Infraestructura

Conavi rompe contrato con empresa a cargo de asfaltado de ruta a Monteverde

Atrasos en proyecto e incumplimiento con pagos llevaron a Consejo a tomar decisión; firma podría apelar

Los incumplimientos y las deudas persistentes de la empresa Grupo Orosi, encargada del asfaltado de la carretera a Monteverde, llevaron a la Junta Directiva del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), a tomar la decisión de disolver el contrato.

De acuerdo con el director del Conavi, Mario Rodríguez, la resolución se tomó el jueves pasado debido a que la empresa aún no había resuelto su situación financiera y mantenía obligaciones sin pagar con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Además, añadió el jerarca, el avance mostrado en la obra no era el esperado.

Rodríguez aseguró que se trata de un primer paso y que ahora corresponde iniciar el proceso de resolución del contrato, por lo que se está en la fase de notificar a la firma.

Según dijo, una vez comunicada la medida, el contratista tendrá derecho a “reaccionar” contra la medida para que el Consejo haga una nueva valoración.

“Ahorita lo que tenemos que ver es la reacción que el contratista use para defenderse de nuestra posición o que los argumentos no sean convincentes”, explicó.

Al terminar el proceso administrativo, ellos podrían acudir a la vía judicial, explicó.

Una vez resueltas esas etapas, el Consejo deberá iniciar un nuevo proceso de licitación para contratar otra firma.

El director del Conavi agregó que, mientras tanto, pedirán apoyo al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) para que brinde mantenimiento a la ruta.

Advertencias

A inicios del mes pasado, el Conavi había anunciado que daría plazo a Grupo Orosi hasta el 30 de setiembre para demostrar una serie de avances y garantizar el cumplimiento de sus obligaciones con la Caja y con Tributación.

Sin embargo, la decisión del Consejo llegó incluso días antes, en vista del poco avance en la obra.

Tras una serie de problemas con la calidad de los materiales y atrasos, la empresa se había comprometido a terminar para abril del 2019 el asfaltado de los 17 kilómetros de la carretera entre Guacimal y Santa Elena de Monteverde.

Una de las razones que había valorado el Conavi era el tiempo de más que podía significar el rompimiento del contrato e iniciar un nuevo proceso de contratación.

Los trabajos de asfaltado iniciaron en junio del año pasado y debía estar listos al finalizar este año.

El Conavi había adjudicado la obra a Grupo Orosi por un monto de ¢6.300 millones, cuyo plan incluía el pavimentado de la vía, la construcción de muros de estabilización, colocación de base de carpeta asfáltica, señalización horizontal y vertical y sistemas de protección de seguridad vial.

Además, en el tramo es necesario intervenir 23 puntos con problemas de inestabilidad de taludes, incluida una falla geotécnica que se activó en el kilómetro 13, tras el terremoto de Sámara del 5 de setiembre del 2012.

Los vecinos de Monteverde llevan esperando por la carretera más de una década.

El pasado 24 de agosto, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) también rompió con la constructora Sánchez Carvajal, tras más de 14 años de tropiezos en la construcción de la nueva carretera a San Carlos.

Esa vía se inició en el 2005 y a la fecha y tras más de de $300 millones invertidos, no se ha podido concluir. El MOPT estima que se necesitarán años y otros $300 millones para concluirla.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.