Política

Diputados cuestionan aumento del 100% en salarios de ministros: ‘Es una contradicción gigantesca’

Jefes del PLN, PUSC y FA expresan dudas sobre si medida violenta la regla fiscal; Fabricio Alvarado avala que jerarcas tengan ‘salarios competitivos’

Los jefes de tres fracciones legislativas de la oposición cuestionaron este miércoles la decisión del presidente de la República, Rodrigo Chaves, de aumentar en un 100% los salarios de los ministros y viceministros.

Chaves anunció, a mediodía, que firmará un decreto para ajustar los salarios de los ministros y viceministros que han estado congelados durante los últimos 10 años por decisiones presidenciales. Ese ajuste implica que los salarios base pasarán de ¢1,3 millones a ¢2,6 millones.

Por medio de sus canales de prensa, los voceros de los partidos Liberación Nacional (PLN), Unidad Social Cristiana (PUSC) y el Frente Amplio (FA), objetaron la medida anunciada por el mandatario y solo Nueva República se manifestó a favor de ella.

Kattia Rivera, jefa de fracción del PLN, aseguró ser consciente del nivel de responsabilidad de los jerarcas ministeriales y que estos deben tener una mayor remuneración. No obstante, cuestionó que Chaves tuviera un discurso durante la campaña electoral sobre la austeridad y que ahora tome esa decisión.

“Decían que iban a tener un nivel de austeridad, que se iban a rebajar los gastos, de que muchas de esas cosas eran lujo, para luego llegar a hacer semejante aumento”, señaló.

La verdiblanca agregó que todavía falta analizar el impacto que ese aumento del 100% tendrá en los otros componentes salariales, como dedicación exclusiva.

“Cuando uno analiza y sabe que eso se tomará del presupuesto de las instituciones, en medio de una regla fiscal, cuando todas las instituciones desfilan por la Asamblea para explicar sus limitaciones... ¡Eso es lo que no se vale!”, aseveró Rivera.

La verdiblanca, además, expresó dudas sobre la legalidad de esa medida a la luz de la regla fiscal, la cual impide el aumento de los salarios en escenarios de crisis económica como el actual.

Jonathan Acuña, jefe del Frente Amplio, consideró que la decisión de Chaves es una “contradicción gigantesca”, porque mientras se les duplica el salario a los ministros y viceministros, hay remuneraciones muchísimo más bajas que están congeladas y lo van a seguir por el escenario de crisis y la norma legal.

“Hay remuneraciones de maestros, policías, cocineras que son mucho más bajas y están congeladas, mientras los precios están aumentando de una manera muy acelerada”, indicó el frenteamplista.

Acuña también coincidió con Rivera al señalar que mientras una gran cantidad de instituciones y organizaciones que se enfrentan a la llave del financiamiento cerrada por la regla fiscal, el presidente Chaves hace un aumento inédito en esos salarios.

Manifestó que su bancada hará una revisión jurídica del tema, pues recordó que la regla fiscal impide aumentos salariales en este momento en el sector público.

Desde el año pasado, los sueldos de la planilla del Estado están congelados, pues la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas establece que mientras el endeudamiento del Estado supere el 60% del Producto Interno Bruto (PIB), no se pueden hacer ajustes por costo de vida.

El diputado también cree que hay una restricción presupuestaria que impide usar las partidas sobrantes en otras partidas. Además, sostuvo que si eliminan las plazas, eso requiere un estudio de reestructuración. “Hay dudas desde el punto de vista jurídico”, acotó.

Al respecto, el economista José Luis Arce advirtió de que, independientemente de si la medida anunciada es bien o mal recibida, es riesgosa para el proceso de saneamiento de las finanzas públicas, no por el gasto adicional en salarios de ministros, sino por las presiones salariales que podrán ejercer los sectores.

“En estos momentos, lo único que sostiene el proceso de consolidación fiscal es la regla fiscal. La razón por la cual el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo en su última revisión que no eran necesarios más impuestos, es porque se supone una aplicación irrestricta de la regla fiscal.

“Eso abre una caja de Pandora enorme, porque van a venir las presiones sindicales por los aumentos salariales, y son medidas que pueden debilitar la regla fiscal, moral y jurídicamente. Eso no es bueno en este momento, cuando la inflación está al 10%, cuando las presiones salariales pueden ser significativas”, dijo Arce.

El único que sí aplaudió la decisión del mandatario fue Fabricio Alvarado, jefe de bancada del Partido Nueva República.

“En conversaciones previas que tuve con él, cuando formaba su gabinete, nos hablaba de los problemas que tenía para conformarlo por los salarios, sobre todo cuando tomamos en cuenta que un ejecutivo en el sector privado gana $5.200 en promedio, o sea 3,5 millones. Un ministro, un viceministro debe tener salarios competitivos”, adujo.

Alvarado, eso sí, señaló que hay rubros que se suman al salario base de esos funcionarios que se deben tomar en cuenta para evitar abusos a la hora de establecerlos.

“Por supuesto que estamos de acuerdo, porque deberían tener salarios competitivos para que no se vean tentados a dejar el gobierno por mejores sueldos en el sector privado”, manifestó.

Por su parte, la liberacionista Paulina Ramírez, presidenta de la comisión legislativa de Asuntos Hacendarios, anunció que enviará el decreto a consulta de la Procuraduría General de la República porque tiene “serias dudas sobre su legalidad”, a la luz de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Ramírez recalcó que esa ley impide hacer aumentos en el escenario actual, además expresó tener dudas sobre posibles roces con la Constitución Política, por trato desigual entre servidores públicos.

En tanto, Daniela Rojas, jefa de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), reconoció que las condiciones salariales de los ministros en Costa Rica no son muy buenas, y que deben mejorarse, pero enfatizó en que “este no es el momento para hacerlo”.

“Hay temas que son importantes y prioritarios y que los costarricense están esperando que les demos soluciones. Por ejemplo, bajar el costo de vida, de los combustibles, entre otros. Espero que el presidente y su equipo también tomen decisiones inmediatas para ayudarle a miles de costarricenses que lo están necesitando”, agregó la socialcristiana.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.

Sofía Chinchilla Cerdas

Sofía Chinchilla Cerdas

Periodista en la sección de Política. Graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, en la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.