Política

Facebook obligará a políticos ticos a revelar cuánto gastan en anuncios

Usuarios de Facebook e Instagram verán la leyenda ‘pagado por’ cada vez que les aparezca publicidad política del Gobierno, diputados, candidatos y medios de comunicación

A partir de este 22 de junio, los perfiles y páginas de Costa Rica que divulguen publicidad sobre temas políticos y electorales en Facebook e Instagram deberán revelar cuánto dinero invierten en cada anuncio, así como el nombre de la persona que realiza el pago.

Ambos datos serán públicos y se mostrarán a los usuarios que se topen con las publicaciones promocionadas mientras navegan en redes sociales.

Además, solo podrán pautar publicidad sobre temas políticos y electorales quienes completen un proceso previo de verificación, y que adicionalmente demuestren estar dentro del territorio nacional.

Con estas medidas, la compañía tecnológica Meta, dueña de Facebook e Instagram, actualiza la política de uso que deben respetar los usuarios costarricenses, en particular aquellos que pagan por anunciarse en las redes sociales.

Meta anunció los cambios este lunes. La actualización de la política de transparencia se aplicará en Costa Rica y en otros 18 países de la región, incluyendo a El Salvador, Nicaragua, Panamá, Guatemala y Venezuela. En otras latitudes, como en México, los anunciantes ya trabajan bajo esta modalidad.

En conversación con La Nación, la gigante tecnológica detalló que la medida aplicará a todas las páginas y perfiles, sin excepción, incluyendo las de gobernantes, diputados, instituciones públicas, partidos políticos y medios de comunicación, pero también a particulares.

Se considerarán anuncios de tipo político, por ejemplo, aquellos que expresen simpatía por un candidato o un funcionario público, las que incluyan la imagen o el nombre de gobernantes y candidatos, las manifestaciones a favor y en contra de medidas del Gobierno y proyectos de ley, los llamados a involucrarse en actividades políticas y las informaciones sobre procesos electorales.

De acuerdo con la compañía, se utilizará recurso humano e inteligencia artificial para garantizar que la política se cumpla. Pero, si una persona identifica un anuncio político que incumple la nueva norma, podrá denunciar la anomalía.

Cuando se active la actualización, en cada publicación promocionada, junto a la etiqueta de “Publicidad” las personas verán la leyenda “Pagado por”, seguida del nombre del responsable. Para conocer el importe cancelado y la cantidad de veces que se ha mostrado el anuncio, cualquier usuario puede ingresar a la biblioteca de anuncios de Meta.

El monto invertido en cada anuncio lo calculará automáticamente la plataforma, con base en la suma que el anunciante invierta en su campaña publicitaria.

La compañía precisó que todos los anuncios sobre contenido político o electoral se almacenarán en dicha biblioteca durante siete años.

Los cambios solo afectarán al contenido pagado. Las publicaciones orgánicas, o gratuitas, seguirán funcionando como de costumbre.

En abril, Meta reveló que una red conformada por cientos de perfiles, páginas y grupos se dedicó a compartir contenido sobre los candidatos presidenciales en enero, antes de las elecciones en Costa Rica. Según la compañía, la red, que también operó en El Salvador, gastó más de $128.000 en publicidad digital y llegó a más de 212.000 cuentas en redes sociales.

“Nuestra investigación encontró vínculos con individuos asociados con Noelix Media, una empresa de relaciones públicas con oficinas en Costa Rica y El Salvador. Noelix está ahora vetada de nuestra plataforma”, explicó la compañía tecnológica en su primer informe global de Amenazas Adversarias del 2022.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.