Infraestructura

Aumento de peajes por ampliación de ruta 27 se conocería hasta finales de año

Empresa sigue sin presentar anteproyecto por supuestos atrasos debido a pandemia; inicio de obras en primer tramo previsto para finales de año, podrían quedar para 2022

El monto que deberán aumentar los peajes de la ruta 27 para cubrir el costo de la ampliación de la vía que comunica San José con puerto Caldera, se conocería a finales de este año.

Así lo confirmó el secretario técnico del Consejo Nacional de Concesiones, José Manuel Sáenz quien dijo que actualmente hay un atraso de unos dos meses en el cronograma acordado con la concesionaria Globalvia, que originalmente debía presentar en junio los estudios y diseños a nivel de anteproyecto.

El funcionario dijo que la empresa hizo una entrega parcial de esos estudios, pues enfrentaron atrasos ocasionados por la covid-19, específicamente relacionados con el impedimento para que algunos profesionales extranjeros pudieran ingresar al país.

Además, dijo, en el material que presentaron, encontraron inconsistencias o faltantes de información

“Por una parte está el tema de que algunos asesores son españoles, entonces no pudieron venir a hacer valoraciones a estructuras, eso ha sido un atraso. Todavía estamos esperando que vengan.

“Por otro lado, en lo que sí podían atender encontramos inconsistencias y cosas que requieren aclaración, algunas van a tomar un poco de tiempo, eso va a producir un desfase”, dijo Sáenz.

Sobre los faltantes mencionados, se relacionan con algunas de las soluciones presentadas, las cuales no tienen suficiente soporte o no se completaron como se había acordado.

Ese desfase mencionado, implicará que la adenda al contrato que debe enviarse a la Contraloría General de la República no esté lista en agosto como se había previsto, pues para esto es necesario tener aprobado el nuevo modelo financiero.

En el caso de las tarifas del peaje que deberán incluirse en ese modelo, también deben ser consultadas y avaladas por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

“Cuando fijamos el modelo financiero, se puede ver el efecto que tiene en la tarifa, se va para la Aresep y una vez que esté la aprobación ya va la adenda a la Contraloría”, explicó.

Saénz reconoció que si bien la socialización del proyecto debe ser parte clave en el cronograma, el anuncio de las tarifas será de los últimos detalles en dar a conocer, pues también dependerán del aporte que el Estado pueda hacer para abaratar el proyecto.

Primero dijo, es necesario que las comunidades vayan conociendo el beneficio que obtendrán en cada una de las obras a realizar.

La ampliación de la carrera de 77 km que inicia al costado sur del Gimnasio Nacional, fue propuesta por Globalvía (concesionario a cargo) desde el 2014, apenas cuatro años después de su puesta en operación.

Sin embargo, fue hasta finales del 2018 cuando se presentó una hoja de ruta para desarrollar el proyecto, cuya inversión se estimó en unos $500 millones.

A la fecha se tienen concluidos los estudios técnicos de topografía y el trazado geométrico completo hasta el intercambio de Orotina, y los estudios geotécnicos hasta el intercambio de Atenas.

Además, se completó el estudio de tráfico y las expropiaciones entre Escazú y Ciudad Colón.

La intención de Gobierno es enviar la adenda a la Contraloría durante los primeros meses del 2021, lo que también implicaría un atraso en el inicio de las obras contempladas en el primer tramo, que originalmente estaban planeados para setiembre de ese año, y ahora podrían quedar para finales del otro año e incluso inicios del 2022.

El contrato vigente con la empresa tiene una duración de 25 años y finaliza en el 2033. La intención del gobierno es extender ese acuerdo al menos por 15 años más para cubrir la ampliación de la vía y una serie de obras adicionales.

Ampliación por etapas

Proyecto prevé intervenir lugares con saturación

FUENTE: CONSEJO NACIONAL DE CONCESIONES.    || c.f. / LA NACIÓN.

La propuesta presentada por la concesionaria en enero de este año, establece que el proyecto se dividirá en tres secciones.

El primer tramo a intervenir va desde el Gimnasio Nacional, en La Sabana, hasta la intersección de Siquiares, Alajuela; ahí además se planea construir un paso a desnivel frente al Gimnasio Nacional —donde comienza la carretera―, la ampliación entre el intercambio de Circunvalación y el peaje de Escazú, incluido el puente sobre el río Tiribí, así como un nuevo intercambio en Santa Ana con la ruta 147, entre otras obras.

La segunda etapa contempla dos tramos; uno entre el intercambio de Siquiares y el intercambio de Atenas, y otro entre Orotina y Caldera.

Según la propuesta, en esa vía se ampliará la ruta a dos carriles por sentido y se construirán dos nuevos puentes. Además se ampliará la intersección del intercambio en Caldera.

La última sección es Atenas-Orotina e incluye la construcción de al menos dos viaductos para dar solución a los problemas de taludes.

Además, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) planea incluir en el contrato la construcción y mantenimiento de los puentes mayores, que antes eran aporte estatal.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.