Gustavo Arias Retana, Gerardo Ruiz R., Esteban Oviedo, Eillyn Jiménez B., Pablo Fonseca. 7 julio, 2016

(Video) Costa Rica oficializa candidatura de Christiana Figueres a Secretaría General de la ONU

El Gobierno de Costa Rica presentó este jueves por la mañana la candidatura de Christiana Figueres al cargo de secretaria general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), por un período de cinco años, en sustitución del surcoreano Ban-Ki Moon.

En el acto, realizado en el Teatro Nacional, en San José, tomaron la palabra Figueres y el presidente de la República, Luis Guillermo Solís. Por su parte, el científico costarricense Franklin Chang se encargó de presentar la candidatura de la exsecretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Durante su discurso, Solís destacó que "las Naciones Unidas, y el mundo, necesitan una secretaria general con la habilidad de construir puentes, que sea capaz de consultar y escuchar, preparada para ayudar a dirimir diferendos, construir acuerdos y anticipar problemas. Christiana Figueres ha demostrado ser esa persona."

"En momentos en que la ONU enfrenta grandes retos, tanto dentro como fuera de la organización, ella es la candidata que puede ayudar al organismo multilateral más relevante del mundo a recuperar la credibilidad ante los pueblos, ante los ojos de las personas que está destinada a proteger y defender. Ella tiene la capacidad de renovar nuestra confianza e inspirar a todos y cada uno de nosotros a actuar guiados por los más alto propósito y valores morales", agregó Solís.

El mandatario reveló que su Gobierno envió hace tres días al presidente de la Asamblea General de la ONU, Mogens Lykketoft, la carta donde presentaba formalmente la candidatura de Figueres a la Secretaría General.

El canciller Manuel González manifestó —en una conferencia de prensa posterior al acto oficial— que Figueres es una persona con optimismo constructivo, que sabe escuchar y enteder los problemas independientemente de culturas y geografías.

"Creo que puedo ser esa líder"

La economista Christiana Figueres, de 59 años, destacó en su discurso la responsabilidad que conlleva asumir la candidatura.

"Ser nominada por mi país como candidata a secretaria general de la ONU es un gran honor y una gran responsabilidad. Costa Rica es un país pequeño pero con una historia digna de orgullo, y agradezco al Presidente y al Gobierno de mi país por esta nominación", dijo Figueres.

(Video) Campaña de Christiana Figueres para el puesto de Secretaria General de la ONU

La candidata fue categórica en afirmar que "en momentos en que abundan las injusticias, los abusos, así como disturbios y conflictos con crecientes ramificaciones, es comprensible que en diversas partes del mundo haya desesperanza", pero que para hacer frente "a estos problemas la ONU necesita una líder con un fuerte sentido de la ética que establezca una cultura de sabiduría colectiva, mejora constante, transparencia e integridad. Esta persona deberá ejercer un liderazgo capaz de crear equipos de colaboradores con las habilidades y la experiencia necesarias para generar resultados. Pero el mundo necesita también una líder inspiradora que renueve el sentido de la esperanza y la determinación que caracterizó a la ONU en sus inicios", indicó.

"Creo que puedo ser esa líder. Si tengo el honor de ser elegida para servir a las Naciones Unidas bajo la bandera azul, pondré toda mi experiencia, mi determinación y mi decidido optimismo al servicio de esta tarea. Pero para hacer realidad esta visión, debemos de trabajar juntos", anotó Figueres.

La costarricense agregó, durante la conferencia posterior a al acto en el Teatro Nacional, que su candidatura fue valorada en tres dimensiones: la personal, la del país y la mundial.

"Esto fue una decisión conjunta, nunca hubo presiones (...) Luego del acuerdo de París, las voces de entusiasmo se dispararon".

Pantalla completa Reproducir
1 de 11

Además, aseguró que los otros 11 candidatos a la secretaría general, entre los cuales hay cinco mujeres, tienen sus virtudes y logros.

La fecha para la elección del sustituto o la sustituta de Ban Ki-moon en la Secretaría General de la ONU no está definida aún. Figueres mencionó que la primera votación en el seno del Consejo de Seguridad será el 21 de julio entrante, sin que haya certeza de cuándo se realizaría la votación definitiva.

La candidata reconoció, que en parte de la comunidad internacional, hay un sentimiento de que alguien de Europa oriental debería obtener el puesto, ya que esa región nunca ha liderado la ONU.

Figueres agregó que no puede señalar una fecha precisa en la que decidió aspirar a la Secretaría General de la ONU y que hasta ahora los contactos con los países miembros permanentes del Consejo de Seguridad, que son los que tienen la última palabra en la elección del secretario general, han sido "informales".

Dijo que será desde ahora que ella buscará reuniones formales con los representantes de China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos, miembros permanentes del máximo órgano de la ONU.

