Esteban Oviedo. 4 febrero, 2018

Las provincias costeras fueron vitales para el primer lugar obtenido esta noche por Fabricio Alvarado, del partido evangélico Restauración Nacional.

El diputado obtuvo el 30% de sus votos en Limón, Puntarenas y Guanacaste, en donde alcanzó rangos superiores al 42%, 35% y 25%, respectivamente. En ninguna otra provincia, recibió porcentajes tan altos.

Carlos Alvarado, en cambio, solo obtuvo el 12% de sus votos en las costas. En Limón, por ejemplo, convenció apenas al 10% del electorado.

El candidato de gobierno, en cambio, sí fue fuerte en la zona metropolitana. A las 10 p. m., ganaba San José, Cartago y Heredia.

Fabricio Alvarado, a su vez, ganó Alajuela, pero no con un margen tan amplio como lo hizo en las provincias costeras.

Carlos Alvarado obtuvo más del 87% de sus votos en las provincias que albergan la gran área metropolitana (GAM). Su contrincante recibió, en estas, el 70%.

Hace cuatro años, el protestantismo empezó a dar señales de su fuerza en Limón, cuando le concedió una diputación al también partido evangélico Renovación Costarricense.