Patricia Recio. 20 mayo
En la TCM operan dos puertos de atraque con seis grúas en total.
En la TCM operan dos puertos de atraque con seis grúas en total.

Una falla eléctrica mantiene fuera de operación las grúas pórticas de la Terminal de Contenedores de Moín, en Limón.

Según confirmó Kenneth Waugh, director de APM Terminals, –concesionaria a cargo del Megapuerto– pasadas las 5 p. m. se mantenían dos barcos en espera de ser atendidos.

Waugh dijo, además, que no hay barcos en bahía esperando su atención, que los transportistas están entrando de forma regular a la terminal y añadió que “en el transcurso del tiempo” verían si se registran filas.

Adicionalmente, en un comunicado, el director de APM indicó que la falla afectó la operación de la terminal y que se habían logrado reestablecer los servicios de recepción, despacho y labores administrativas, más no la operación de las grúas.

"Trabajamos diligentemente para resolver lo antes posible y mitigar el impacto a los usuarios”, añade el mensaje enviado.

La situación fue advertida por el diputado liberacionista David Gourzong, quien en un comunicado indicó que los dos buques se mantenían atracados desde las 2 a. m.

Según manifestó, habría sido necesario retirar las grúas de la terminal para intentar descargar los buques usando las propias grúas de los barcos.

Esa es la segunda ocasión que la TCM enfrenta problemas, a solo tres meses de su inauguración.

A inicios de abril, una serie de condiciones en las que coincidió un aviso de cierre de la ruta 32, información inexacta por parte de las navieras y la “curva de aprendizaje” de los trabajadores, provocaron atrasos de hasta 25 horas en la atención de embarcaciones y filas kilométricas de camiones que llegaron a colapsar la ruta a Limón.

En esa ocasión el director de la concesionaria reconoció que la empresa aún no ha logrado niveles “óptimos de operación”, pero también manifestó que los atrasos que se presentan en “algunos servicios” de las líneas navieras obedecen a otros factores ajenos a la operatividad de la terminal.

El principal reclamo tenía que ver con diferencias presentadas por las navieras entre la proforma declarada y los volúmenes reales operados de trabajo, lo que implica mayor tiempo de atención por parte de la TCM.

Esa situación y nuevos atrasos en los días siguientes, llevaron al Ministerio de Obras Públicas y Transportes a ordenar a APM ceder la atención de cuatro buques portacontenedores que aguardaban en la bahía para cargar o descargar mercancías, para que fueran atendidos por la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva).

La nueva Terminal de Contenedores inició operaciones en su primera fase en octubre del año pasado; sin embargo, fue hasta el 28 de febrero con la inauguración oficial que empezó a atender la totalidad de los buques fully cellular.

En esa terminal operan seis grúas pórticas capaces de generar 180 movimientos por hora de carga y descarga de contenedores.

La plataforma tiene una extensión de 40 hectáreas y permite atender barcos tipo Super Post-Panamax (transportan hasta 8.500 contenedores).