Silvia Artavia. 25 noviembre, 2019
Silvia Hernández (tercera, de izquierda a derecha), jefa de fracción del PLN. Foto: Rafael Pacheco
Silvia Hernández (tercera, de izquierda a derecha), jefa de fracción del PLN. Foto: Rafael Pacheco

Los líderes del PLN, el PRN y el PAC calificaron como una agenda de temas fuertes y preponderantes los proyectos de ley que convocará el gobierno durante sesiones extraordinarias en la Asamblea Legislativa, que tendrán lugar del 1° de diciembre de 2019 al 30 de abril de 2020.

El PUSC y el bloque Nueva República, en tanto, sostienen que esperaban mucho más de parte de Zapote.

Este domingo, el mandatario Carlos Alvarado publicó un artículo en la sección de opinión de La Nación, bajo el título “Sesiones extraordinarias para la gente”, en el cual hizo una lista de los 22 proyectos que tendrán prioridad de aquí a abril en la Asamblea.

Entre estos destacan iniciativas relacionadas con deudas, pensiones, amnistía con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), reglas laborales, empleo público y reformas de instituciones.

“A diferencia de otros momentos, me parece acertado que en esta ocasión el presidente no le huya a los temas fuertes y que, por el contrario, los enfrente. Estamos a la mitad del segundo gobierno del PAC y eso exige que se ponga especial atención a las prioridades que dará el gobierno en estas sesiones extraordinarias”, expresó Silvia Hernández, jefa de la bancada del Partido Liberación Nacional (PLN).

Para la verdiblanda, una carta a favor del gobierno es el hecho de que cuenta con una Asamblea Legislativa “muy productiva que también es decidida y le entra a los temas fuertes sin arrugarse”.

Hernández dijo que, en apoyo a la propuesta del presidente Alvarado, Liberación Nacional presentará otros proyectos enfocados en temas estructurales para el país, como en materia de empleo, eficiencia del Estado, seguridad, innovación e infraestructura.

Por su parte, Carlos Avendaño, diputado y presidente del Partido Restauración Nacional (PRN), calificó la agenda del mandatario como “muy ambiciosa, de gran envergadura nacional y con un gran impacto para el país”.

El restauracionista ve con buenos ojos que el presidente incluyera reformas al Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP) y al Fondo de Capitalización Laboral (CFL), ambas propuestas por su partido.

No obstante, dijo que verán con atención la modernización de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) y un posible nuevo programa de colocación de eurobonos.

En tanto, Nielsen Pérez, jefa del Partido Acción Ciudadana (PAC), garantizó que la fracción oficialista respaldará la agenda del Presidente.

La líder rojiamarilla dijo que las prioridades del mandatario están centradas en el bienestar de los ciudadanos desde perspectivas como cuidar el bolsillo de las familias con los créditos de salvamento para personas sobreendeudadas, generar empleo, así como mejora la seguridad, la educación y el medio ambiente.

‘Debería convocar otros proyectos’

Pedro Muñoz, subjefe de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), enfatizó que el Gobierno ha sido ineficiente para reformar el Estado y activar la economía.

“Hace año y medio el Congreso viene trabajando por la gente. En el parlamento, hay excelentes propuestas de todas las fracciones de oposición para generar trabajos, pero en el Ejecutivo no hay respuesta. El Ejecutivo le tiene miedo a las reformas estructurales y a poner orden, que es lo que se necesita para generar prosperidad para todos los costarricenses”, expresó Muñoz.

En adición, Jonathan Prendas, diputado del bloque Nueva República, manifestó su descontento con los temas de corte social escogidos por el mandatario.

“Espero que los asesores técnicos del presidente le cubran la espalda en la selección de proyectos de ley de verdadero enfoque social.

“El impulsar una agenda social es prioritario. En la calle no hay trabajo, no hay dinero, no hay confianza y es necesario revertir esta situación”, reprochó.

Por eso, dijo, espera que Alvarado convoque proyectos importantes para Nueva República. Entre estos, el de pago electrónico, que evitaría asaltos en buses, trenes y taxis; el que incorporaría el criterio nutricional para seleccionar los productos de la canasta básica, el de prevención de la violencia doméstica y el de penalización por el abandono de adultos mayores.

Prendas dijo estar de acuerdo con el proyecto de ley para actualizar el Centro de Información Crediticia (CIC) de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), lo que serviría a los bancos para otorgar préstamos en condiciones más responsables a los clientes.

En esta misma línea, aseguró, el Ejecutivo debería convocar el proyecto de Ley de creación del fondo de garantía de depósitos y de mecanismos de resolución, que protege el ahorro de los costarricenses trabajadores, el cual sí está incluido en la agenda anunciada por Alvarado como parte del proceso de ingreso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“Es urgente que confirme su convocatoria y permita que se tramite con los estándares OCDE resguardados por los diputados”, concluyó.