Política

Diputados aprueban créditos del BID al filo de la navaja

Cambio de criterio en la fracción del PUSC permitió el avance del financiamiento luego de que este estuvo a punto de perderse

Los diputados aprobaron, este lunes, dos créditos con el Banco Interamericano de Desarrollo por $500 millones, luego de días de incertidumbre que ponían al país frente al escenario de perder el financiamiento.

El expediente legislativo con los dos contratos de financiamiento recibió el apoyo de 41 congresistas, mientras que seis votaron en contra. Los préstamos fueron aprobados en el último día posible. Si estos no eran avalados este lunes, el país los habría perdido, al igual que ocurrió en diciembre del 2020 a instancias de la oposición y, en especial, del Partido Liberación Nacional (PLN).

Para estos nuevos créditos, votaron a favor 15 diputados de Liberación Nacional (PLN), ocho de Acción Ciudadana (PAC), cinco del PUSC, tres de Restauración Nacional (PRN), uno del Partido Republicano Social Cristiano (PRSC), uno del Frente Amplio, seis del bloque independiente Nueva República y dos independientes.

Los votos en contra fueron del socialcristiano Pedro Muñoz; de Wálter Muñoz y Patricia Villegas, del Partido Integración Nacional (PIN); del restauracionista Melvin Núñez, y de los independientes Dragos Dolanescu y Shirley Díaz.

La aprobación se consolidó luego de que el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) anunció, minutos antes de la votación, que la mayoría de sus integrantes apoyaría el proyecto, aunque que se opusieron en el primer debate. Sin los cinco votos del PUSC, los créditos no habrían alcanzado los 38 votos necesarios por tratarse de un empréstito internacional.

Elian Villegas, ministro de Hacienda, expresó satisfacción por el resultado de la votación: “Estos créditos no aumentan el endeudamiento del país; por el contrario, nos ayudan en la senda de reducir el pago por intereses y de ahí se reduce el endeudamiento”.

La semana pasada, cuando el financiamiento estuvo a punto de ser descarrilado, el ministro advirtió de que el país se arriesgaba a cerrar la llave de los financiamientos del BID, en vista de que, en diciembre del 2020, los diputados dejaron perder otro financiamiento de $250 millones de este organismo.

Villegas agregó que el tipo de cambio y las tasas de interés entrarían en riesgo. Además, enfatizó que los préstamos tienen tasas mucho más bajas que el mercado interno y que es fundamental, para el próximo gobierno, reducir las tasas de interés de la deuda pública.

Las tasas de interés

Los créditos del BID están destinados principalmente al apoyo presupuestario y el auxilio por los efectos de la pandemia de covid-19.

Se trata de dos financiamientos por $250 millones cada uno. Uno de ellos es complemento del programa de ajuste fiscal acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con un plazo de amortización de siete años, un periodo de gracia de tres años y una tasa del 2,34% anual.

El segundo forma parte de un programa de apoyo a reformas y tendría un plazo de amortización de 20 años, con una tasa de interés del 1,19% y un periodo de gracia de 5,5 años.

La ausencia de 19 diputados el jueves anterior, así como la posición contraria de legisladores del PIN y del PUSC, había dejado en coma dichos empréstitos, pues debían estar aprobados a más tardar este 20 de diciembre, fecha en que vencía la oferta del BID. En primer debate, el plan solo había recibido 30 votos a favor y ocho en contra.

El fin de semana, Franco Arturo Pacheco, candidato de la Unidad a la vicepresidencia de la República, había adelantado que la mayoría de los socialcristianos daría su voto favorable al los préstamos.

Para consolidar el apoyo, Pacheco se reunió este lunes por la mañana con el jefe del PUSC, Pablo Heriberto Abarca, quien confirmó la decisión de la bancada rojiazul, minutos antes de la votación del segundo debate.

Incluso, en la reunión semanal de la fracción, la postura fue sometida a votación y, allí, cuatro legisladores anunciaron el voto afirmativo, mientras que uno reiteró que votaría en contra: Pedro Muñoz Fonseca.

En el caso de María Inés Solís, ella les adelantó a sus compañeros que no estaría en el plenario a la hora de la votación, como finalmente sucedió. La también socialcristiana Aracelly Salas también se retiró a la hora de la votación, a pesar de que sí estuvo al inicio de la sesión plenaria y regresó algunos minutos después.

Votaron a favor de los dos créditos Pablo Heriberto Abarca, Óscar Cascante, José María Guevara, Erwen Masís y María Vita Monge.

“No le vamos a dar el gusto a la gente de que nos asignen a nosotros la responsabilidad, cuando los irresponsables han sido otros en el Gobierno, que no han entendido que la ruta que están escogiendo no es la correcta y no nos han querido dar la razón.

“Por esa razón es que la mayoría de la fracción de la Unidad va a dar los votos para este préstamo, porque algunos medios de comunicación y muchas personas del sector empresarial están asignándole una responsabilidad como si fuéramos los culpables de la situación en que está el país”, dijo Abarca.

El jefe socialcristiano reclamó porque los ataques se han personalizado contra él, cuando “en realidad deberían dedicarle editoriales a quien se atrasó en la reforma al empleo público”.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.