Infraestructura

Carretera entre Chilamate y Vuelta Kooper se inunda un día después de su inauguración

MOPT: 'inundación solo duró 15 minutos'

La carretera entre Bajos de Chilamate en Sarapiquí y Vuelta de Kooper en San Carlos, se inundó este jueves apenas un día después de ser inaugurada por el Gobierno.

Conductores que circulaban por la vía compartieron fotos desde el sector de la Lydia, en Pital de San Carlos, donde se observa gran cantidad de agua sobre la vía, la que se habría desbordado luego de los aguaceros de esta tarde en la zona.

Según el reporte de la Fuerza Pública de Pital la inundación se dio cerca del río Tres Amigos, en una vía paralela y luego afectó la ruta principal.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) informó, mediante un comunicado de prensa, de que personal de la Unidad Ejecutora y la empresa constructora corroboraron la situación.

"...inundaciones causadas por las fuertes lluvias en la carretera Bajos de Chilamate-Vuelta Kopper, duraron sólo 15 minutos, pues los sistemas de drenaje con que cuentala vía evacuaron las aguas y el tránsito retornó a la normalidad", señaló el comunicado.

María del Carmen Gallardo, ingeniera del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), encargada del proyecto aseguró que se trató de un "aporte extraordinario de agua" que se va a investigar.

"Hubo una cantidad (de agua) que nunca se había presentado, pero además en otras ocasiones que ha habido lluvias fuertes, nunca sucedió lo que sucedió este día. Esperamos, en el transcurso de esta tarde y mañana, terminar la investigación en sitio, en las zonas que fueron afectadas a ver si internamente en los predios hubo una causa o si en las alcantarillas pasó algo", explicó en un audio difundido por el MOPT.

La carretera de 27 kilómetros cuenta con dos carriles y cinco intersecciones a desnivel, así como cuatro pasos directos a desnivel, 12 accesos a comunidades y fincas y un nuevo puente. Esta vía acorta en 60 kilómetros las comunidades de Chilamate y Vuelta de Kooper, lo que facilita el transporte de productos de exportación desde la zona norte hasta los puertos limonenses.

Gina Vargas, vecina de Pital y regidora de la Municipalidad de San Carlos, coincidió en que era la primera vez que ocurría una situación como esta. Según ella, el problema se habría dado por el atascamiento de una alcantarilla que está entre la Hacienda La Lydia en ruta a Bajos de Chilamate.

"El problema pasó a los 20 minutos, a simple vista no hay daños", dijo.

"No es normal lo que pasó"

Para el director ejecutivo del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, Olman Vargas, lo ocurrido en este carretera "no es normal".

"Las carreteras se diseñan para un período que puede oscilar entre 10, 20, 30 años. En ese sentido, desde el punto de vista hidrológico, se calculan lluvias de máxima intensidad en esos períodos. En síntesis, no es normal que se inunde una carretera al día siguiente de su inauguración, sería una casualidad demasiado grande que la intensidad máxima de lluvia utilizada en el cálculo hidrológico se dé al día siguiente de inaugurada", añadió.

Vargas expresó que habrá que esperar el comportamiento de la vía en los próximos días, cuando se vuelvan a presentar lluvias de alta intensidad.

"En general, se puede pensar por lo ocurrido hoy, que el análisis hidrológico podría tener deficiencias, que generaron un diseño de manejo de aguas que podría ser insuficiente para el manejo de lluvias de alta intensidad en puntos específicos de la carretera", añadió.

En criterio del ingeniero, la circulación de agua que excede los sistemas de drenaje de la carretera podría causar deterioro tanto en la superficie de ruedo como en el pavimento, si se presentan de manera recurrente.

LEA: Choferes se ahorrarán 60 km con nueva vía entre Chilamate y Vuelta de Kooper

La vía permite disminuir en unos 60 kilómetros el recorrido entre esos dos sectores.

La obra cuya construcción inició desde el 2013, se vio incrementado por los constantes atrasos, hasta alcanzar los $80 millones.

Este miércoles, la encargada del proyecto dijo que aún quedan pendientes obras como rampas, aceras, retornos y barreras amortiguadoras de impacto, cuyo costo ronda los ¢1.700 millones y serán asumidas por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

El lunes pasado un deslizamiento dañó un tramo de la carretera a San Carlos que está en construcción.

TAMBIÉN: Deslizamiento daña tramo de nueva carretera a San Carlos

Colaboró Carlos Hernández, corresponsal en San Carlos.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.