Política

Fabricio Alvarado aspirará por segunda vez a la presidencia con doble postulación

El periodista era el único precandidato presidencial de su partido, fue ratificado por aclamación este sábado por 42 delegados nacionales.

El periodista y exdiputado Fabricio Alvarado aspira por segunda ocasión consecutiva a la presidencia de la República, esta vez con su partido Nueva República (NR), que también lo designó como primer candidato a diputado por San José para los comicios del 2022.

Alvarado era el único aspirante a la candidatura presidencial de su partido y fue ratificado por aclamación, este sábado, por 42 delegados nacionales de su agrupación, en asamblea nacional realizada en el gimnasio de la escuela Carmen Lyra, en Alajuelita, San José.

La misma asamblea designó al periodista Francisco Prendas y a la exdiputada Alexandra Loría Beeche como sus candidatos a la primera y segunda vicepresidencia.

El primero, actual presidente de la agrupación, y Loría, una abogada católica que hace tres años propuso promover la abstinencia sexual, la monogamia y la fidelidad de pareja, también corren por los primeros lugares de diputados de las provincias de Heredia y Cartago.

Pese a las dobles postulaciones, el también cantante evangélico, niega que solo aspire a una diputación.

“La razón no es ganar diputaciones. Sí, por supuesto, queremos ganar la presidencia y lograr una muy buena fracción”, aseveró el candidato, al tiempo que afirmó tener amplias opciones de llegar a Zapote, al citar diversas encuestas de opinión.

En la misma sesión, la asamblea nacional republicana designó a los 57 candidatos a diputados de las provincias, entre los que figuran David Segura, asesor de la actual diputada puntarenense Carmen Chan; y la abogada penalista Gloria Navas.

El resto de las listas por provincias están dominadas por profesionales, en su mayoría jóvenes.

“Hay de todo. Algunos no tienen experiencia, quizá, en ámbitos políticos como la asamblea Legislativa, pero sí en la función pública.

“Otros tienen experiencia en el sector privado, lo cual es sumamente valioso para la Asamblea Legislativa porque no se puede llegar sólo con una visión del sector público, cuando el privado es importante y genera muchos empleos. Hemos echado mano de líderes”, reseñó Alvarado sobre sus candidatos a curules.

Aunque el partido se decantó por Francisco Prendas para la candidatura a la primera vicepresidencia, por su liderazgo a lo interno de la agrupación y su visión país, dijo Alvarado, también se conoció la aspiración de su hermano Jonathan Prendas, actual diputado.

El congresista está bajo investigación de la Fiscalía General de la República por el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

A él se le señala de haber violado el deber de probidad que le corresponde a un servidor público, al aceptar un viaje a España, a un congreso de telecomunicaciones, pagado por un empresario.

“Jonathan ha sido para mí un punto alto en nuestra Asamblea Legislativa. Fue el diputado que lideró la comisión que permite a Costa Rica estar hoy en la comisión OCDE. Es quien ha presentado más iniciativas de reactivación económica, tiene un punto alto y por eso lo atacan tanto.

“El proceso judicial, pues, veremos qué sucede pero esperemos que sea positivo”, expresó el candidato del legislador.

El hecho que NR sea la primera agrupación en definir a todos los candidatos a elección popular, significa que van “en serio” y que quieren darle a la ciudadanía oportunidad para que valore sus atestados y propuestas, añadió.

Alvarado adelantó que sus candidatos a diputados trabajarán desde ahora sobre iniciativas de ley que ya están presentadas en la corriente legislativa, y en elaborar sus propios proyectos.

Reincidente

Siendo diputado por el Partido Restauración Nacional (PRN), su anterior casa política, Alvarado se lanzó por la presidencia de la República en 2018.

En esa oportunidad se vio favorecido de una opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) a favor del matrimonio igualitario, al cual se opuso.

El resultado del discurso de Alvarado movió el tablero político nacional y, en enero de ese año, en una encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) dio un salto de 14 puntos porcentuales en la valoración de los costarricenses, al pasar de un 3% a un 17%.

En el actual proceso electoral, según dijo, se enfocará en proponer soluciones a la gente como reactivación económica para la generación de empleos, lucha contra la corrupción o seguridad ciudadana.

No obstante, reconoce que Nueva República es un partido de “principios”, integrado por creyentes y no creyentes.

“Había una imagen que alguien ha querido construir (de la religiosidad del partido). La gente puede estar tranquila. Estamos construyendo propuestas no en criterios religiosos, sino en criterios de las necesidades de la gente. Las necesidades las tienen creyentes y no creyentes”, aseveró.

En las elecciones del 2018, Alvarado ganó la primera ronda con apenas 24,7%, aunque el balotaje con el actual presidente Carlos Alvarado.

Ese empuje fue suficiente para colocar 14 diputados en el Congreso, fracción que luego se partió en dos, cuando él renunció al PRN en octubre de ese año y se llevó a siete legisladores al bloque Nueva República que creó.

Alvarado dijo en esa oportunidad que no se sentía bienvenido en el partido de la bandera con el sol, porque se habían dado una serie de supuestos ataques de parte del comité ejecutivo.

Después de la campaña, el diputado presidente del PRN, Carlos Avendaño, denunció ante la Fiscalía que la campaña presidencial de Alvarado se manejó mediante una “estructura paralela” de financiamiento, de cara a la segunda ronda del 1.° de abril.

El líder restauracionista denunció que en la campaña de Alvarado habría realizado una serie de gastos que nunca pasó por el tamiz de legalidad y los procesos de control que estableció el Comité Ejecutivo de su partido.

Cuando se le preguntó del tema, minutos después de ser confirmado por aclamación como candidato de su partido, Alvarado respondió:

“Yo no tengo antecedentes, en primer lugar. Lo que sí tengo claro que se han dicho cosas, se ha dicho mentiras, se ha querido ensuciar el trabajo que hicimos y se ha querido deslegitimar el hecho que hiciéramos historia en las elecciones pasadas y el que lideró ese movimiento siga en la política.

“Son artimañas y estrategias que van a usar para golpearnos. ¿Que lo van a volver a sacar? Lo van a volver a sacar. Yo sé que son estrategias. Ojalá el Poder Judicial y las autoridades respectivas corran con este tema (...). Fabricio Alvarado no aparece en ningún informe del Tribunal Supremo de Elecciones, ni señalado ni acusado por ninguna instancia en este momento”.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.