Política

Carlos Ricardo Benavides y Roberto Thompson chocan por proyecto de comercio al aire libre

Los diputados y ex precandidatos liberacionistas Carlos Ricardo Benavides y Roberto Thompson se enfrascaron este martes en una discusión, en la Comisión de Asuntos Económicos, por el proyecto de ley de comercio al aire libre.

Esa iniciativa pretende permitir a restaurantes y comercios usar espacios exteriores como aceras, calles o parques. La impulsan Thompson, el socialcristiano Pablo Heriberto Abarca y la independiente Paola Vega.

Benavides cuestionó a su compañero de bancada por no limitar el mobiliario que podrían instalar los comerciantes en los espacios públicos. Por eso, planteó siete mociones que solo permitirían a los comerciantes colocar afuera sillas, mesas, sombrillas y otros dispositivos menores. Además, abogó por que los comerciantes estén obligados a removerlos al término de su jornada.

Thompson se opuso en cada una de las mociones al alegar que iban en contra del espíritu del proyecto, el cual surgió con la apertura global de espacios públicos después del confinamiento por la pandemia de coronavirus.

“Si usted lo deja regulado, entonces realmente será material móvil, como las mesas de París o las sillas de Madrid. Lo que a mí no me queda claro en el fondo es en qué estaban pensando (los diputados proponentes) si no es así, o sea, ¿están pensando en otras cosas que nosotros no entendemos de qué se trata?”, cuestionó Benavides, quien criticó la posibilidad de que un comerciante coloque un parlante que moleste a los transeúntes en las aceras.

Enseguida, Thompson respondió: “Vea diputado Benavides, yo entiendo su preocupación por el proyecto. Lo que yo no comparto ni acepto es que se insinúe que hay intenciones diferentes a las que se están planteando en el proyecto. Y eso no se lo voy a aceptar ni a usted ni a nadie”.

La discusión en torno al mobiliario permitido se extendió de moción en moción. Thompson le argumentó a Benavides que era innecesario limitar el proyecto de ley porque las municipalidades podrían regular esas condiciones al entregar las licencias.

Benavides le respondió al exalcalde de Alajuela: “Perdóneme, hay municipalidades de este país que ni siquiera regulan los rótulos en los negocios y vos ves cosas espantosas.

“Vas a tener ciudades llenas de congeladores y de otro material pesado en la calle, todo los días, a la vista y paciencia de la gente, restándole a la ciudad y al espacio público”, insistió.

En la discusión, Benavides también dijo que una moción suya estorbaba a los proponentes debido a la ausencia de especificación del proyecto de ley, sobre cuáles mobiliarios o artefactos pesados podrían instalar los comerciantes en los espacios públicos.

Thompson le respondió: “Perdón, pero es que a mí no me estorba la moción, usemos el lenguaje correcto. Usted tiene el derecho de presentarla y defenderla. Lo que no comparto es lo restrictiva que es, pero además, que la moción diga que todo mobiliario deberá ser retirado diariamente al finalizar la actividad comercial. Esa me parece que no es una parte que va acorde con lo que el proyecto plantea”.

Roberto Thompson también sacó a debate que Carlos Ricardo Benavides es dueño de un restaurante. “Yo entiendo y respeto su posición con respecto a algunas dudas que pueden surgir. Usted es un empresario, tiene un restaurante en Puntarenas, yo entiendo que haya preocupaciones desde el punto de vista del empresario, pero de ahí a sugerir que hay por debajo alguna intención yo eso no se lo puedo aceptar”.

Las mociones de Benavides fueron rechazadas. El texto dictaminado por la misma comisión establece que el comerciante podrá “utilizar el material mobiliario pertinente para el desarrollo de la actividad comercial, en los espacios públicos autorizados, en las condiciones definidas por la municipalidad”.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.