Irene Rodríguez. 13 julio
El año pasado, la propuesta ganadora fue la intervención de la antigua estación de tren de Turrialba. Los ganadores fueron Karina Vindaz, Luis Diego Baraona y Gearyela Viquez. Foto Jeffrey Zamora
El año pasado, la propuesta ganadora fue la intervención de la antigua estación de tren de Turrialba. Los ganadores fueron Karina Vindaz, Luis Diego Baraona y Gearyela Viquez. Foto Jeffrey Zamora

Mercados, casonas, un puente, un antiguo cuartel y muchas escuelas están en la lista de participantes en el certamen Salvemos nuestro patrimonio histórico-arquitectónico 2020, cuyo ganador se anunciará el jueves.

La decisión se dará a conocer a las 10 a. m. a través de la página de Facebook del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio.

Para este año se presentaron 23 anteproyectos de restauración de edificios patrimoniales de carácter público.

Dentro de los concursantes están los edificios de las escuelas Cecilio Lindo Morales de Juan Viñas, Jiménez, Cartago; Mixta de Bolsón, en Santa Cruz, Guanacaste; San Jerónimo de Moravia, San José; y Alberto González Soto, en Pacayas de Alvarado, Cartago.

También participan Escuela El Carmen, en Puntarenas centro; Manuel del Pilar Zumbado, en Asunción de Belén, Heredia; República de Chile y el Colegio Superior de Señoritas; estos últimos en San José centro.

Además, están en la contienda las estaciones de tren, ubicadas en Turrúcares, Paraíso, Caldera y Atenas.

Igualmente edificios como el Mercado Central de San José, la Casa de la Cultura de Filadelfia, en Carrillo, Guanacaste; la Casona de Viguetas de Pacayas de Alvarado, Cartago; el puente de las Damas en Jesús María, San Mateo, Alajuela; el Museo Juan Santamaría en Alajuela centro, y el Antiguo Cuartel de Liberia, Guanacaste.

Así quedó luego de su restauración la Escuela Juan Ramírez Ramírez, en Tobosi de Cartago. Este inmueble ganó el certamen Salvemos nuestro patrimonio histórico-arquitectónico del año 2011. / Fotografía: Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural para LN
Así quedó luego de su restauración la Escuela Juan Ramírez Ramírez, en Tobosi de Cartago. Este inmueble ganó el certamen Salvemos nuestro patrimonio histórico-arquitectónico del año 2011. / Fotografía: Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural para LN

El premio consiste en hasta ¢200 millones que se invertirán en el inmueble ganador, y ¢16,9 millones que recibirán, a manera de honorarios profesionales, las personas proponentes.

“Estamos muy satisfechos con la alta participación de proyectos presentados a este certamen. Es la edición especial del Bicentenario de la Independencia. Agradecemos a los ingenieros y arquitectos que, a pesar de las circunstancias actuales, hicieron el esfuerzo y presentaron sus propuestas”, expresó Diego Meléndez Dobles, director del Centro de Patrimonio Cultural.

Esta es la edición número 24 del certamen.

El jurado lo integran Carolina Pizarro Hernández, delegada del despacho del Ministerio de Cultura y Juventud; Ileana Granados Poveda, representante del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA); el planificador urbano Federico Cartín Arteaga, MUP; Adrián Jirón Beirute, arquitecto independiente, y Diego Meléndez Dobles, director del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural.

El año pasado, la propuesta ganadora fue la intervención de la antigua estación de tren de Turrialba. Los ganadores fueron Karina Vindas, Luis Diego Barahona y Gearyela Víquez.

La escuela Andrés Briceño Acevedo, ubicada en el distrito Quebrada Honda del cantón de Nicoya, en Guanacaste, fue la ganadora del certamen en 2016. Fotografía: Jose Díaz
La escuela Andrés Briceño Acevedo, ubicada en el distrito Quebrada Honda del cantón de Nicoya, en Guanacaste, fue la ganadora del certamen en 2016. Fotografía: Jose Díaz