maduro.

Por parte de Costa Rica, además de Chinchilla, suscribieron la propuesta los expresidentes Óscar Arias, Rafael Ángel Calderón y Miguel Ángel Rodríguez.

"Costa Rica, que es la más antigua y la más consolidada de las democracias de América Latina, tiene una obligación, siento yo que especial, que es la obligación de defender los foros internacionales y, de buscar en esos foros, especialmente el interamericano, una solución pacífica que pueda llevar a que nuestros hermanos venezolanos vuelvan a vivir en democracia y en paz". Expresidente Miguel Ángel Rodríguez.

En el pronunciamiento, divulgado el domingo, los expresidentes exigen además que Venezuela sea suspendida de la Organización de Estados Americanos (OEA), a través de la aplicación del artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana.

"Me parece que es un paso muy importante para consolidar el aislamiento y para que le quede claro al régimen que no cuenta con el apoyo de este continente para sus actuaciones con la democracia. En eso Costa Rica tiene una obligación especial porque fue uno de los países que propiciaron la adopción, en el año 2001, de la Carta Democrática Interamericana", manifestó Rodríguez en entrevista con La Nación.

A nivel local, el expresidente estimó que los diputados de la Asamblea Legislativa deberían emitir un nuevo pronunciamiento, adicional al que aprobaron la semana anterior, cuando se unieron al llamado internacional para que se suspendieran los comicios venezolanos.

Calderón, por su parte, mencionó que Costa Rica debe sumarse a los esfuerzos de los Estados miembros de la OEA para consolidar los dos tercios de los votos que se requieren para activar la suspensión de Venezuela de ese foro.

"Esto es algo de perseverar para lograr que exista la presión internacional suficiente para que el pueblo de Venezuela pueda empezar a ver la luz; es una situación terrible la que están viviendo". Expresidente Rafael Ángel Calderón.

"No es lo mismo firmar un pronunciamiento aislado, a que sean la gran mayoría de los países de América. Entonces, lo que hay que buscar, y en eso coincido con la canciller Epsy Campbell, es que sea un pronunciamiento del continente, o de la mayor parte de los países del continente", manifestó Calderón a este medio.

Este lunes, el Ministerio de Relaciones Exteriores informó de que el país no reconoce la legitimidad de las elecciones que se efectuaron el domingo 20 de mayo en Venezuela, en las cuales Maduro resultó reelegido hasta el año 2025, esto por considerar que esos comicios no cumplieron los estándares internacionales de un proceso "pluralista, libre, democrático y transparente".

No obstante, la Cancillería también dijo que eventuales medidas de presión adicionales no serán tomadas unilateralmente sino en acuerdo con lo que resuelva el Grupo de Lima, del cual Costa Rica es parte.

Para Chinchilla, son positivos los pronunciamientos sobre la crisis venezolana que ha externado hasta ahora ese Grupo pero insistió en que hace falta acciones "más drásticas", principalmente desde la OEA.

A nivel local, además de impedir el ingreso de jerarcas venezolanos, la expresidenta propone coordinar con el Grupo de Acción Financiera (GAFI) para investigar si a Costa Rica han ingresado capitales de procedencia sospechosa ligados a miembros del régimen de Maduro.

También estima que se debe llamar a consulta a la Encargada de Negocios que el país mantiene en Venezuela mientras se valora el posible cese de relaciones diplomáticas con esa nación y, por otro lado, reconocer a los órganos venezolanos que trabajan en el exilio, como el Tribunal Supremo de Justicia.

Por último, los exgobernantes firmantes del comunicado de IDEA proponen que el expediente sobre Venezuela que la OEA ha recopilado, sea llevado a la Corte Penal Internacional. Chinchilla dice que le gustaría ver que Costa Rica tome la iniciativa en ese sentido.

"Aquí todos los expresidentes estamos abogando por estas medidas. Creo que el Gobierno eso lo tiene que ver con complacencia, porque cualquier decisión que tome en esa dirección va a contar con nuestro apoyo y con el apoyo de la mayor parte de la población costarricense", manifestó la expresidenta.