Juan Fernando Lara Salas. 21 febrero
El tradicional bullicio de visitantes se silenció por unos meses para dar paso a trabajos y mejoras que van desde pintura hasta servicios sanitarias, instalaciones eléctricas, alarmas y telecomunicaciones. /Fotografía: MCJ Ministerio de Cultura y Juventud
El tradicional bullicio de visitantes se silenció por unos meses para dar paso a trabajos y mejoras que van desde pintura hasta servicios sanitarias, instalaciones eléctricas, alarmas y telecomunicaciones. /Fotografía: MCJ Ministerio de Cultura y Juventud

La centenaria estructura que aloja actividades tan visitadas como la Feria del Libro cerrará sus puertas por unos meses.

El Centro para las Artes y la Tecnología más conocido como la Antigua Aduana, en San José, se someterá en los próximos meses a múltiples mejoras, obras de conservación y mantenimiento. Se prevé que permanezca cerrada hasta finales de junio.

El proyecto comprende una renovación profunda del cableado eléctrico, obras electromecánicas y sistemas de telecomunicaciones, confirmó el área de prensa del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ).

Cuando concluya, la Aduana tendrá un nuevo pararayos, cuarto eléctrico de controles, otro de telecomunicaciones, uno aposento para alojar equipo de cómputo (servidores) así como oficinas de atención y mantenimiento.

Del mismo modo, se mejorará la iluminación externa, interna y de emergencia en el edificio, ademas de dotarla de nuevas alarmas, sistema de voceo y equipo para detección de incendios. También se dispondrá de un sistema de videovigilancia con cámaras y estaciones de monitoreo para el interior y exterior del inmueble.

Se levantarán bodegas y se reparará el sistema de ventilación, así como se instalarán más desagües en el área de comida.

Concluidos los trabajos, los visitantes se toparán con cambios en el acceso principal, revovadas puertas de emergencia en la nave de ladrillo, reparación y pintura de los portones, arreglos en el piso y más tomas de agua potable.

En la Casa del Cuño se cambiará el techo debido a problemas de goteras y desgaste por condiciones ambientales, se instalará una segunda escalera alternativa como salida de emergencia en el entrepiso, así como rampas de acceso para sillas de ruedas. También se mejorará la climatización.

Como parte del proyecto de renovación de la estructura patrimonial, se pintará con nuevos colores y se cambiarán las puertas de vidrio de los accesos.

Fiinalmente, en la plazoleta, se instalará un sistema de evacuación de aguas grises con trampas de grasa y se mejorarán los servicios sanitarios para el público.

El proyecto de mejoras se realiza tanto en el edificio de ladrillo como en la Casa del Cuño, incorporá facilitades y servicios para los visitantes. Fotos: Jorge Navarro
El proyecto de mejoras se realiza tanto en el edificio de ladrillo como en la Casa del Cuño, incorporá facilitades y servicios para los visitantes. Fotos: Jorge Navarro
Inversión de ¢950 millones

Los trabajos actuales de mejoramiento de la estructura se iniciaron en julio del año anterior y “se estima concluir durante el primer semestre del año 2020”, agregó el área de prensa del Ministerio.

El proyecto resulta de un convenio específico de cooperación entre el MCJ y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) a cargo de los trabajos, valorados en unos ¢950 millones (alrededor de $1,7 millones).

El Centro para las Artes y la Tecnología se localiza en el edificio de ladrillo de la antigua Aduana Principal de San José hoy declarado patrimonio nacional y, desde 1980, reliquia histórica.

Su construcción abarcó del año 1888 a 1891 cuando se finalizó, por lo cual hoy acumula casi 130 años en pie en barrio Escalante en San José.

Su localización en el centro capitalino sobrevino luego del arranque del ferrocarril al Atlántico que obligó a las autoridades entonces a disponer de un espacio amplio donde resguardar las mercancías para exportación y también todos aquellos bienes importados al país.

La línea férrea proveniente de Limón desembocaba en un patio lateral junto al edificio para facilitar la carga y descarga de vagones. En la misma propiedad existía una bodega donde se acuñaban las monedas entonces en circulación. Esa bodega se conocía como “la casa del cuño”.

El edificio actual ha sido escenario en las últimas décadas de eventos dedicados a las artes, teatro, música y exposiciones como es el caso de la Feria Internacional del Libro cuya edición para este 2020 está programada para el mes de agosto.

La Nación consultó desde hace varios días al Ministerio si las obras en curso obligaron a modificar el calendario de eventos en el Centro para el segundo semestre del año.

La entidad informó que, desde el año anterior, emitió una comunicación para anunciar el cierre de las instalaciones de la Antigua Aduana por motivo de las reparaciones, con la finalidad de que los usuarios “pudiesen programar sus actividades en otros espacios y así evitar afectaciones por la intervención que se llevaría a cabo”.

Con los trabajos en la parte externa también se pretende resaltar el valor patrimonial del edificio Fotos: Jorge Navarro
Con los trabajos en la parte externa también se pretende resaltar el valor patrimonial del edificio Fotos: Jorge Navarro