Aarón Sequeira. 3 abril
La diputada liberacionista Ana Lucía Delgado, presidenta de la comisión de Hacendarios, consideró que la emergencia que vive el país por el nuevo coronavirus obligaba a agilizar el trámite de presupuestos diseñados para atender la crisis. Foto: Asamblea Legislativa.
La diputada liberacionista Ana Lucía Delgado, presidenta de la comisión de Hacendarios, consideró que la emergencia que vive el país por el nuevo coronavirus obligaba a agilizar el trámite de presupuestos diseñados para atender la crisis. Foto: Asamblea Legislativa.

Los diputados crearon, este viernes, un proceso legislativo ultrarrápido para tramitar de forma acelerada cualquier modificación urgente al Presupuesto Nacional para atender la emergencia por el coronavirus.

Se trata de una reforma al Reglamento de la Asamblea Legislativa, aprobada con los votos de 47 legisladores; solo el independiente Erick Rodríguez Steller votó en contra de la propuesta.

El nuevo mecanismo permitirá agilizar el presupuesto extraordinario que prometió enviar el ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, al Congreso, para subsidiar a los trabajadores afectados económicamente por la pandemia, así como atender otras necesidades.

El procedimiento establece que, al día siguiente de que llegue el plan de gastos, pasará al primer lugar en la agenda de la comisión legislativa de Asuntos Hacendarios, la cual tendrá un plazo máximo de seis días hábiles para dictaminarlo.

Las entidades que Hacendarios quiera consultar sobre este proyecto deberán contestar en un plazo de tres días y no de ocho, como es lo usual. Sin embargoa, ese proceso no podrá suspender el conocimiento ni votación del plan de gastos, ni en comisión ni en primer debate.

Además, el foro hacendario tiene el permiso legislativo para “utilizar los recursos telemáticos” necesarios para estudiar la propuesta del Poder Ejecutivo.

Para la votación final en comisión, la presidencia del foro tendrá que convocar a sus miembros con 24 horas de antelación y, una vez votado el plan, los diputados tendrán un día para emitir el informe y enviarlo al plenario legislativo.

Una vez recibido en el plenario, el proyecto irá de inmediato a discusión y habrá un plazo máximo de tres días para su votación en primer debate.

La reforma, por otra parte, impide a los congresistas presentar mociones para modificar el presupuesto con asuntos que no estén contenidos en su texto.

La diputada liberacionista Ana Lucía Delgado, presidenta de Hacendarios, explicó que, si bien los procedimientos para tramitar presupuestos o modificaciones presupuestarias extraordinarias ya son bastante cortos, se hacía necesario ajustarlos aún más por la emergencia sanitaria.

Ordinariamente, el articulo 206 del reglamento legislativo establece que Hacendarios tiene 15 días para tramitar un expediente de ese tipo. Además, el reglamento legislativo fijaba un plazo de hasta ocho días de discusión en el plenario, pero por decisión del plenario se acortó a tres.

“Era necesario ajustarlo, para dar respuesta a una emergencia como la que tenemos actualmente”, manifestó Delgado.

Diputados molestos con Gobierno

La presidenta de Hacendarios añadió que, si bien se logró un acuerdo para acortar al máximo el trámite de las modificaciones presupuestarias para atender la emergencia, hay una molestia generalizada en el plenario porque el Ministerio de Hacienda lleva un atraso de dos semanas en el envío del presupuesto.

El pasado 27 de marzo, el presidente de la República, Carlos Alvarado, anunció un plan para otorgar por tres meses un subsidio de hasta ¢200.000 mensuales a 375.000 familias afectados por la crisis del coronavirus.

Uno de los componentes de la iniciativa era, precisamente, el envío al Congreso de un presupuesto extraordinario para reacomodar ¢100.000 millones en partidas.

El enojo se incrementó luego de que Jonathan Prendas, legislador del bloque independiente Nueva República, sostuvo que declaraciones de la ministra de Planificación, Pilar Garrido, a varios medios de comunicación daban a entender que el atraso estaba en el Congreso.

El diputado Jonathan Prendas, del bloque Nueva República, cuestionó que el Gobierno no enviara aún el presupuesto extraordinario con el que se pretende financiar un subsidio para los trabajadores afectados económicamente por el covid-19. Foto: Asamblea Legislativa.
El diputado Jonathan Prendas, del bloque Nueva República, cuestionó que el Gobierno no enviara aún el presupuesto extraordinario con el que se pretende financiar un subsidio para los trabajadores afectados económicamente por el covid-19. Foto: Asamblea Legislativa.

“La ministra de Planificación está diciéndoles a los medios que espera que la Asamblea apruebe el presupuesto extraordinario en Semana Santa. Eso no puede ser posible porque ni siquiera nos lo han mandado y la propia ministra nos dijo ayer (jueves) que lo envía el miércoles”, aseveró Prendas.

Además, hizo un “llamado al Gobierno para que no malinforme”, en referencia a un documento del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), donde se afirma que, para poder entregar las asistencias a los trabajadores afectados por la emergencia nacional, es necesario que el Congreso apruebe el presupuesto.

“Queremos revisarlo y aprobarlo, pero que no nos den gallo tapado. Se están abusando y están poniendo en compromiso al Congreso con la gente que más necesita y eso no se vale”, dijo.

Al respecto, Patricia Villegas, congresista del Partido Integración Nacional (PIN), aseguró que lo dicho por Garrido y el ministro de Bienestar Social y Desarrollo Humano, Juan Luis Bermúdez, es una falta de respeto para el plenario.

“Estamos aquí en función de Costa Rica y no para una mala interpretación de entes como la ministra de Planificación, que se deje decir esas barbaridades y esas mentiras. Esta Asamblea ha sido histórica y está a favor del pueblo”, apuntó.

Nielsen Pérez, jefa del Partido Acción Ciudadana (PAC), salió en defensa de Garrido y dijo que la ministra no ha hecho “ningún comentario en relación con el presupuesto”, por lo que les informó a los jefes de fracción de la presentación del presupuesto la próxima semana.

“No se está generando ninguna presión de parte de ella, puesto que el presupuesto no se ha presentado aún", manifestó la jefa oficialista. Ante eso, Prendas le pidió a Pérez que la ministra aclarara ante los medios también.

José María Villalta, del Frente Amplio, también pidió que el Gobierno mejore su comunicación, precisamente porque, según alegó, la información que el IMAS le da a la gente es que no se han aprobado los presupuestos.

“Eso induce a error y dirige los enojos contra la Asamblea, porque es imposible, por más voluntad que tengamos, no podemos aprobar el presupuesto porque no lo han mandado”, dijo.

El mismo reclamo hizo el liberacionista Roberto Thompson, precisamente luego de conocer la información que difundida por el IMAS.

“Escuché al ministro Bermúdez, en varios programas, afirmando contundentemente que el subsidio se entrega en la primera quincena de abril. Debemos tener muchísimo cuidado con las expectativas que generamos en la población, que está angustiada y requiere que se le hable con la verdad”, dijo.

Luego de conocerse que el presupuesto llegaría a la Asamblea el miércoles, la Comisión de Hacendarios estableció que la primera sesión de Hacendarios se daría entre jueves y viernes santos.