Esteban Oviedo. 8 diciembre, 2016

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) y la Defensoría de los Habitantes elevaron el tono contra la nueva publicidad del Banco de Costa Rica (BCR), en la que un jugador de fútbol se esconde de una mujer malencarada que le cobra la pensión alimentaria con apoyo de la policía.

Mientras el Inamu exige oficialmente el retiro de la pauta, la Defensoría le recuerda al BCR que todo el Estado debe contribuir a corregir los patrones de conducta entre hombres y mujeres. Temprano, el diputado Javier Cambronero, del PAC, también denunció que los anuncios promueven el machismo.

La publicidad promociona un sistema de trámites bancarios llamado Tucán.

En la página Tucán bancario, del BCR, los responsables defienden el mensaje del comercial.
En la página Tucán bancario, del BCR, los responsables defienden el mensaje del comercial.

Alejandra Mora, presidenta del Inamu, advirtió de que el anuncio promueve el estereotipo de una mujer de malas intenciones "frente a un hombre victimizado" y, a la vez, apoya la complicidad de quienes ayudan a evitar que la Policía notifique a los hombres que no pagan la manutención de sus hijos.

“Las pensiones alimentarias son una obligación. No pueden ser motivo de burla, menos hacer una sátira social de la situación que viven miles de mujeres todos los días. La obligación debe pagarse voluntariamente y el uso del apremio corporal es un recurso extraordinario ante el incumplimiento reiterado de la persona obligada alimentaria, que con su omisión pone en vulnerabilidad las condiciones de vida de las niños y niñas”, comentó Mora.

"Eso es resorte exclusivo de la administración, aprobar o no las campañas publicitarias. La junta directiva desconoce de esta campaña, porque no es un tema que va a junta. Voy a ir al banco para enterarme, ver de qué se trata". Paola Mora, presidenta del BCR

El Banco de Costa Rica, como ente público, tiene la obligación de cumplir con los compromisos internacionales que el país ha ratificado en materia de violencia contra las mujeres y la evasión o atraso en el depósito de las pensiones es violencia patrimonial, añadió el Imanu.

La ministra de la Concidicón de la Mujer envió una carta a las autoridades del Banco de Costa Rica con el fin que retiren el anuncio de manera inmediata y exhortó a las instituciones a no promover roles y estereotipos de género.

Por su parte, la defensora de los Habitantes, Montserrat Solano, machacó en que todas las instituciones tienen el deber de contribuir a modificar los patrones socioculturales de conducta entre hombres y mujeres; y que el BCR debe abstenerse de incurrir en prácticas de discriminación contra la mujer, según la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.

Presidenta del BCR lo desconocía. Este mediodía en la Asamblea Legislativa, la presidenta del BCR, Paola Mora, alegó que desconocía la publicidad, por lo que declinó referirse a ella: "Yo no la he visto. Hasta no verla, no voy a referirme al asunto, precisamente por respeto a la administración. Voy a ver, hablar y saber quién hizo la publicidad, enterarme de qué se trata. Pero cuando no tengo la información completa, no cometo la imprudencia de no hablar de un tema que no conozco".

"Eso es resorte exclusivo de la administración, aprobar o no las campañas publicitarias. La junta directiva desconoce de esta campaña, porque no es un tema que va a junta. Voy a ir al banco para enterarme, ver de qué se trata", agregó.

Mediante un comunicado, la administración del Banco reaccionó de la siguiente manera: "El Banco de Costa Rica manifiesta que bajo ninguna circunstancia pretende ofender a los hombres y mujeres que pagan o se benefician de las pensiones alimenticias. Todo lo contrario, se convierte en una alternativa accesible de servicios financieros, abrir cuentas, hacer pagos siempre y donde sea".

"Tucán pretende dar a conocer un servicio innovador que, dada sus características de horarios amplios, cobertura nacional y agilidad, facilita que los pagadores de pensiones (tanto hombres como mujeres) cumplan con su responsabilidad. En paralelo, Tucán también beneficia al receptor del dinero porque puede retirarlo dentro de la misma red de casi 1.000 puntos de pago con la proyección de alcanzar los 15.000 en 2019".

El diputado Javier Cambronero, al exigir el retiro de la publicidad en la mañana, declaró: "En el anuncio, publicado en redes sociales, se promueve una visión machista y dañina de los procesos de cobro de pensión alimentaria. Hay un énfasis en el papel de víctima inocente del padre, por culpa de una 'perversa mujer' que perturba su rutina diaria".

"Un Banco del Estado, como cualquier entidad pública, está obligado jurídicamente a evitar la reproducción de estereotipos y roles de género. Es lamentable que el BCR, con recursos de todos y todas, continúe con este tipo de campañas sexistas", agregó el diputado Cambronero Arguedas.

En redes sociales, la institución financiera se defendió con el argumento de que el anuncio resalta que Tucán ofrece la opción de pagar fácil y rápido la pensión alimentaria.

El legislador informó de que acudirá a la Oficina de Control de Propaganda, en el caso de que el BCR persista con la campaña.

"Es repudiable este tipo de publicidad, que demuestra falta de sentido común, originalidad y creatividad. No hay nada más fácil y perverso que aprovecharse de prejuicios para vender productos o servicios", continuó el diputado.

Hace poco más de un año, el BCR enfrentó otra polémica por la publicidad del programa bancario Krystal, destinado a mujeres, porque muchas personas consideraron que acentuaba esterotipos.

Incluso, la segunda vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón, criticó el uso de los colores blanco y palo rosa para el programa. “He visto que hay gente que hace alusión al color rosado como un color estereotipado, el cual debemos llevar siempre las mujeres y eso significa en construcción de género, lugares diferentes a los de los hombres y eso no debe ser así”, dijo en ese momento la funcionaria.

No obstante, el Banco defendió el uso del color rosa, la frase de que las mujeres no son complicadas y la utilización de castillos y otros signos criticados como estereotipos. El BCR informó, en ese momento, de que invertiría casi $8 millones en 20 tiendas Krystal, más $2 millones en la campaña.