Política

Error en reforma del MOPT: ‘Siguió siendo una entidad de 4.000 empleados donde nadie sabía qué hacer’

Ahora que el Gobierno y los diputados evalúan una nueva reforma al MOPT, el Conavi y demás consejos, el director del Estado de la Nación señaló en la Asamblea los errores del proceso anterior

“En primer lugar, no se reformó al rector. Se crearon los consejos, pero nadie tocó el Ministerio. El MOPT siguió siendo una entidad de 4.000 empleados donde nadie sabía qué hacer porque, aunque se le pasaron funciones especializadas a los consejos, el MOPT retuvo una serie de funciones de ejecución y empezó un pleito de dónde empieza el MOPT y dónde está Conavi”.

Con esas palabras, el director del Programa Estado de la Nación (PEN), Jorge Vargas Cullell, expuso a los diputados los errores que, en su criterio, llevaron al fracaso la reforma hecha al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), entre los años 1996 y 2004.

En ese periodo, se crearon los órganos desconcentrados que se encargaran de materias específicas que antes atendía el MOPT, como el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), para carreteras, y el Consejo de Transporte Público (CTP), para regular los sistemas de transporte.

Ahora, más bien, el Gobierno impulsa un proyecto para reintegrar las oficinas de estos órganos al MOPT.

El problema con la reforma anterior, dijo Vargas Cullell, es que se crearon los consejos para la ejecución, pero no se reformó al ente rector.

Esto generó problemas entre la rectoría y los órganos desconcentrados, provocando así, por ejemplo, roces entre las funciones del MOPT y las del Conavi, expuso el director del PEN ante la Comisión Legislativa de Modernización y Reforma del Estado.

Vargas empezó su exposición diciendo que, si bien había que resolver la entonces a preocupación ciudadana por el deterioro de la infraestructura vial y la baja ejecución del ministerio, la definición de la raíz del problema fue imprecisa.

En primera instancia, aseguró, nunca se abordaron las causas de la baja ejecución y lo que debía ser cambiado.

Se optó por el exitoso modelo usado en el sector de comercio exterior y atracción de inversiones, pero los resultados no fueron los mismos.

Añadió que, para financiar los consejos del MOPT, se crearon vías de financiamiento como el impuesto a los combustibles que financia al Conavi.

En 1998, ejemplificó, se crearon el Conavi y el Consejo Nacional de Concesiones (CNC). Dos años después, se abrió el Consejo de Transporte Público (CTP) y, en 2001, se le dieron facultades de fiscalización, sobre las obras viales, al Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

No obstante, insistió, no se realizaron reformas al ente rector y tampoco se definieron objetivos de política pública. “Dijeron ‘separemos porque necesitamos ser más eficientes en la ejecución’, pero nunca dijeron qué es lo que se quería ejecutar, qué era lo nuevo, porque, sin esos objetivos de política, a diferencia del caso Comex (Ministerio de Comercio Exterior) que se pusieron objetivos de política pública, entonces, no se podían evaluar si la reforma que se estaba haciendo era el medio”, criticó Vargas.

Para este 2022 el presupuesto del MOPT y sus cinco consejos es de ¢410.438 millones. De ese monto, el 45,7% se queda en la cartera (¢187.484 millones) y el 54,3% (¢222.955 millones) se destina al Conavi, el Consejo Técnico de Aviación Civil (CTAC), el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), el CTP y el CNC.

Otro error en esa reforma, según enumeró el director del PEN, fue la nula intervención del mercado oligopólico de las empresas del sector.

“Por el lado de reforma de Estado, vamos a mover estas cajitas (de un diagrama que representan las instituciones), pero enfrentando el mercado oligopólico de las empresas que participaban. Sobre eso hubo omisión, no se diseñó nada al respecto”, lamentó.

También, señaló errores de composición. Se crearon juntas directivas que corporizaron las instituciones, donde el ministro integra en minoría consejos en los que participan los regulados, quienes al mismo tiempo toman decisiones sobre política pública, dijo.

Un ejemplo de ello es el CTP, en donde autobuseros y taxistas tienen delegados.

Tampoco se planificó la relación de la rectoría con esos consejos. “Cada consejo tiene asesoría legal, su auditoría, en vez de, por ejemplo, crear un centro que aprovisionara a los consejos, para que se descargaran de esas cosas y se concentraran en la ejecución”, comentó.

Finalmente, Vargas criticó que, en la reforma del MOPT, no se haya incentivado la atracción de personal especializado, contrario a lo realizado en el sector exportador y de atracción de inversiones donde, además de articular al Estado con la empresa privada, en ese caso Comex, Promotora de Comercio Exterior (Comex) y la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), se creó un régimen especial de empleo.

En cambio, en el MOPT se promovieron traslados desde la cartera a los ministerios para dedicarse, básicamente, a trabajar en lo mismo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.