Yeryis Salas. 6 junio
La diputada María Vita Monge presentó el proyecto el 1° de mayo. Foto: Rafael Pacheco.
La diputada María Vita Monge presentó el proyecto el 1° de mayo. Foto: Rafael Pacheco.

Los diputados evaluarán la posibilidad de empezar el trámite de una reforma constitucional para que el Estado se convierta en laico.

Así lo acordaron este jueves los jefes de fracción. Se trata del expediente 21.380, propuesto por la diputada socialcristiana María Vita Monge, el 1.° de mayo anterior.

Si se aprueba la iniciativa, el artículo 75 de la Constitución Política estipularía: “La República de Costa Rica respeta el pluralismo religioso. Toda persona tiene el derecho de asumir o abandonar determinadas creencias religiosas, o de cualquier índole, así como de profesarlas libremente”.

“La libertad de manifestar la propia religión y las propias creencias está sujeta únicamente a las limitaciones prescritas por la ley y que sean necesarias para proteger la seguridad, el orden, la salud o el bienestar común o los derechos y libertades de los demás”.

Actualmente, el artículo 75 señala: “La Religión Católica, Apostólica, Romana, es la del Estado, el cual contribuye a su mantenimiento, sin impedir el libre ejercicio en la República de otros cultos que no se opongan a la moral universal ni a las buenas costumbres”.

La iniciativa también busca modificar el artículo 194 de la Carta Magna, para que el juramento de funcionarios públicos sea el siguiente: “¿Juráis a Dios, o ante vuestras creencias o convicciones personales y prometéis a la Patria observar y defender la Constitución, las leyes de la República, y cumplir fielmente los deberes de vuestro destino?”.

En su forma actual, el juramento no incluye el fragmento sobre creencias o convicciones personales de la persona juramentada.

El proyecto de ley expone que su aprobación no implicaría eliminar feriados de Semana Santa, los cuales están regulados en el Código de Trabajo.

Añade que tampoco se prohibiría la educación religiosa en centros educativos, pues esto le compete al Ministerio de Educación Pública (MEP).

El expediente detalla que su objetivo es la laicidad estatal, la cual procura garantizar la libertad religiosa, a diferencia del laicismo, corriente relacionada con la hostilidad hacia las religiones.

“Desde ningún punto de vista se puede utilizar la concepción de laicidad que se defiende en la presente iniciativa para valorar negativamente las convicciones religiosas con expresiones de intolerancia o implementar por parte del Estado políticas relativas a fomentar el ateísmo o persecución, como sí lo puede hacer el laicismo”, señala el documento.

La socialcristiana María Vita Monge afirmó que todas las bancadas estuvieron de acuerdo en iniciar el proceso. Según dijo, la única oposición provino del fabricista Jonathan Prendas.

“Me siento muy satisfecha con que este proyecto avance, habrá compañeros con los que debemos seguir conversando porque esto en ningún momento pretende sacar a Dios de la Constitución Política, por el contrario, es un proyecto que quiere a Dios dentro de la Constitución, pero no dentro de la política”, señaló Monge.

El expediente 21.380 fue firmado en total por 20 diputados de los partidos Unidad Social Cristiana (PUSC), Liberación Nacional (PLN), Acción Ciudadana (PAC) y Frente Amplio (FA), más los independientes Zoila Volio y Erick Rodríguez.

Enrique Sánchez, jefe de fracción del PAC, explicó que este proyecto se tramitará junto a otros cambios a la Carta Magna apoyados por su fracción, los cuales consisten en disminuir el aporte estatal a los partidos y elevar a rango constitucional el principio de paridad de género.

“Por supuesto apoyamos estos tres (proyectos) decididamente, vamos a ver qué otras reformas constitucionales plantean las otras fracciones para iniciar el trámite”, dijo Sánchez.

Luis Fernando Chacón, jefe del PLN, indicó sobre el plan de Estado laico: “Es un tema que la fracción aún no ha discutido, pero sí estamos de acuerdo en impulsar las lecturas para ir tramitando temas de reformas constitucionales, que tenemos muchas en la agenda”.

Este medio consultó el criterio a la fracción de Restauración Nacional (PRN), pero al cierre de edición no hubo respuesta.