Juan Fernando Lara Salas. 8 enero, 2019
El ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez (camisa clara) visitó en mayo la zona de Crucitas para constatar el daño ambiental producto de la extracción ilegal de oro. Foto: Albert Marín.
El ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez (camisa clara) visitó en mayo la zona de Crucitas para constatar el daño ambiental producto de la extracción ilegal de oro. Foto: Albert Marín.

Carlos Manuel Rodríguez, jerarca del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), denunció lo que considera “manejo político” del estudio científico que revela una alta contaminación por mercurio en la zona de Crucitas, en Cutris de San Carlos.

La investigación, en poder de este diario, asegura que el daño ambiental en la zona es mucho más grave de lo que el Gobierno ha informado y supondría un riesgo para la salud de los habitantes de aquella región.

El jerarca aclaró que no pone en duda los resultados técnicos, pero sí lo que califica de “sesgo” en las conclusiones.

“Me llama tremendamente la atención que los técnicos que trabajaron en esto hagan recomendaciones no técnicas, sino de corte político. Ahí veo un sesgo que me deja muchas dudas”, afirmó.

Rodríguez se refirió así a la recomendación de crear una nueva normativa para retomar la minería en Costa Rica.

“Es urgente que Costa Rica retorne a un modelo sostenible, derogando la ley 8904 ‘para declarar a Costa Rica libre de minería metálica a cielo abierto’ y remplazándola por una nueva ley con una estructura altamente técnica, que permita desarrollar una industria mineral responsable, en lugar de perpetuar daños irreparables al medio ambiente, generando a su vez beneficios a nuestro país”, indica el documento.

Este informe fue elaborado expertos en geología e hidrología de la Universidad Nacional (UNA), Universidad de Costa Rica (UCR) y la Universidad Cornell en Ithaca (Nueva York, Estados Unidos).

Algunas de las revelaciones del informe son una contaminación con mercurio superior a la estimada por estudios previos, presencia de drenaje ácido (fuerte aumento de la acidez en aguas de nacientes superficiales) y dispersión de metales tóxicos a otras áreas.

“No cuestiono la parte técnica, pero el manejo político de algunos diputados es incorrecto y lo sacan fuera de contexto", recalcó el ministro sin explicar a cuáles legisladores se refería.

El jerarca dijo que solicitó a los técnicos del Minae corroborar los hallazgos. No obstante, adelantó que también le gustaría recibir explicaciones de los autores sobre aspectos como la fuente de financiamiento y cómo lograron el permiso para ingresar a la zona.

“Los hallazgos son muy importantes porque confirman un problema con mercurio y que la contaminación es mayor, como lo venía advirtiendo el Minae. El muestreo nuestro fue en mayo y el muestreo de este estudio en noviembre y, al ser el mercurio un metal pesado que está en el ambiente, los resultados del nuevo análisis deben ser mayores que lo que vimos en mayo”, afirmó.

Según dijo, se trata de un efecto acumulativo del mercurio en la zona.

De acuerdo con Rodríguez, la ministra de Planificación, Pilar Garrido, presentará este mes una estrategia de desarrollo para cantones de la zona norte, donde se abordará de forma integral la situación de Crucitas.

Aseguró también que el Minae ha estado enviando equipos técnicos a esa zona desde noviembre, para continuar la valoración técnica de los daños; a mitad de este mes se conocería un informe preliminar de daños ambientales.

“Vamos a cuantificar situación de aguas, suelos, biodiversidad y algunas acciones de remediación. También esperamos realizar otro muestreo en la zona en el primer trimestre del año”, adelantó.