Esteban Oviedo. 28 agosto, 2017
La exfiscala venezolana Luisa Ortega se reunió este lunes con el fiscal general, Jorge Chavarría, en el salón diplomático del aeropuerto Juan Santamaría en Alajuela.
La exfiscala venezolana Luisa Ortega se reunió este lunes con el fiscal general, Jorge Chavarría, en el salón diplomático del aeropuerto Juan Santamaría en Alajuela.

La exfiscala general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, llegó a Costa Rica este lunes, para reunirse con el fiscal general Jorge Chavarría.

Alrededor de las 10 a. m., la Fiscalía General informó de que ambos sostienen una reunión en el salón diplomático del aeropuerto Juan Santamaría.

La Cancillería costarricense informó de que emitirá un comunicado al respecto en los próximos minutos.

Luisa Ortega fue destituida por la Asamblea Costituyente instalada por Nicolás Maduro en Venezuela, luego de que ella denunciara el rompimiento del orden constitucional.

Ortega, de 59 años, fue una de las primeras víctimas de la Constituyente, órgano que también suplantó los poderes del Parlamento de mayoría opositora y es desconocido por Estados Unidos, Colombia y varios gobiernos de la región, incluido el de Costa Rica, por considerarlo un paso hacia "una dictadura".

La exfiscala, una chavista que rompió con el gobierno de Maduro, burló la prohibición de salir de Venezuela que le impuso el máximo tribunal dentro de una investigación que le sigue por supuestamente mentir en el ejercicio de sus funciones.

Ortega llegó con su esposo, el diputado Germán Ferrer, el viernes pasado a Bogotá en un vuelo privado desde Aruba. Allí el mandatario Juan Manuel Santos le ofreció asilo. Luego, se dirigió a Brasil, donde participó en una cumbre de fiscales del Mercado Común del Sur (Mercosur) invitada por la Fiscalía brasileña.

La exfuncionaria asegura ser víctima de una "persecución política".

Estas son algunas de las frases con las que Ortega irritó al gobierno de Maduro:

1. "Hay una ruptura del orden constitucional (es la) acusación que hice y que hoy sigo haciendo".

2. "Venezuela se encuentra en un limbo constitucional".

3. "Estamos frente a acciones de barbarie, promueven (los oficialistas) la violencia, promueven el odio, incitan a la insurrección armada".

4. "Se ha desmantelado el Estado de derecho, se ha venido abajo (...) Aquí lo que tenemos es un terrorismo de Estado".

5. "La democracia puede ser arrasada por factores políticos atrincherados en el poder que se escudan en las fuerzas coercitivas del Estado para contener el descontento popular".