Por: Gerardo Ruiz R..   13 diciembre, 2017
Welmer Ramos (izq.) evadió confirmar a La Nación si fue él quien giró instrucciones para que se agilizara la publicación de la reforma al reglamento de comercialización del cemento mientras fue ministro del Meic. Ahora figura como aspirante a diputado por Heredia del candidato presidencial del PAC, Carlos Alvarado. Fotografia, Graciela Solis.
Welmer Ramos (izq.) evadió confirmar a La Nación si fue él quien giró instrucciones para que se agilizara la publicación de la reforma al reglamento de comercialización del cemento mientras fue ministro del Meic. Ahora figura como aspirante a diputado por Heredia del candidato presidencial del PAC, Carlos Alvarado. Fotografia, Graciela Solis.

El 6 de noviembre del 2015, una alta funcionaria del MEIC envió un correo electrónico interno en el que manifestó que, "por órdenes de la Presidencia", una propuesta de reforma al reglamento de comercialización del cemento debía salir a consulta pública en solo cuatro días.

Así se lo hizo saber Isabel Araya Badilla, quien en aquella época era la jefa de Mejora Reguladora y Reglamentación Técnica, a los integrantes del Órgano de Reglamentación Técnica que estudiaba los cambios al reglamento.

"Hoy nuevamente, por órdenes de la Presidencia, nos piden que dicha propuesta debe salir a consulta pública el martes; el lunes sale el aviso en La Gaceta y el martes debe estar a disposición del público la versión que avalemos nosotros. Por lo anterior, les solicito su apoyo para que revisen dicha propuesta y nos remitan sus observaciones a más tardar el lunes", dice el correo.

Consultada por este medio, Araya Badilla afirmó esta semana que la orden para que se revisara rápido el reglamento del cemento provino de Welmer Ramos, entonces ministro del Economía y actual candidato a diputado del PAC.

Ella ya no labora para el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

El correo enviado por Araya está dentro de los 33.000 folios de documentos que estudian los diputados de la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios del Congreso, los cuales investigan si el importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños, recurrió a tráfico de influencias en el gobierno para que poder comercializar producto importado y para obtener financiamiento.

Este documento lo aportó el propio MEIC, confimó el presidente del panel, Ronny Monge, diputado de Liberación Nacional (PLN).

No obstante lo dicho en el correo, la exjefa negó a este diario haber tenido contacto alguno con Zapote: "Mi nivel es técnico, difícilmente a ese nivel lo llaman directamente de la Presidencia; yo recibo la instrucción de mi superior, lo que señalo en el correo (de noviembre del 2015), es lo que a mí me fue indicado".

En su correo de hace dos años, Araya les recordó a los miembros del ORT que, aunque en mayo del 2015 se hizo una reforma al reglamento del cemento, entre esa fecha y noviembre del mismo año se promulgó una nueva norma técnica de cementos hidráulicos del Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco), la cual se estaba esperando para realizar una nueva reforma más integral.

Exministro se desvincula de órdenes

Por su parte, Welmer Ramos evadió contestar directamente si él le exigió a Araya apresurar la publicación.

El exministro contestó este martes que no recordaba el hecho por haber ocurrido dos años atrás.

Al preguntársele si es común que las direcciones del MEIC reciban instrucciones directas de la Casa Presidencial, cuando se trata de materia reglamentaria, respondió que los funcionarios con muchos años de laborar "tienen sus propias formas de hablar", pero que él no podía controlar eventuales comunicaciones entre ellos y otros despachos del Gobierno.

"El Órgano de Reglamentación Técnica es un grupo de trabajo interinstitucional y entre ellos, cuando las cosas ya van para adelante, coordinan con diferentes instituciones. Incluso, el Órgano coordina los temas legales con las direcciones jurídicas. El ministro no puede estar metido en todo. Cuando (Araya) dice 'por órdenes de la Presidencia', puede ser de Casa Presidencial, de alguien, no sé. Pero ahí no me pregunte usted a mí, ni me ponga a aseverar cosas que no puedo decirle", manifestó Ramos.

Cuando se le pidió su criterio sobre las dos versiones de Isabel Araya sobre la procedencia de las órdenes para agilizar la publicación del reglamento, Ramos rechazó que existiera una contradicción.

"No hay dos versiones distintas. Ninguna, usted sabe que una de las cosas que hay que cumplir en los ministerios es el plan operativo institucional, las metas que se tienen que lograr y cuando nosotros teníamos esa cantidad de reglamentos dando vueltas y que teníamos que cumplir con una cierta cantidad, uno está empujando", afirmó.

Y agregó que lo que sí recordaba es que la dirección Jurídica de Casa Presidencial y la oficina de Leyes y Decretos de esa institución ordenaron que la nueva propuesta de reglamento técnico saliera a consulta pública.

Dijo que él cuestionó esa directriz porque ya la norma técnica, en la que se basaba la modificación reglamentaria, había sido objeto de consultas y porque consideró que una nueva petición de criterio era innecesaria ante la urgencia de modificar el reglamento.

Los nuevos contenidos del reglamento finalmente favorecieron la importación de cemento desde China que emprendió Sinocem, la firma de Juan Carlos Bolaños.

El correo que envió la exdirectora de Mejora Regulatoria y Reglamentación Técnica no es el primer vínculo que se revela entre Casa Presidencial y la modificación a la normativa técnica que permitió a Bolaños empezar con la importación de cemento, para romper el oligopolio que hasta ese momento tenían las empresas Holcim y Cemex.

Anteriormente, a principios de setiembre, este diario publicó que la Casa Presidencial giró "instrucciones superiores" que contribuyeron a que se aprobaran las modificaciones en el reglamento para comercializar cemento.

En ese momento, también se reveló un correo para los miembros del ORT en el que se les adjuntó una propuesta de reforma a la normativa, propuesta que tomó por sorpresa a los integrantes de ese Órgano, funcionarios de entidades como el Ministerio de Salud, del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y del propio Meic, entre otras instituciones.

Ramos declaró, en ese momento, que "puede ser" que abogados de la Casa Presidencial redactaran la propuesta de modificación al reglamento de comercialización del cemento.