La candidata costarricense aceptó que su principal carta de presentación es la labor que realizó como secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en la búsqueda previa de acuerdos a la Cumbre sobre Cambio Climático de diciembre pasado, en París, los cuales la ONU calificó como históricos.

Figueres aseguró, finalmente, que la cabeza de la ONU debe tener imparcialidad para desarrollar con integridad profunda el cargo y ayudar a la humanidad.

"No voy a ser secretaria, porque no voy a tomar instrucciones, pero tampoco voy a ser general, no voy a dar órdenes. El objetivo es mejorar la calidad de vida de los más vulnerables", dijo Figueres.

Prioridades en la ONU

En el evento, Figueres presentó un documento con su visión para el cargo de secretaria general. El texto titulado Restaurando la Esperanza será enviado en las próximas horas al Consejo de Seguridad y a la Asamblea General de la ONU.

En el documento, y durante su discurso, Figueres mencionó que tendrá las siguientes prioridades si se convierte en cabeza de la ONU:

1- Lograr una resolución pacífica de las disputas y un fortalecimiento de nuestra capacidad de respuesta ante las crisis.

"El Secretario General debe trabajar en forma incansable para alentar a los Estados a comprender que, así como necesitamos leyes para regular la vida dentro de un Estado, debemos otorgar primacía al derecho internacional en las relaciones entre Estados."

2- Sembrar hoy las semillas que nos permitirán cosechar una paz sostenida mañana.

"El arco de la consolidación de la paz también se extiende sobre los objetivos de acción transformadores e inspiradores que la comunidad internacional acordó en el año 2015, ya que allí se encuentran las semillas de la paz y la prevención de conflictos a largo plazo".

3- Desarrollar un modelo inclusivo de multilateralismo: diplomacia colaborativa.

"El Acuerdo Climático de París no fue un accidente; fue el resultado de una estrategia y una actitud. Fue la culminación de seis años de reconstrucción paciente de un sistema quebrado que había perdido todo tipo de confiabilidad, para transformarlo en un sistema capaz de ingresar a un espiral ascendente de compromiso y ambición".

4- Fortalecer a las Naciones Unidas.

"El cambio organizativo es difícil y los ajustes pueden resultar incómodos. Siempre debe llevarse a cabo de manera apreciativa, respetuosa y comprometida con el bienestar continuo de todos los que han sacrificado tanto para respaldar a la ONU y a su misión".

¿Cómo llegó a la candidatura?

Desde la secretaría ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Figueres logró que los 175 países firmantes de la convención se comprometieran en el 2015 a reducir sus emisiones de carbono, para evitar que la temperatura del planeta se incremente en dos grados Celsius.

Ella asumió ese puesto en el 2010, tras la renuncia del holandés Yvo de Boer, a consecuencia del fracaso de la cumbre realizada en Copenhague (Dinamarca).

Antes, en 1995, Christiana Figueres fundó el Centro para el Desarrollo Sostenible en las Américas (Cedsa), desde el cual procuraba establecer un enlace entre los países latinoamericanos y la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

También, formó parte del equipo negociador de Costa Rica sobre cambio climático, desde 1995 hasta 2009.

Figueres es antropóloga de profesión, tiene 59 años y en Costa Rica ocupó cargos en los ministerios de Planificación y Agricultura y Ganadería.

José María Figueres reacciona ante candidatura a la ONU de su hermana Christiana

Funciones a la cabeza de la ONU

La cara más reconocible de la ONU debe hacer gala de sus dotes diplomáticos para definir objetivos de impacto e impulsar hacia ellos a grandes potencias y pequeños países. Entre sus principales funciones se encuentran:

--Es el secretario general en todas las sesiones de la Asamblea General, del Consejo de Seguridad, del Consejo Económico y Social y del Consejo de Administración Fiduciaria. Desempeña las demás funciones que le encomienden dichos órganos.

--Está autorizado a "llamar la atención del Consejo de Seguridad hacia cualquier asunto que en su opinión pueda poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales".

--Debe sostener los valores y la autoridad moral de las Naciones Unidas y hablar y actuar en favor de la paz, incluso al riesgo, a veces, de desafiar o contradecir a los mismos Estados miembros.

--Asiste a las reuniones de los órganos de las Naciones Unidas.

--Consulta con dirigentes mundiales y funcionarios gubernamentales diversidad de temas.

--Viaja constantemente para mantenerse en contacto con los pueblos de los Estados miembros e informarse de todas las cuestiones de interés para la ONU.

--Publica una memoria anual sobre la labor de la ONU, en la cual evalúa sus actividades y esboza las prioridades futuras.

--Es Presidente de la Junta de los jefes ejecutivos del sistema de las Naciones Unidas para la coordinación (CEB), que reúne a los jefes ejecutivos de todos los fondos, programas y organismos especializados de la ONU.

--Utiliza sus "buenos oficios" para evitar que surjan, aumenten o se extiendan controversias internacionales.