Aarón Sequeira. 1 abril
Los diputados Víctor Morales, del PAC, y Karine Niño, del PLN, destacaron que la reforma al FCL ayudará a aquellos trabajadores cuyo empleo se ha visto afectado por las medidas tomadas para evitar la propagación del covid.-19. Foto: Cortesía Asamblea Legislativa.
Los diputados Víctor Morales, del PAC, y Karine Niño, del PLN, destacaron que la reforma al FCL ayudará a aquellos trabajadores cuyo empleo se ha visto afectado por las medidas tomadas para evitar la propagación del covid.-19. Foto: Cortesía Asamblea Legislativa.

Los diputados aprobaron este miércoles, en primer debate, el proyecto de ley que autoriza a las operadoras de pensiones complementarias (OPC) a entregar el Fondo de Capitalización Laboral (FCL) a los asalariados afectados por la emergencia del covid-19.

Básicamente, el proyecto reforma la legislación vigente para permitir la entrega del beneficio a aquellos empleados cuyos patronos les hayan reducido el salario o suspendido el contrato laboral debido al impacto económico provocado por las medidas para afrontar la pandemia.

Actualmente, la ley solo permite obtener el FCL ante el despido o el cumplimiento de cinco años de labor seguida con un mismo patrono.

La reforma fue avalada por los 46 legisladores presentes en la sesión del plenario realizada, en atención a las disposiciones sanitarias, en el Auditorio Nacional del Museo de los Niños.

Para que el plan entre a regir, solo le falta el segundo debate; la firma del presidente de la República, Carlos Alvarado; y salir publicado en el diario oficial La Gaceta.

Según las proyecciones del Ministerio de Planificación, en el peor de los casos, hasta 500.000 trabajadores pedirían que les entreguen ese dinero.

La noche del martes, los jefes de fracción del Congreso tomaron la decisión de poner en agenda, este miércoles, la votación del proyecto sobre el acceso al Fondo de Capitalización, luego de que la mesa legislativa definió una versión final del texto sustitutivo.

Antes del análisis de los legisladores, el proyecto había pasado por estudio del Banco Central de Costa Rica (BCCR), de las operadoras de pensiones complementarias (OPC) y la Superintendencia de Pensiones (Supén).

Precisamente, la iniciativa incluyó las recomendaciones del Banco Central para asegurar que las OPC tengan acceso a suficiente liquidez para afrontar un importante aumento de las solicitudes de retiro del Fondo.

Además, mientras esté en vigencia la declaratoria de emergencia nacional por el covid-19, las operadoras podrán hacer entre ellas traspasos no onerosos de los instrumentos financieros, en caso de que haya requerimientos extraordinarios de liquidez.

Tales disposiciones también les permiten exceder los límites de inversión actualmente establecidos por vía reglamentaria por parte del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).

“Una vez más demostramos que con esfuerzo, gran voluntad política y mucho trabajo, podemos hacer que las cosas pasen. Es un trabajo en conjunto de los diputados de todas las bancadas e independientes”, dijo la diputada liberacionista Karine Niño, coordinadora de la mesa sobre FCL.

Niño añadió que se trabajó un texto para afrontar la necesidad de muchos costarricenses, pero con “gran responsabilidad”.

Víctor Morales Mora, del Partido Acción Ciudadana (PAC), apuntó que la aprobación se dio como resultado de un “extraordinario trabajo en equipo” y aseguró que la Asamblea está a la altura de los “desafíos que este país está planteando”.

Morales añadió que los recursos a los que podrán acceder los trabajadores afectados por la emergencia del covid-19 serán de “enorme ayuda".

Por su parte, el sociacristiano Erwen Masís también destacó el esfuerzo de los diputados para ayudar a los costarricenses que se están viendo más afectados y destacó que la reforma introduce mecanismos mucho más ágiles para el retiro del FCL.