Natasha Cambronero. 6 abril, 2018
Las autoridades del Ministerio de Hacienda aseguran que la próxima semana enviarán al Congreso una moción para dejar declaro que las pensiones complementarias quedarán exentas de impuestos. Foto: Rafael Pacheco
Las autoridades del Ministerio de Hacienda aseguran que la próxima semana enviarán al Congreso una moción para dejar declaro que las pensiones complementarias quedarán exentas de impuestos. Foto: Rafael Pacheco

El Ministerio de Hacienda negó tener la intención de fijar un impuesto del 15% a las pensiones complementarias y voluntarias.

No obstante, la directora general de esa cartera, Priscilla Piedra, sí reconoció este viernes que el proyecto de reforma fiscal, tal y como está redactado, se presta para confusiones y que algunas personas podrían interpretar que sí hay una interés de cobrar un tributo.

Ante esa falta de claridad, Piedra anunció que Hacienda presentará ante la Asamblea Legislativa una moción para eliminar cualquier duda del texto y establecer que esas jubilaciones seguirán exentas.

La funcionaria alegó que, por una cuestión técnica, en el texto original de la reforma se propone gravar a esas pensiones con el impuesto a las ganancias de capital, el cual se crearía con el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (expediente 20.580).

Sin embargo, argumentó que en el mismo plan, pero en un artículo distinto, esas jubilaciones se incluyeron dentro de la lista de exoneraciones.

"Técnicamente esto (las pensiones complementarias y voluntarias) es una ganancia de capital y por técnica uno establece en la norma cuáles son esas ganancias. Eso es lo que está en el artículo 27 C, pero si usted se va al (artículo) 28 B de las excepciones, ahí se establece que estas pensiones están exoneradas. Se gravan, pero se exoneran".

"(...) Teníamos dudas de si, efectivamente, la redacción que se tenía era lo suficientemente clara. Lo que quedó claro es que no estaba clara, porque hay gente que lo puede interpretar de otra manera, pero la intención nunca fue gravar los fondos en ese sentido", expresó Piedra.

La reforma fiscal donde se incluyó ese gravamen se tramita en una comisión especial legislativa mediante un procedimiento de vía rápida acordado por los diputados.

Bajo ese mecanismo, en este momento es imposible presentar nuevas mociones para modificar el texto.

Para que eso ocurra, Hacienda deberá esperar algunos días hasta que comience la etapa de presentación de mociones de fondo, la cual está regulada en el artículo 137 del Reglamento de la Asamblea Legislativo.

Eso sucederá cuando el proyecto llegue al plenario del Congreso, una vez que concluya la fase en debate en comisión, el cual finalizaría el martes próximo.

"Se estaría retomando una redacción similar a la que se había contemplado en el proyecto de Ley de Solidaridad (Tributaria), el que presentó (la expresidenta) Laura Chinchilla, que lo que dice es algo así, palabras más, palabras menos, que esta ley no afecta a los regímenes de pensiones establecidos en la Ley de Protección al Trabajador, etcétera, etcétera", explicó la directora general de Hacienda.

Actualmente, 2,5 millones de personas cotizan para pensiones complementarias obligatorias y 84.000, para voluntarias. Las primeras equivalen, en promedio, a un 15% del último salario del pensionado.

Priscilla Piedra, directora general de Hacienda, admitió este viernes que el proyecto de reforma fiscal se presta para confusión en cuanto al tema de las pensiones complementarias y que por ello van a enviar una corrección. Foto: Melissa Fernández Silva
Priscilla Piedra, directora general de Hacienda, admitió este viernes que el proyecto de reforma fiscal se presta para confusión en cuanto al tema de las pensiones complementarias y que por ello van a enviar una corrección. Foto: Melissa Fernández Silva
Garantizan cambio

Al igual que Piedra, los congresistas Sandra Piszk, del Partido Liberación Nacional (PLN), y Marco Vinicio Redondo y Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), insisten en que nunca hubo la intención de gravar esas pensiones, pero que el texto es confuso.

Los tres congresistas aseguraron este viernes que no aprobarán ningún proyecto de ley que tenga esa finalidad y que están a la espera de la modificación por parte de Hacienda.

"Esas pensiones no se están gravando, hay una excepción en la ley. Sin embargo, podría mal interpretarse de acuerdo a como se está planteando, entonces para evitar eso y tener mayor seguridad, es mejor modificar el texto de una vez", expresó Redondo.

Por su parte, Piszk agregó: "Esas pensiones no deben de gravarse, es un ahorro de las personas, el impuesto es improcedente. Si ese texto no se modifica en ese apartado yo votaré negativamente".

Al respecto, Edgardo Araya, diputado del Frente Amplio, afirmó que esta es una de las razones por las cuales su bancada de opone al proyecto de reforma tributaria, el cual calificó como "abusivo y regresivo".

"Estamos absolutamente en contra, es un contra sentido. La intención es gravar a la gran riqueza de este país, no a la clase trabajadora", declaró Araya.