Política

Jonathan Prendas defiende a los más ricos con sus 500 mociones, critica Carlos Alvarado

El presidente de la República, Carlos Alvarado, criticó al diputado fabricista Jonathan Prendas por ponerle 500 mociones al proyecto de reforma al impuesto sobre las casas de lujo, con el propósito de bloquear su discusión en la Asamblea Legislativa.

Alvarado declaró este jueves que el bloque del Partido Nueva República (PNR) defiende a la población con más recursos y pone en peligro el financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Hay una contradicción muy fuerte, porque se dice que hay que detener el proyecto de las casas de lujo para defender a la clase media y a la clase pobre, pero el impuesto de las casas de lujo es para el 1% o 2% de la gente más afortunada del país.

“Ponerle 500 mociones al proyecto de las casas de lujo es proteger a los más ricos del país. Y no es un diputado independiente, es una fracción. Lo que están haciendo es protegiendo a la gente más rica del país, eso es lo que es”, manifestó Carlos Alvarado.

El presidente añadió que el organismo internacional no haría más desembolsos, como parte del préstamo de $1.778 millones para sanear las finanzas, hasta que no esté aprobada la agenda de proyectos.

El proyecto de impuesto a casas de lujo, dictaminado afirmativamente con siete votos a favor y uno en contra en la Comisión de Asuntos Jurídicos del Congreso, propone duplicar este tributo para los contribuyentes con construcciones valoradas entre ¢137 millones y ¢344 millones.

El plan establecería una tasa única anual, equivalente al 0,5% del valor del inmueble, para todos los propietarios de casas superiores a los ¢137 millones.

Hoy, el porcentaje de pago aumenta conforme más costoso sea el inmueble; va de un 0,25% a un 0,55%.

Para los dueños ubicados en el primer segmento, los de casas de ¢137 millones a ¢344 millones, la tasa se duplicaría de un 0,25% a un 0,5%. Actualmente, el 66% de los contribuyentes de este gravamen están en este rango.

El cambio significa que el propietario de una casa de ¢137 millones pagaría ¢685.000 anuales al Gobierno en vez de ¢342.500.

Según el proyecto, si una construcción supera el valor de ¢137 millones, para calcular el impuesto se debe agregar el costo del terreno que alberga los metros cuadrados construidos.

Otro cambio importante, planteado por Hacienda en esta reforma, es que Tributación estimaría el valor de las propiedades con base en la información declarada por cada propietario ante su respectiva municipalidad.

Así, ya no se exigirá una declaración específica ante Hacienda sobre casas de lujo.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.