Infraestructura

Contraloría rechaza cambios en contrato para continuar vía a San Carlos

Conavi solicitaba aumentar convenio con constructora en $24,6 millones y plazo en 320 días

La construcción de los 29,7 kilómetros entre Sifón, en San Ramón, y La Abundancia, en San Carlos, está en vilo, pues la Contraloría General de la República (CGR) rechazó aumentar el monto del contrato con la empresa Sánchez Carvajal en $24,6 millones y el plazo de la obra en 320 días.

La CGR informó este miércoles, en un comunicado de prensa, que denegó la solicitud porque el monto adicional no garantiza que la obra se finalizará, no hay claridad sobre cuándo se terminará la vía y tampoco existen estimaciones del costo final del proyecto.

"Nos encontramos de frente a una gestión incompleta, pues, para dotar de esa funcionalidad al proyecto serían necesarias otras actividades que no forman parte de esta (adenda) y que aún se encuentran pendientes de definir por la Administración", indicó la Contraloría en el oficio en el que le comunica al Conavi su decisión.

Desde abril, el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) solicitó al ente contralor la modificación contractual para garantizarle recursos a la obra y no paralizar los trabajos.

"Esta adenda es para restituir las cantidades de obra que se habían variado, entre otras cosas, para las soluciones geotécnicas (estabilización de taludes) que se han ido implementando. Aclaro esto porque va a faltar una adenda nueva que va a enfocarse en las soluciones geotécnicas que están en este momento en la etapa de diseño", explicó Carlos Villalta el pasado 21 de abril, durante una reunión con vecinos y autoridades de San Carlos, cuando todavía era ministro de Obras Públicas y Transportes.

De acuerdo con la Contraloría, si se hubieran aprobado los $24 millones extra, el valor total de la obra ascendería a a $213 millones, ya que en los últimos años se le han aprobado al Conavi siete extensiones del contrato original.

Esta carretera comenzó a construirse en octubre de 2005 con la empresa taiwanesa RSEA Engineering Corporation. Sin embargo, los asiáticos abandonaron el proyecto en julio de 2008, cuando el país rompió relaciones diplomáticas con esa nación.

Tras la salida de la firma extranjera, la constructora costarricense Sánchez Carvajal asumió el proyecto.

El contrato original era por $164 millones.

La Nación intentó contactar este mediodía a German Valverde, ministro de Obras Públicas y Transportes, para conocer su criterio y saber si esta decisión del ente contralor frenará la obra; sin embargo, no fue posible localizarlo.

LEA TAMBIÉN: Tramo central de vía a San Carlos costará $23 millones más

Sifón y La Abundancia es el tramo central de la nueva carretera a San Carlos. El camino se complementa con la punta norte de 7 km (La Abundancia-Florencia) y la punta sur de 7,9 km (Naranjo-Sifón). El proyecto, que acortaría en 45 minutos el viaje a la zona norte, se ideó hace 48 años y se ha estancado por razones técnicas, ambientales, de financiamiento y cambio de empresas a cargo.

LEA TAMBIÉN: Gobierno de Solís tampoco concluirá ruta a San Carlos

El gobierno de Luis Guillermo Solís ha dicho, en varias oportunidades, que dejará el tramo central de la nueva vía con un 90% de avance, pero el pronunciamiento de la CGR pone en riesgo esa promesa.

Patricia Romero, presidenta de la Asociación Pro Carretera Norte, manifestó que están preocupados por el pronunciamiento y temen que se paralice la construcción de la vía.

La exdiputada agregó que pedirán una reunión en los próximos días con las autoridades gubernamentales, para que les informen qué decisiones se pueden tomar para que no se frene la obra.

Esta organización ha sido una de las que más ha presionado para sacar adelante la nueva vía. Incluso, en varias oportunidades han amenazado con realizar manifestaciones.

Diego Bosque

Diego Bosque

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.