Patricia Recio. Hace 4 días
La propuesta contempla la ampliación a cuatro carriles de todo el tramo montañoso que atraviesa el Parque Nacional Braulio Carrillo. Foto: Rafael Pacheco
La propuesta contempla la ampliación a cuatro carriles de todo el tramo montañoso que atraviesa el Parque Nacional Braulio Carrillo. Foto: Rafael Pacheco

Las empresas constructoras H. Solís y TPF Getinsa recibieron este jueves el visto bueno del Consejo Nacional de Concesiones (CNC) para iniciar estudios correspondientes al proyecto de ampliación del paso de montaña de la carretera a Limón.

La decisión fue tomada por la Junta Directiva de ese órgano adscrito al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), que avaló la iniciativa privada para el plan en el tramo que va desde barrio Tournón, en San José, al puente sobre el río Sucio, en Pococí.

Se llama iniciativa privada porque se trata de una propuesta que nace de las constructoras y no del Gobierno.

Según confirmó el secretario nacional de Concesiones, José Manuel Sáenz, el consorcio tendrá un año, a partir de este momento, para elaborar los estudios ambientales, técnicos y financieros.

Una vez que se complete esa fase, le corresponderá al Estado elaborar el cartel de licitación del proyecto, si este resulta viable.

Los gastos de los estudios, así como el anteproyecto deberán ser financiados por las empresas proponentes, sin embargo, una vez que la obra salga a licitación, cualquier empresa puede concursar. En caso de resultar adjudicada, debe cubrir esa inversión.

La propuesta pretende duplicar la capacidad de tránsito a lo largo de esos 50 kilómetros. Para concretarlo sería necesaria la construcción de túneles falsos, al menos dos viaductos y un túnel paralelo al Zurquí.

Sáenz dijo que entre los principales cambios que acordaron solicitar al proponente están el punto de inicio del proyecto. Originalmente se planteó a partir del puente sobre el río Virilla (conocido como puente del Saprissa) ahora será desde barrio Tournón.

Además se le indicará a las empresas que consideren como un aporte estatal, la ampliación que el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) planea ejecutar en el tramo que va entre el puente y el cruce conocido como Doña Lela. Ese aporte significaría una reducción en el costo de la inversión.

Sáenz dijo que inicialmente el proyecto se desarrollaría en una sola etapa, sin embargo, manejan la opción de dividirlo en caso de que se dificulte el tramo que atraviesa el Parque Nacional Braulio Carrillo, donde será necesario realizar estudios de impacto ambiental de mayor profundidad.

Estimaciones iniciales hechas por las empresas indican que se requeriría una inversión de $643 millones, los cuales serían reintegrados en un período de explotación de 30 años.

La propuesta presentada en diciembre del 2018 establece que, para cubrir esa inversión, los conductores pagarían unos ¢3.000 en peajes por usar la ruta.

El proyecto contempla la ampliación a cuatro carriles del tramo mencionado, la duplicación del túnel Zurquí y también propone como solución para afectar en lo menos posible el Parque Nacional, la construcción de al menos cuatro túneles falsos que protegerían los vehículos en caso de caída de material.

Soluciones en paso de montaña.
Soluciones en paso de montaña.

En algunos sectores también se realizaría una separación de carriles por sentido, con una plataforma en segundo nivel que permita mantener la circulación, en caso de que alguno de los carriles se vea afectado por deslizamientos.

La empresa también pretende construir un puente paralelo al del río Sucio y realizar las ampliaciones necesarias en el intercambio a la entrada de Guápiles

Además, propone un centro de operaciones y mantenimiento vial, así como oficinas y, en alianza con el Estado, se ofrecería a los usuarios asistencia en caso de accidentes, rescate en carretera y servicio de monitoreo y patrullaje a lo largo de la ruta.

Actualmente, la empresa China Harbour Engineering Company (CHEC) amplía a cuatro carriles otros 107 kilómetros de la ruta 32 entre el cruce a Río Frío y el centro de Limón. Por lo que de concretarse esta obra, la totalidad del recorrido entre la capital y la ciudad de Limón tendría dos carriles por sentido.

La iniciativa de la ruta 32 es la segunda en recibir el aval del Estado.

En octubre del año pasado fue el turno de la constructora MECO, la cual obtuvo la autorización para iniciar la fase previa para la ampliación de la ruta entre San José y Cartago.

Saénz dijo que, a más tardar, a inicios del próximo mes, esa empresa les entregará el informe donde establezca la alternativa de infraestructura para ampliar el trayecto entre las Garantías Sociales y Hacienda Vieja. La propuesta de MECO contempla un viaducto, sin embargo el CNC pidió valorar otras opciones que resulten más baratas.