Política

Diputados rebajarían ¢16.000 millones de gasto corriente del Gobierno para dirigirlos a vivienda

Un planteamiento del diputado Gustavo Viales pide rebajar ¢16.000 millones de varios títulos del gasto corriente del Gobierno para dirigirlos a vivienda de interés social. La propuesta consta en una moción de fondo presentada al Presupuesto Nacional del 2022 por el liberacionista, el viernes anterior.

El movimiento devolvería al Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) el 53% de los ¢30.000 millones que el Ministerio de Hacienda propuso recortar a la institución.

La idea, según comentó el legislador, es rebajar gastos “superfluos” de rubros como transportes, viáticos, capacitación, consultoría, papelería o mantenimiento de equipos de varios programas de 18 instituciones y trasladarlos al Fondo de Subsidios para la Vivienda.

“No se está tocando títulos presupuestarios esenciales como lo son los ministerios de Salud, Seguridad, Justicia y Cultura. Se toca el resto del ministerio en esas partidas”, aclaró Viales.

Al los ministerios de Hacienda, Vivienda y Obras Públicas y Transportes (MOPT) se les rebajan, por ejemplo, ¢6.689 millones, ¢2.513 millones y ¢2.225 millones, respectivamente, mientras que al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), ¢927 millones.

Otros ¢1.074 millones provendrían de una reserva de ¢2.685 para un eventual referéndum. “En audiencia, el TSE dejó claro que no tendríamos referéndum el próximo año porque la recolección de firmas está suspendida por la situación de la pandemia”, justificó Viales sobre este movimiento.

Las reducciones más bajas serías para el Ministerio de la Presidencia, con ¢31 millones; y a la Asamblea Legislativa, con ¢21 millones.

Viales explicó que la metodología usada para el movimiento consiste en asegurar para el 2022 el monto del presupuesto del año actual de los ministerios y otras entidades, incluidos los ajustes en los presupuestos extraordinarios, más un incremento de dos veces el tope de la regla fiscal.

“Tendrán asegurado el presupuesto de este año más un leve aumento. El exceso de ese aumento fue lo que se recortó para una suma de ¢16.000 millones. Con este método no se afecta la regla fiscal, se cumple el equilibrio presupuestario y se garantiza la inversión en obra pública y generación de empleo”, explicó el verdiblanco.

De aprobarse la moción, los diputados impedirían que el gasto corriente del Gobierno rompa la regla fiscal en el presupuesto del 2022.

Con el plan original, el gasto corriente de ¢8,2 billones aumentaría en un 2,23%, porcentaje equivalente a ¢179.000 millones, mientras que la regla fiscal impuso un techo de crecimiento de un 1,96%.

En tanto, el Gobierno propuso bajar el gasto en obras y equipamiento en un -4,86%, lo que implica una disminución de ¢25.600 millones. Este pasa de ¢527.000 millones a ¢501.400 millones.

La contralora general de la República, Marta Acosta, señaló ante los diputados que, si bien el presupuesto general del 2022 cumple con la regla fiscal, al crecer en 1,79% a nivel global, el gasto corriente sí lo estaría incumpliendo.

Para generar credibilidad en el manejo de las finanzas públicas, la jerarca sugirió a los legisladores de la comisión de Hacendarios ajustar el plan de gastos. Para bajarlo al 1,96% del techo del crecimiento se requiere disminuir en ¢21.565 millones el gasto corriente, explicó días atrás.

La propuesta de Viales es ¢5.565 millones inferior al ajuste requerido.

La propuesta del verdiblanco consta entre un poco más de 40 mociones de fondo que los legisladores plantearon al presupuesto nacional del próximo año. Estas se empezarían a discutir este martes.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.