Política

Aprobado plan Pagar: solo ¢49.000 millones irán a pagar deuda de los ¢227.000 millones originales

Del plenario salió un debilitado proyecto que quedó como tapahuecos del marchamo

Los diputados aprobaron, este lunes, el proyecto conocido como Pagar, que originalmente sería destinado para pagar deuda pública y que, finalmente, Hacienda lo deberá utilizar como tapahuecos de la brecha abierta por los propios legisladores y el Gobierno al reducir el cobro del marchamo 2021.

La iniciativa recibió aprobación unánime en su trámite de primer debate, por 39 congresistas.

Originalmente, el plan Pagar consistía en tomar ¢227.000 millones de superávits de 12 instituciones públicas para amortizar la deuda.

No obstante, a raíz del impacto de la pandemia, varias entidades fueron negándose a trasladar sus superávits, pues alegaron que necesitarían dichos fondos.

Al final, el plan quedó en unos ¢99.100 millones.

De ese monto, poco más de ¢50.000 millones tendrán que ser usados para cubrir el faltante fiscal por la reducción del marchamo y los ¢49.000 millones restantes sí podrán ser usados para pagar deuda pública.

Antes de darle el primer debate, el plenario aprobó una moción de los liberacionistas Silvia Hernández, Ana Lucía Delgado y Gustavo Viales, que autoriza el traslado de ¢13.335 millones del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) y ¢227 millones de la Junta de Administración del Registro Nacional a la Caja Única del Estado, para que se utilicen en el pago de la deuda pública.

La intención original de la propuesta de Chaves era reducir en un 0,62% del producto interno bruto (PIB) la deuda pública, pero al final se redujo a un 0,25% del PIB.

El Gobierno toma en cuenta dicha iniciativa como una de las acciones que se debaten en las mesas de diálogo, para reducir la deuda pública, aunque su efecto sería por una única vez.

Ya desde que los diputados cavaron este nuevo hueco fiscal, en octubre, el ministro de Hacienda, Elian Villegas, reconoció que tendría que recurrir al proyecto Pagar como el tapahuecos.

Entre las instituciones que exigieron salir del proyecto estuvieron el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), porque ese sector fue el más golpeado por la pandemia.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) pidió al Congreso que la excluyeran de la propuesta y la Junta de Protección Social (JPS) solo estuvo dispuesta a ceder parte de su superávit. Al final, de las 12 instituciones que aportarían sus superávits, los legisladores dejaron la fuente de recursos en la mitad.

La liberacionista Silvia Hernández explicó que los recursos incorporados este lunes en el proyecto Pagar son superávits libres que se pudieron identificar durante el trámite del proyecto de Presupuesto Ordinario y Extraordinario para el 2021.

En su versión final, la iniciativa traslada los siguientes montos a control del Ejecutivo:

-JPS: ¢15.000 millones

-Instituto de Desarrollo Rural (Inder): ¢17.000 millones

-Junta administrativa de la Imprenta Nacional: ¢18.600 millones

-Junta administrativa del Registro Nacional: ¢24.227 millones

-Cosevi: ¢13.335 millones

-Fondo del Consejo de Salud Ocupacional: ¢10.000 millones

-Oficina de Cooperación Internacional de la Salud: ¢956 millones

-Recope deberá trasladar todo el dinero de la liquidación definitiva de la Sociedad Reconstructora Chino Costarricense (Soresco).

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.