Por: Diego Bosque, John Durán.   15 diciembre, 2017

Los 2,3 kilómetros que conectan la ruta a Limón con la nueva Terminal de Contenedores de Moín (TCM) tienen un avance del 80%.

La ruta 257, la cual sirve de acceso al nuevo megapuerto de Moín, tiene dos viaductos de 817 metros de longitud, aproximadamente. Fotografia: John Durán
La ruta 257, la cual sirve de acceso al nuevo megapuerto de Moín, tiene dos viaductos de 817 metros de longitud, aproximadamente. Fotografia: John Durán

Según un comunicado de prensa enviado este viernes por el Gobierno, la obra estaría lista en mayo del 2018.

Esa carretera, valorada en $77 millones, denominada ruta 257, es uno de los proyectos más polémicos del Gobierno de Luis Guillermo Solís, pues fue diseñada con un error de 80 metros entre el punto donde concluyó el acceso provisional y la verdadera entrada del megapuerto, dado en concesión a la empresa APM Terminals por 33 años.

Esa pifia obligó al Estado a modificar el contrato de construcción de $71 millones a $77 millones, para corregir los diseños y acoplar la carretera al acceso real.

Además, el Poder Ejecutivo tuvo que firmar un convenio con la concesionaria para modificar el área de concesión de la TCM, ya que los nuevos diseños requerían ocupar parte de ese terreno.

La vía debe estar lista antes de que se inaugure la terminal portuaria, porque de eso depende un descuento de $20 por cada contenedor movilizado. La apertura del puerto está prevista para febrero del 2019.

Este viernes, el presidente Solís visitó el proyecto en compañía de funcionarios del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), el Consejo Nacional de Concesiones (CNC) y el Consorcio del Atlántico, empresa a cargo de la construcción.

"A veces se reiteran una y otra vez nuestras limitaciones en la construcción de obra pública, pero no se subraya suficientemente los logros del país y esta vía es uno de esos logros", dijo el gobernante.

De acuerdo con el Consorcio del Atlántico, ya se concluyó uno de los dos viaductos de 817 metros de longitud que componen la carretera. El segundo estaría listo en enero de 2018.

"Este proyecto se convierte en uno de los principales y más emblemáticos proyectos de infraestructura vial de Costa Rica y de Centroamérica", agregó el mandatario.

En la obra se han empleado 6.500 toneladas de acero, 17.000 toneladas de concreto asfáltico y tendrá cuatro pasos aéreos y cinco inferiores para fauna.

El proyecto que conecta la ruta 32 con el nuevo megapuerto de Moín está valorado en $77 millones. Fotografia: John Durán
El proyecto que conecta la ruta 32 con el nuevo megapuerto de Moín está valorado en $77 millones. Fotografia: John Durán

"Quiero ver la hidalguía de quienes criticaban y decían que esto (la vía) no se iba a hacer, reconociendo el avance que tenemos, a ver qué van a inventar ahora, a ver si pueden sostener, como han sostenido algunos, que la única obra que este Gobierno ha hecho es el puente Alfredo González Flores (la platina)", señaló Solís.

Guiselle Alfaro, viceministra de Infraestructura, declaró estar muy satisfecha con el avance de los trabajos.