Gerardo Ruiz R.. 22 agosto
El Poder Judicial sigue con su credibilidad golpeada ante la ciudadanía según la última encuesta del CIEP. Foto: Jose Díaz para La Nación.
El Poder Judicial sigue con su credibilidad golpeada ante la ciudadanía según la última encuesta del CIEP. Foto: Jose Díaz para La Nación.

El Poder Judicial, la Sala IV, la Policía y la CCSS están de caída en términos de percepción pública.

Las cuatro instituciones empeoraron en la calificación que les otorgan los ciudadanos según la más reciente encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos de la Universidad de Costa Rica (CIEP UCR), que se publicó este miércoles.

El Poder Judicial obtuvo una calificación de 5,9 puntos en escala de 1 a 10. La Sala Constitucional recibió un 5,6, la Policía un 5,7 y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) también un 5,7.

Según la encuesta, para entrar dentro del grupo de instituciones bien calificadas se requiere de al menos un 6,8.

Estas entidades sufrieron caídas considerables con respecto a la encuesta de marzo de este año. Bajaron entre 0,6 y 0,8.

Todas esas instituciones tienen un común denominador: están en el nivel más bajo de percepción desde el 2013.

La iglesia Católica también está en su punto más bajo, con un 6,5. Sin embargo, solo retrocedió en un 0,2 con respecto a marzo pasado.

La Universidad de Costa Rica (UCR) también está en su punto más bajo, con un 8,2, pero esta aparece en la encuesta como la institución mejor evaluada.

Qué sucede? Según el CIEP, existe un deterioro generalizado de la institucionalidad pública y de otras instituciones, como la iglesia, que desempeñan un rol de peso en la sociedad. Todo esto se enmarca, según el Centro, en el panorama negativo que la población percibe para el país.

Junto a la UCR, aprobaron la nota las universidades públicas en general, con 7,8; el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), con 7,2; el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y las universidades privadas, con 7,1, y el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), con 6,9.

Entre los reprobados, también aparecen la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) y los partidos políticos en los niveles más bajos, sin variaciones consideranles.

Aunque siempre mal calificada, la Asamblea Legislativa logró mejorar su nota en el último estudio del CIEP. Mientras su media es de 4,4, en la encuesta de este miércoles registró una nota de 4,9 para los diputados.

La crisis más sonada

En medio de ambas encuestas ocurrieron las sanciones que la Corte Plena impuso a los magistrados de la Sala III por haber desestimado la causa por presunto conflicto de intereses que se presentó en el 2016 contra los ahora exdiputados Otto Guevara y Víctor Morales Zapata, por presuntamente favorecer al empresario Juan Carlos Bolaños en el caso del cemento chino.

El 11 de julio, en una primera sanción, la Corte Plena envió una amonestación escrita a Carlos Chinchilla, Jesús Ramírez, Doris Arias y María Elena Gómez por el caso. No obstante, después de una serie de críticas por el peso de la sanción, la Corte decidió endurecer el castigo elevándolo a dos meses de suspensión sin goce de salario.

Después de que se anunciara el castigo, Carlos Chinchilla y Doris Arias decidieron acogerse a su pensión, el primero de forma inmediata, lo cual provocó que el Poder Judicial tuviera que entrar en el proceso de elección de su presidente, cargo que recayó en el magistrado de la Sala Constitucional, Fernando Cruz.

Antes de agosto, la calificación más baja para la Corte había sido un 6,2, en noviembre del 2016. Sin embargo, al contabilizar toda la serie de encuestas del instituto universitario, el promedio de la calificación al Poder Judicial es de 6,4.

La Sala IV también chapotea en descrédito, pues cayó a un 5,6, después de que en abril obtuvo un 6,3. Su promedio histórico es de un 6,1.