Juan Fernando Lara Salas. Hace 4 días
El superávit del ICT sería utilizado para apoyar la reactivación del sector tras la pandemia. En la imagen, turistas durante un recorrido por el río Tárcoles en Garabito. Foto Jeffrey Zamora
El superávit del ICT sería utilizado para apoyar la reactivación del sector tras la pandemia. En la imagen, turistas durante un recorrido por el río Tárcoles en Garabito. Foto Jeffrey Zamora

El Gobierno propuso este viernes a los diputados excluir al Instituto Costarricense de Turismo (ICT) del proyecto Pagar, el cual destinaría superávits de entidades públicas para el pago de la deuda pública.

La sugerencia la enviaron el ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, y el titular interino de Hacienda, Jorge Rodríguez.

Ambos argumentaron la difícil situación que afronta el sector turismo por la pandemia del coronavirus.

Además, esperan que esta decisión facilite una pronta aprobación del proyecto de ley, precisó Casa Presidencial en un comunicado.

El Poder Ejecutivo presentó esa iniciativa desde el pasado 10 de febrero con el fin de recaudar ¢226.000 millones de superávits de instituciones para amortizar deuda. Ese dinero equivale a un 0,62% del producto interno bruto (PIB).

“Hemos escuchado con atención las inquietudes de diferentes diputados y diputadas en cuanto a los recursos que el proyecto extrae del ICT –alrededor de ¢25.804 millones- y ante la situación que atraviesa el país, especialmente el sector turismo, nos parece válido atender dichas inquietudes”, manifestó Prieto citado en el comunicado.

Adicionalmente, en virtud de la reciente aprobación de la Ley 9847, la cual disminuye los ingresos que recibirá el Consejo de Salud Ocupacional, Prieto y Rodríguez plantearon la necesidad de reducir el aporte de dicho órgano de ¢18.000 millones a ¢10.000 millones.

Durante la presentación del proyecto Pagar, el ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, recordó que la deuda pública a febrero era de $36.500 millones (unos ¢21 billones) y que la reforma fiscal del 2018 evitó una catástrofe.

Originalmente, las instituciones que deberían aportar el superávit disponible eran:

-Instituto Nacional de Aprendizaje (INA): ¢33.000 millones

-Instituto Costarricense de Turismo (ICT): ¢25.800 millones

-Junta de Protección Social (JPS): ¢34.000 millones

-Instituto de Desarrollo Rural (Inder): ¢17.000 millones

-Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop): ¢536 millones

-Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel): ¢5.600 millones

-Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel): ¢40.000 millones

-Junta Administrativa del Registro Nacional: ¢24.000 millones

-Imprenta Nacional: ¢18.600 millones

-Fondo del Consejo de Salud Ocupacional: ¢18.000 millones

-Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope): ¢9.500 millones, que deberá trasladar al Ministerio de Hacienda de la liquidación total de la Sociedad Reconstructora Chino Costarricense (Soresco)