Infraestructura

Mal cálculo de empresa china con traslado de vigas atrasará entrega de primeros 20 km de vía a Limón

CHEC informó de que tendría problemas para llevar material de gran peso; Consejo espera que compañía presente plan alternativo para solventar demora

Un mal cálculo de la empresa china a cargo de la ampliación de la ruta 32 entre el cruce a Río Frío y el centro de Limón, le impedirá cumplir con el compromiso de entregar los primeros 20 kilómetros de la obra el próximo mes.

Según explicaron representantes de la firma China Harbour Engineering Company (CHEC) al Conavi requieren llevar vigas de gran tamaño pero los puentes que hay en ese tramo no los soportarían, por lo que podrían causar daño a las estructuras.

Tal situación, sin embargo, no fue prevista ni comunicada al inicio de los trabajos, en noviembre de 2017.

Este contratiempo se lo hicieron saber al director del Conavi, Mario Rodríguez, hasta finales de diciembre, durante una reunión.

“Encontraron un problema técnico. Ellos dicen que sus estudios les indican que no deberían pasar por esos puentes con esas vigas, porque podrían provocar una falla, que tienen que encontrar un mecanismo distinto para trasladar las vigas y poderlas colocar. Ya CHEC quedó de hacer estudios y hacernos una propuesta de solución”, explicó Rodríguez.

Los 20 kilómetros que la empresa asiática se comprometió a entregar a modo de prueba, se ubican en el trayecto entre Guápiles y Siquirres (que tiene un total de 36 km).

Ante ese inconveniente, el Conavi desconoce la nueva fecha en que se dispondrá de esa porción del proyecto, cuya longitud total es de 107 kilómetros.

Camino empedrado

FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA CON DATOS DE ARCHIVO.    || w. s. / LA NACIÓN.

La idea de adelantar la entrega de ese sector era medir calidad, logística y rendimiento de la empresa, así como para determinar si hay algún aspecto que deba subsanarse.

El director del Conavi no precisó cuáles serían las estructuras que sufrirían en caso de tener que soportar el peso de las vigas, sin embargo desde hace más de dos años, el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) y más recientemente el Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec), han advertido que la totalidad de los puentes de la ruta 32 requieren intervenciones mayores.

33 puentes

Parte del proyecto de ampliación de la carretera incluye la restauración de las 33 estructuras y la construcción de los puentes paralelos a estos.

En noviembre del año pasado, el Gobierno informó de que la empresa ya realizaba trabajos en 28 de los 33 pasos, así como en más de 200 de las 316 alcantarillas presentes a lo largo de la ruta.

Para entonces, la obra llevaba solo 15% de avance, luego de de dos años de haber recibido la orden de inicio.

En ese mismo informe se detalló que en cuanto a las terracerías (capas de la nueva carretera) la empresa solo ha trabajado en 46 kilómetros de la ruta.

Originalmente, el plazo para la construcción era de 34 meses, los cuales vencían en octubre de este año, sin embargo, la empresa pidió una prórroga de 400 días (más de un año adicional) para entregar la obra. La Administración reconoció únicamente 174 días debido a atrasos causados por huelgas, expropiaciones y traslado de servicios.

Con ese ajuste, la empresa debe terminar el proyecto en marzo del 2021.

Durante todo el año pasado, tanto el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) como el Conavi han presionado a la firma china para que presente planes de acción que garanticen el cumplimiento de los periodos pactados.

En repetidas ocasiones, las autoridades han achacado los problemas a barreras culturales, al punto que fue el Conavi el que se encargó de elaborar el cronograma de obras que la empresa debía ejecutar.

El proyecto de ampliación incluye la construcción de cinco intercambios que se ubicarán en el cruce a Río Frío, Guápiles, Siquirres, el acceso a la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) y otro en Moín.

También intersecciones en el acceso a la ruta cantonal de Moín, el acceso al nuevo estadio de Limón, el entronque con la ruta 241 en Santa Rosa y el entronque a la ruta 36.

La obra también contempla 24 puentes peatonales, bahías para autobuses, accesos a calles existentes y barandas tipo New Jersey para separar los flujos vehiculares.

Además, tendría ciclovías, rutas marginales y sistemas de evacuación pluvial y pasos de fauna.

El proyecto tiene un costo de $465 millones, de los cuales $396 corresponden a un préstamo con el Eximbank de China y una contrapartida estatal de por $69 millones.

El MOPT también tramita un préstamo adicional por $100 millones para desarrollar una serie de obras que se incluyeron en el contrato original.

La empresa CHEC recibió la orden de inicio en el gobierno de Luis Guillermo Solís, sin que para entonces se contara con los diseños definitivos, expropiaciones, permisos y traslado de servicio, entre otros requisitos de las etapas previas.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.