Esteban Oviedo, Josué Bravo. 9 julio

(Video) Presidente anuncia proyecto para reducir salarios públicos más altos durante pandemia

El presidente Carlos Alvarado anunció, este jueves, que el Gobierno presentará un proyecto de ley para reducir temporalmente los salarios públicos más altos, a causa de la difícil situación económica que encara el fisco durante la pandemia.

El mandatario hizo el anuncio después de que la Contraloría General de la República certificó una caída de ¢1,2 billones (millones de millones) en los ingresos del Gobierno Central y de que el ministro de Hacienda, Elián Villegas, comunicara que el déficit fiscal alcanzará el 9,7% del producto interno bruto (PIB).

Eso significa que los gastos superarán a los ingresos en ¢3,5 billones este año.

En conferencia de prensa, al consultársele si Costa Rica podría imitar lo que hizo el Gobierno de Uruguay, el cual redujo hasta en un 20% los salarios públicos más altos para afrontar la pandemia, Alvarado respondió:

“Se avanzará en la dirección; si lo hice desde mayo, reduciendo mi salario, fue señalando la ruta”.

Añadió que se presentará un proyecto de ley “para la reducción de los salarios de las categorías más altas de los escalafones”, en forma paralela a la presentación del nuevo presupuesto extraordinario el lunes 13 de julio en la Asamblea Legislativa, el cual implicará un recorte al gasto público.

“En lo de salud y la parte económica estamos viviendo momentos difíciles y duros, no ganamos nada con entrar en pánico. Se avanzará en esa dirección. Eso será presentado próximamente en el marco de toda la reducción que requerimos, tanto de los gastos públicos, como de la necesidad de ingresos”.

“Se avanzará en esa dirección. Yo ya he avanzado en esa dirección. Tenemos que hacer lo que hay que hacer. Sabíamos que había que avanzar en esa decisión desde antes”, afirmó el presidente.

No obstante, no detalló en qué consistirá la medida.

Pilar Garrido, ministra de Planificación, dijo que el proyecto implicaría “una medida de disminución del gasto de remuneraciones altas para todo el sector público, excepto para quienes se desempeñen en funciones esenciales en la atención de la pandemia”.

En mayo, el gobernante anunció que se reduciría en un 10% su salario.

Ante la caída de ¢1,2 billones en los ingresos que sustentan el Presupuesto Nacional del 2020, en principio, el Gobierno planeó recortar gastos por ¢355.000 millones y pedir al Congreso autorización para aumentar el endeudamiento por unos ¢800.000 millones, con el fin de tapar el hueco.

Los diputados consideraron, en declaraciones a la prensa, que un recorte de ¢355.000 millones no es suficiente y pidieron un ajuste más ambicioso, para no elevar tanto el endeudamiento.

La caída de ¢1,2 billones equivale a un 11% del plan de gastos de todo el año.

En forma paralela, la diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Paola Vega, presentó un proyecto para elevar el impuesto de renta a las personas y empresas con mayores ingresos de aquí a diciembre del 2021, con posibilidad de ampliar la medida por un año más.

A las empresas con una ganancia neta igual o superior a los ¢1.000 millones anuales, se les cobraría un 35% de impuesto de renta, en vez de un 30%.

En tanto, el impuesto subiría en cinco puntos, en el último escalafón de cobro, para las personas con actividad lucrativa que reciban más de ¢40 millones anuales y a las personas con salarios superiores a ¢4,3 millones.